"El prodigio"

"El prodigio"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Región irlandesa de las Midlands, 1862. Una niña deja de comer pero permanece milagrosamente viva y en buen estado. La enfermera inglesa Lib Wright es llevada a un pequeño pueblo para observar a Anna O'Donnell, de once años. Abundantes turistas y peregrinos se reúnen para contemplar a la niña que, según se dice, ha sobrevivido sin comer durante meses. ¿Acaso alberga el pueblo a una santa que "sobrevive con el maná del cielo" o existen motivos más siniestros?

Conviene ver: "El prodigio" es una película atmosférica y medida visual y técnicamente con la que Sebastián Lelio habla de la fe y la necesidad de creer pero también de lo importante que es el escepticismo, el preguntarse las cosas y el no sumarse a la rueda de la tendencia imperante por mucho que sea la mayoritaria. En un mundo en el que no seguir la dictadura de lo políticamente correcto puedes quedarte fuera de juego es realmente pertinente la historia de esta enfermera que llega a un pequeño pueblo irlandés conmocionado por una pequeña que empieza a ser objeto de adoración y exhibición, tan adorada como enclaustrada, cuando se propaga que lleva meses sin comer y que, en cambio, sigue con buena salud porque el pueblo cree que en realidad está albergando a una santa que se nutre de la mediación divina. La religión como losa social que condena y asfixia, especialmente en lugares pequeños en los que uno no puede permitirse quedar al margen, en una cinta que fascina en lo visual (excelente fotografía de Ari Wegner) pero que se queda corta en lo narrativo, con una premisa estirada, a pesar de la fuerza que imprime el trabajo de Florence Pugh que realmente es lo mejor de un conjunto melancólico, desesperanzado y melancólico en el que la verdad es la única luz que puede abrirse entre la oscuridad de los fanatismos y las supercherías avivadas por el rodillo mediático de los medios de comunicación aquí representado en un periodista que sabe cuál es el mensaje que tiene que dar para llegar más al gran público en una profesión que ya sufre el hecho tan contemporáneo de que la verdad no importe sino los “clicks” que genera. El lugar al que llega una joven enfermera que, con su mochila personal a cuestas, se queda atónita ante tanta ceguedad como cortina de humo frente a la miseria de la vida campesina en un ambiente de barro, niebla y viento que potencia el lado angustioso que lleva a la fe a querer anteponerse a la razón. Un cuento gótico que parte de la novela de Emma Donague y que, a su vez, del fenómeno que se dio a mediados del siglo XIX en el que jóvenes eran mantenidas por las prerrogativas de las fuerzas vivas (especialmente de la iglesia) haciendo creer que realmente eran alimentadas por Dios. “El prodigio” se mueve en la sutilidad y en la belleza de sus imágenes para aportar reflexión superando los academicismos de una película de época ante el tono nada complaciente, la atmósfera conseguida por Sebastián Lelio y la determinación y fuerza de una protagonista que no está dispuesta a comulgar con ruedas de molino por mucho que le empujen a ello.

Conviene saber: A competición en el Festival de San Sebastián 2022, presente en el Festival de Toronto 2022, el Festival de Telluride 2022 y con 12 nominaciones en los premios BIFA del cine independiente británico.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x