“Que Dios nos perdone”

“Que Dios nos perdone”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Madrid, verano de 2011. Crisis económica, Movimiento 15-M y millón y medio de peregrinos que esperan la llegada del Papa conviven en un Madrid más caluroso, violento y caótico que nunca. En este contexto, los inspectores de policía Alfaro y Velarde deben encontrar al que parece ser un asesino en serie cuanto antes y sin hacer ruido. Esta caza contrarreloj les hará darse cuenta de algo que nunca habían pensado: ninguno de los dos es tan diferente del asesino.

Conviene ver: Rodrigo Sorogoyen sorprendió en su momento con “Stockholm”, una de esas películas que además de sacar partido al Madrid nocturno logró impactar y dar un giro inesperado después de esperarse de que estábamos ante la clásica historia del mismo corte y patrón que las de “Antes del amanecer” con una pareja conociéndose y deambulando por la ciudad. Ahora en su segunda película, “Que Dios nos perdone”, tras las tres nominaciones en las categorías de revelación que consiguió por su debut detrás de las cámaras, es el momento de la confirmación (o no) para todo director y la verdad es que Sorogoyen confirma que va a darnos muchas alegrías en su carrera como realizador. En “Que Dios nos perdone” logra un policiaco castizo, sólido y con una tensión in crescendo que parte de la confrontación de caracteres y técnicas de dos detectives del cuerpo de policía (una bestia parda de rotundidad física que pone la fuerza y el carácter pagando disciplinariamente por ello y un apocado y gris oficial cuya virtud es más la sagacidad y espíritu de observación) cuando en Madrid comienzan a sucederse una serie de hechos que podrían estar hablando de la existencia de un violador y asesino de ancianas. Unos sucesos que van creando una gran consternación en la sociedad (en pleno caluroso verano madrileño de 2011 marcado por la visita del Papa y las manifestaciones del 15-M) y que servirá para poner al límite a este cuerpo de investigación, mientras ahondamos en las descorazonadoras vidas personales de cada uno de ellos y que van desde la familia desestructurada y rota hasta el aislamiento hasta la incapacidad de emprender una relación romántica normal. Una película con ciertos trucos en el guión (basados en un caso real ocurrido en Cantabria) pero que son salvados por el oficio de Sorogoyen en una película que no abandona cierto humor localista y una trama lo interesantemente atractiva (e in crescendo) para mantenernos pegado a la butaca. En el reparto actoral destaca especialmente un Roberto Álamo animal y magnético con un gran trabajo físico junto a un Antonio de la Torre en el personaje de tartamudo traumatizado que resuelve con esa sobriedad (“Caníbal”, “Tarde para la ira”) a la que parece estar abonando su carrera últimamente. A destacar también a José Luis García Pérez, Luis Zahera y un sorprendente Javier Pereira en este “Seven” patrio y callejero que también recuerda a “El secreto de sus ojos” cuya comparación no es exagerada. Entre Alberto Rodríguez y Rodrigo Sorogoyen bien podría estar con todo merecimiento la Concha de Oro de este año y el duelo de cara a los Goya está servido.

Conviene saber: Mejor guión en el Festival de San Sebastián 2016.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario