Conexión Oscar 2023: 12 posibles sorpresas que se podrían encontrar en las nominaciones de los Oscar 2023

Conexión Oscar 2023: 12 posibles sorpresas que se podrían encontrar en las nominaciones de los Oscar 2023

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En el oscarómetro previo a las nominaciones hemos puesto quizá más cabeza que corazón basando las predicciones en lo que creemos que va a pasar desde un punto de vista objetivo pero en este punto tampoco podemos hacer caso omiso al pálpito y a la intuición del último momento tras muchos años siguiendo la carrera. A continuación 12 posibles sorpresas que mañana podrían aparecer en las nominaciones de los Oscar en la lectura que llevarán a cabo Riz Ahmed y Allison Williams en el que supone el celebrado regreso de las nominaciones en directo y con las clásicas pantallas tras años de power points anodinos y anuncios pregrabados.

“Avatar: El sentido del agua” fuera de mejor película

Es difícil apostar en contra de una película que tiene como aval el ya haber superado los 2.000 millones de dólares de recaudación en todo el mundo siendo desde ya una de las seis cintas que han superado esa cifra en toda la Historia. James Cameron lo ha vuelto a hacer a pesar de que muchos decían que 13 años después no había interés en volver al universo de Pandora.

La cinta ha estado presente en los Globos de Oro y los Critics’Choice, además de en los listados de la Junta Nacional de Críticos (NBR), el American Film Institute (AFI) y el Gremio de Productores (PGA), pero los Bafta han frenado en seco la inercia de la película y la falta de apasionamiento despertado, más allá del derroche técnico innegable, provoca que pueda ser una candidata a quedar fuera de las 10 nominadas más cuando James Cameron ha quedado descabalgado de la mayoría de apuestas de mejor dirección.

“Living” en mejor película

Todos se han centrado en la interpretación de Bill Nighy y en el guión de Kazuo Ishiguro pero esta nueva versión (o remake) del clásico de Akira Kurosawa tiene ese marchamo británico y una sensibilidad clasicista y elegante que puede haber convencido a más de un académico de la vieja escuela. Una cinta sencilla y honesta que lleva la historia a ese Londres apesadumbrado después de la II Guerra Mundial en el que un funcionario gris comienza a apreciar la vida justo cuando toma consciencia de su finitud.

Frente a otras apuestas más deprimentes como “La ballena (The whale)”, y ante la caída (teórica) de “Women talking” o “Babylon”, la vena reparadora que provoca una cinta que se adentra en el legado que uno deja al mundo antes de irse en paz bien podría terminar siendo una de las sorpresas de las nominaciones como ya ocurrió en anteriores ediciones con “Philomena”, “Brooklyn” o “El padre”.

Steven Spielberg (“The Fabelmans”) fuera de mejor dirección

Steven Spielberg llegaba a esta carrera como favorito indiscutible en una categoría en la que parecía que no iba a tener rival para hacerse con su tercer Oscar a la mejor dirección. La verdad es que el tiempo ha hecho que la película fuera cayendo en sus opciones y ya nadie apuesta porque veamos a “The Fabelmans” ganando el Oscar a mejor película. Con este panorama, ¿tiene asegurada Steven Spielberg la nominación? No tanto como se cree teniendo en cuenta lo que ha ocurrido con la cinta en los Bafta que, por otro lado, tampoco son muy representativos al sólo haber dedicado a la cinta la mención en guión original.

Steven Spielberg es un especialista en quedarse fuera de los Oscar incluso cuando parecían grandes noches destinadas a su triunfo, siendo históricas las omisiones de “Tiburón” y “El color púrpura”, por lo que el clasicismo de "The Fabelmans" en unos tiempos actuales, más rupturistas y cínicos, podrían impedir que empatara con Martin Scorsese como el segundo nombre con más nominaciones al Oscar en la categoría (9) sólo por detrás de William Wyler (12).

Ruben Östlund (“El triángulo de la tristeza”) en mejor dirección

“El triángulo de la tristeza” ha tenido que hacer su propia carrera al margen del apartado del Oscar a la mejor película internacional ya que, al estar hablada en inglés, no pudo ser elegida por Suecia para optar a la estatuilla. En su aval la Palma de Oro del Festival de Cannes y una vena transgresora y caustica que conecta con una determinada rama de la crítica. “El triángulo de la tristeza” genera división como la propia filmografía de un director que, a pesar de que tiene buenas ideas, otras veces evidencia estar demasiado encantado de conocerse.

Esta sátira de lucha de clases a bordo de un crucero podría valerle una nominación a la mejor dirección en esa plaza reservada para la cuota internacional que en los últimos tres años han ocupado Bong Joon-ho (“Parásitos”), Thomas Vinterberg (“Otra ronda”) y Ryûsuke Hamaguchi (“Drive my car). Su mayor problema es que en esta recta final de la carrera parece que le han comido el terreno Edward Berger (“Sin novedad en el frente”) y Park Chan-wook (“Decision to leave”) como acreditan sus recientes nominaciones al Bafta.

Felix Kammerer (“Sin novedad en el frente”) en mejor actor

Llamó poderosamente la atención que de las 14 nominaciones conseguidas por “Sin novedad en el frente” en los Bafta precisamente el damnificado fuera Felix Kammerer, joven actor alemán que pone rostro al dolor, el trauma y la deshumanización que provoca una guerra que se aprovecha de la inconsciencia de unos chicos que quieren demostrarse a sí mismos y a los demás que ya son unos hombres y que pueden llevar sobre sus espaldas la defensa del honor de un país.

La cinta de Lewis Milestone, primera adaptación de la obra de Erich Maria Remarque, ya se quedó sin esta candidatura (a pesar de ganar el Oscar a la mejor película) pero la mirada perdida y la solidez con la que Kammerer muestra toda la amalgama de sentimientos de su personaje, viendo como su ilusión y esperanza queda raída ante cada compañero que deja atrás en el camino, le harían merecedor de una quinta plaza que ahora se mantiene en el aire y que, hasta ahora, Paul Mescal (“Aftersun”) y Tom Cruise (“Top Gun: Maverick”) no han terminado de hacer suya.

Viola Davis (“La mujer rey”) fuera de mejor actriz

1 Oscar (“Fences”) y 3 nominaciones (“La duda”, “Criadas y señoras” y “La madre del blues”) avalan la trayectoria de la única actriz negra que ha sido capaz de conseguir 4 nominaciones al Oscar y convertirse en una figura tan emblemática como respetada en la industria actual. Ello puede explicar que haya estado presente en todos los premios de la temporada (más allá de un Gremio de Actores que le muestra continua reverencia) por dar vida a la general de una unidad militar femenina que se rebela frente al imperialismo.

La cinta de Gina Prince-Bythewood ha tenido un recorrido irregular en la carrera, de ser considerada “marca blanca” de “Black Panther: Wakanda forever” a conseguir en los Bafta la nominación a mejor actriz y mejor dirección, y ello podría provocar que Viola Davis fuera ese nombre que todos los años se cae del anuncio de nominaciones en los Oscar a pesar de haber estado en todas las demás citas del año. Es por ello que si bien vemos seguras a Cate Blanchett (“TÁR”), Michelle Yeoh (“Todo a la vez en todas partes”), Danielle Deadwyler (“Till”) y Ana de Armas (“Blonde”) no podemos decir lo mismo de Viola Davis a pesar de su incontestable estatus que certificaría si consigue la nominación.

Olivia Colman (“El imperio de la luz”) en mejor actriz

Hay nombres sobre los que no conviene apostar en contra y Olivia Colman es uno de ellos. La actriz más en forma y prestigiosa del último lustro aspira a su cuarta nominación por “El imperio de la luz”, una de las cintas que parecían destinadas a todo en la nueva temporada y en la que nadie ha reparado ante unas críticas que pronto sepultaron sus opciones. Un canto de amor al cine que estaba destinada a ser una de las cintas que emocionaran más al público siendo en la realidad todo lo contrario.

Tampoco ayuda su ausencia en los Bafta aunque si tenemos en cuenta que Olivia Colman no fue nominada por la Academia británica ni por “El padre” ni por “La hija oscura”, así como por la tercera y cuarta temporada de “The crown” (si echamos un vistazo a las candidaturas televisivas), la ausencia no es válida para calibrarla a nivel de Oscar. En todo caso Olivia Colman es, posiblemente, la actriz más prestigiosa del momento y no hay que olvidarse que este año también tendría alguna posibilidad de entrar.

Margot Robbie (“Babylon”) en mejor actriz

El desmelene de “Babylon” ha pesado en las opciones de Margot Robbie que este año parecía encaminada a poder disputar el Oscar a Cate Blanchett (“TÁR”) y Michelle Yeoh (“Todo a la vez en todas partes”) pero la realidad es que pocos cuentan con ella en el quinteto a pesar de haber sido nominada tanto al Globo de Oro como al Critics’Choice. El hecho de quedar fuera de las candidaturas del Gremio de Actores (SAG) y de los Bafta se ha antojado decisivo para algunos pero no nos tendría que extrañar encontrarnos a la actriz entre las candidatas teniendo en cuenta que ha sido lo más destacado de la excesiva propuesta de Damien Chazelle.

Por generación y posición en el nuevo Hollywood la actriz parece seguir los pasos de otros nombres ya oscarizados como los de Jennifer Lawrence, Emma Stone o Jessica Chastain por lo que parece que el Oscar es cuestión de tiempo. De momento ha sido nominada como actriz protagonista por “Yo, Tonya” en 2018 y como actriz de reparto por “El escándalo (Bombshell)” en 2020 no quedándose muy lejos por “María, reina de Escocia” en 2019, por la que fue candidata tanto al Gremio de Actores (SAG) como al Bafta, menciones que le han faltado en esta ocasión.

Andrea Riseborough (“To Leslie”) en mejor actriz

Andrea Riseborough se ha metido en la carrera a última hora gracias a las redes sociales lo que introduce un precedente a tener en cuenta para las futuras carreras de premios. Justo después de las nominaciones del Gremio de Actores (SAG) se inició una corta e intensa campaña entre miembros de la industria (especialmente intérpretes y críticos) catalogando la interpretación de Andrea Riseborough en “To Leslie” como una de las mejores de la Historia fomentando que se le tuviera en cuenta en la recta final de votaciones para el Oscar. ¿Habrá sido un espejismo o esta campaña orquestada por un publicista que ha hecho muy bien su trabajo (aunque tarde) dará sus frutos?

Andrea Riseborough interpreta a la Leslie del título, una alcohólica sin fortuna ni destino que acaba de ganar la lotería hasta que todo se esfuma como un sueño etílico quedando únicamente una amarga resaca. Desahuciada, acude a su hijo en un intento de recuperar el rumbo de su vida. De momento la actriz ya ha sido nominada por este trabajo a los Independent Spirit Award.

Tom Hanks (“El peor vecino del mundo” o “Elvis”) en las categorías de mejor actor y mejor actor de reparto

6 nominaciones al Oscar se quedan cortas en una carrera icónica como la de un Tom Hanks que en los últimos años no ha sido muy bien tratado por la Academia quedando fuera por trabajos como “Camino a la perdición” (2002), “Capitán Phillips” (2013), “Al encuentro de Mr. Banks” (2013), “Los archivos del Pentágono” (2017) o “Noticias del gran mundo” (2020). Este año, desde la retaguardia, Tom Hanks tiene dos opciones aunque por ninguna de ellas ha conseguido menciones en premios destacados. Aun así no hay que olvidar que está ahí.

Por un lado Tom Hanks podría aprovecharse de la quinta plaza vacilante de mejor actor gracias a su trabajo en “El peor vecino del mundo”, remake de la cinta “Un hombre llamado Ove” en la que un hombre traumatizado y desengañado vive continuamente malcarado con los que tiene a su alrededor. Por otro lado no hay que olvidar su caricaturesco pero también enormemente solvente Coronel Tom Parker de “Elvis”, a la postre coprotagonista de una de las cintas que mejor ha funcionado durante toda esta carrera. Todo parece apuntar que volverá a quedarse fuera pero… ¿no estaremos minusvalorando sus opciones?

Nina Hoss (“TÁR”) en mejor actriz de reparto

Nina Hoss podría ser una de las sorpresas interpretativas de las nominaciones y es que es un nombre que atesora prestigio a nivel internacional y que queda bien en cualquier papeleta de nominación, más cuando tiene que dar la réplica a una torrencial Cate Blanchett en uno de esos trabajos que marcan una carrera.

La actriz fetiche de Christian Petzold, con trabajos como “Barbara” (2012) o “Phoenix” (2014), se ha quedado por su trabajo en "TÁR" en menciones menores de la crítica y en la candidatura de los Independent Spirit Awards pero es una de nuestras opciones más firmes para dar la sorpresa.

John Williams (“The Fabelmans”) fuera de mejor música

El que podría haber sido el sexto Oscar de John Williams y el tributo final a una leyenda se ha quedado en una nominación de compromiso. Una partitura elegante y notable pero también discreta que ha quedado totalmente eclipsada por la labor de Justin Hurwitz (“Babylon”), Alexandre Desplat (“Pinocho”) o Hildur Guðnadóttir (“Women talking”).

Es por ello que, dependiendo como le vaya a la película de Spielberg, no nos tendría que extrañar que quedara fuera aunque pocas omisiones se pueden mencionar en la carrera de un compositor que atesora 52 nominaciones pero sólo 5 Oscar (el último hace 30 años por “La lista de Schindler”) y cuya última colaboración con el director bendecida con la nominación fue “Lincoln” en 2013.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x