“Una íntima convicción”

“Una íntima convicción”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Desde que Nora asistió al juicio de Jacques Viguier, acusado del asesinato de su esposa, está convencida de su inocencia. Por temor a un error judicial, convence a un letrado para que lo defienda en un segundo juicio. Juntos lucharán en una feroz batalla contra la injusticia pero, a medida que el círculo se cierra alrededor de Viguier, al que todos acusan, la búsqueda de la verdad de Nora se convierte en obsesión.

Conviene ver: “Una íntima convicción” es un drama inspirado en un suceso real, el de Jacques Viguier, presunto asesino de su esposa en 2010. Su protagonista es Nora una mujer que, tras asistir a un juicio, se convence de la inocencia de un hombre que ha sido acusado de haber asesinado a su esposa y le propone a un abogado para que le defienda en un segundo juicio. Nora se obsesiona con buscar las pruebas que le ayuden a demostrar que se está ante un error judicial mientras que Viguier (el acusado) ve que cada vez tiene menos cosas a favor. “Una íntima convicción” es un thriller judicial que bebe de la esencia del cine de Alfred Hitchcock y “el falso culpable”, adoptando el punto de vista de esa mujer que no existió en la historia real convertida en heroína improbable por un acto de fe generándose en su interior una duda razonable, y que se hace realmente disfrutable al narrarnos de una manera muy ágil todos los pormenores burocráticos de un procedimiento judicial que es farragoso y que poco a poco va consumiendo a sus implicados. Y es que el título hace referencia a esa “íntima convicción” necesaria por el tribunal propio del sistema judicial francés frente a la “duda razonable” de otros países. Al buen resultado del film contribuyen las portentosas interpretaciones de Marina Foïs y Olivier Gourmet como Nora y el abogado defensor, respectivamente, al igual que Laurent Lucas que encarna al acusado de la desaparición y asesinato de su esposa. Solamente se le puede afear un par de trampas que quedan sin resolver pero convence y nos hace reflexionar sobre el verdadero sentido de la justicia y el daño irreparable que se comete cuando se condena a alguien por error desembocando en un alegato antológico que redondea una apuesta imprescindible que no debe de quedar oculta en la cartelera. El cine francés sigue siendo un ejemplo a la hora de exportar sus títulos y, sobre todo, ser siempre muy pertinente, certero, crítico y directo a la hora de tratar temas profundos de nuestra sociedad, y no quedándose sólo en el clásico y juguetón choque cultural o de caracteres. En este caso es el turno del sistema judicial tras ya haber visto muchos otros títulos en lo que han hecho lo propio con estamentos como los relacionados con la familia, la educación, la medicina, la religión o el sector agrícola.

Conviene saber: Es la ópera prima de Antoine Raimbault. 

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario