Cannes 2022: Volodímir Zelenski pide al cine alzar la voz frente a la guerra y remake zombie

Cannes 2022: Volodímir Zelenski pide al cine alzar la voz frente a la guerra y remake zombie

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Cannes vuelve a ser lo que era o al menos lo va a intentar tras su cancelación de 2020 y la edición veraniega de 2021. Su regreso a las fechas de mayo y los relajados protocolos sanitarios confirman que el certamen cinematográfico más importante del mundo ya se ha olvidado de la pandemia como buena parte del mundo (seguramente por una cuestión de salud mental, supervivencia económica o simple despreocupación general) y sin el boato de hace cinco años (la 70ª edición) por lo menos aspira a dar lo que se espera de un Cannes que alcanza su 75ª edición. A ello contribuirá una conjunción de nombres consagrados y nuevas voces con poca presencia de estrellas pero sí buscando impulsar a algunos de los títulos que vayan a marcar la temporada cinematográfica.

Sin poder renunciar a su postureo característico propio de la Costa Azul (al que también contribuye una prensa que restriega su suerte aunque compartan pisos patera y corran riesgo de inanición) los llamados “first word problems” no han tardado de emerger en los primeros latidos del certamen. Especialmente en lo referente al servidor de recogida de entradas que ha llevado a Thierry Frémaux, factótum del certamen, a hablar primero de una alta demanda de peticiones para después confirmar que se estaba ante un hackeo.

Además de sus continuas evasivas sobre el cine dirigido por mujeres a competición (la presencia sigue siendo muy reducida), conformándose con el hecho de que “se está evolucionando” y de que a la hora de seleccionar las películas nunca se hace por cuota, Frémaux ha tenido que lidiar con la polémica de que Deadline haya desvelado que ha decidido no publicar la segunda parte de su entrevista con el Delegado Artístico del Festival de Cannes ante el hecho de que éste haya querido supervisar la entrevista antes de su publicación, considerado un pacto “no escrito” (y conocido oficiosamente entre prensa y gentes del cine) que desde luego al desvelarse ha provocado reacciones airadas especialmente por hacerse público ya que el hecho en sí está a la orden del día.

Eso sí, si hay un protagonista de esta jornada inicial no ha sido otro que el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski que ha conectado por videoconferencia durante el acto inaugural provocando que todos los asistentes al Grand Theatre Lumière se hayan puesto en pie con un tanto que se marca Cannes en solidaridad con el pueblo ucraniano frente a la invasión rusa, país en el que están puestas todas las miradas aunque a veces se confunda solidaridad y compromiso con bienquedismo y alegato de boquilla.

Zelenski ha pedido al cine que no se calle ante el mayor conflicto desde la II Guerra Mundial apuntando que "hace falta un nuevo Chaplin que demuestre que el cine no está mudo. Estoy convencido de que el gran dictador va a perder". Un discurso de 10 minutos en el que, como en todas las intervenciones ante los distintos países en los que ha sido escuchado, tal y como ocurrió en el Congreso de los Diputados en España hace unas semanas, el presidente ucraniano ha tirado de referencias locales (en este caso cinéfilas) a la hora de sensibilizar a su público con el conflicto, en este caso además de “El gran dictador” de Charles Chaplin también ha habido espacio para el olor del napalm de “Apocalypse Now” de Francis Ford Coppola.

Desde luego Frémaux no ha podido quedar más henchido de que Cannes haya sido la plataforma para lanzar este mensaje al mundo gracias a su poder de convocatoria ya que incluso se rumoreó en su día que los Oscar acariciaron esta posibilidad. Hasta ahora los Grammy habían sido el único evento a gran escala en contar con el antes actor y ahora presidente ucraniano y símbolo de la resistencia frente a Rusia. Todo en un certamen que ha cerrado la puerta a la corriente rusa oficialista, tanto en lo referente a artistas, prensa e industria, abrazando eso sí a los disidentes del régimen, tal es el caso del director Kirill Serebrennikov que competirá por tercera vez en el certamen.

Vincent Lindon ha llevado la voz cantante durante la presentación del Jurado durante la gala inaugural a cargo de Virginie Efira, precisamente dos intérpretes que estuvieron muy presentes en el Cannes del año pasado. Lindon como representante de la Palma de Oro, “Titane”, y Efira cada vez más consolidada como una de las estrellas de su país y que el año pasado fue la monja lasciva y visionaria de “Benedetta” atreviéndose incluso a cantar junto al pianista Vincent Delerm el tema Que je t'aime de Johnny Hallyday.

Julianne Moore (que presenta dentro de la Semana de la Crítica "When you finish saving the world" de Jesse Eisenberg) ha sido la encargada de que fueran escuchadas las palabras más deseadas, las de que este Festival de Cannes 2022 se declara inaugurado.

Una inauguración con zombies y con un remake, el que propone “Coupez!” de Michel Hazanavicius, por siempre el director de "The artist" (2011) aunque en su país en verdad sea conocido por sus comedias. Es el caso del de “One cut of the dead” (2017), cinta japonesa con estética de falso documental sobre la grabación de una película de serie B de muertos vivientes que es interrumpida por un auténtico Apocalipsis zombi. Parece que Cannes le ha cogido el gusto a este tipo de películas ya que hace tres años (el Cannes previo a la pandemia) inauguró con “Los muertos no mueren” de Jim Jarmusch.

A pesar de las bajas expectativas, y que muchos ya sabían que era una apertura de perfil bajo, la cinta no ha tenido una corriente favorable por repetitiva y poco novedosa, sobre todo si se ha visto el original a la que copia plano a plano. En todo caso una delirante parodia que deriva en carta de amor al cine y que ha recalado en Cannes después de que, curiosamente, la cinta (seleccionada inicialmente para Sundance) se cayera de su programación cuando el Festival pasó a ser online.

Una cinta en la que lo que más se ha destacado es su mensaje metacinematográfico con sus bromas sobre el futuro del cine y a la amenaza de las plataformas así como las referencias al western y la vis cómica de Roman Duris y Bérénice Bejo responsables del par de carcajadas tímidas en la que han incurrido los más benévolos. En todo caso pertinente la historia de una plataforma que confía en un director pedante para que ruede un largometraje en plano secuencia contando con el actor de moda, una influencer, un intérprete del método y una maquilladora con más talento que todos ellos cjuntos como principales aliados.

Una cinta que va de más a menos, cayendo en interés en su segunda mitad, explotándose los tópicos y estereotipos de cada personaje apoyándose en los colores (rojo y amarillo) de la original y, eso sí, coincidiendo que no es una inauguración a la altura de Cannes pero destacándose la banda sonora de Alexandre Desplat y el buen rato sin pretensiones padeciendo ser un calco de la cinta original.

Forest Whitaker ha recibido la Palma de Oro honorífica y Jean-Pierre Léaud y Françoise Lebrun han dado la nota de nostalgia de autor con la presentación del pase de “La mamá y la puta” (1973) de Jean Eustache dentro de Cannes Classics.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x