"El silencio"

"El silencio"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Muchos parecen convencidos de que algún día Internet se caerá. No el que se cae constantemente, el que justifica la falta de atención de nuestro banco, o de la Administración Pública de turno o de nuestro hospital de referencia, sino todo el sistema que comunica al planeta. Aunque es poco probable que ocurra, sí hay empresas y agencias de seguridad que han establecido un sistema analógico paralelo. La causa favorita es una descarga masiva expulsada por el Sol. No es necesario imaginar semejante pandemonio para que el escritor americano Don DeLillo nos haya regalado algo más de cien páginas muy sugestivas con el título de "El silencio".

Título: "El silencio"

Autor: Don DeLillo

Editorial: Seix Barral

Su historia parte de una situación con la que es fácil identificarse. Una pareja madura de clase media vuela de regreso a Nueva York, tras pasar unos días de vacaciones en París. Ella se llama Tessa, de piel oscura, orígenes caribeñoeuropeoasiáticos, poeta cuya obra aparece a menudo en publicaciones literarias. También pasa tiempo, en internet, como editora de un grupo consultor que contesta preguntas de sus suscriptores sobre cuestiones que van de la pérdida auditiva al equilibrio corporal o la demencia. Aprovecha las largas horas del vuelo para apuntar en su cuaderno de recuerdos, porque el sentido mismo de unas vacaciones es vivirlas con intensidad. Retener en la mente los puntos álgidos, los momentos y las horas más nítidos. Los paseos largos, las comidas magníficas, las vinotecas, la vida nocturna. Jardín du Luxembourg, Íle de la Cité, Notre-Dame, lisiada pero viva. Centre Pompidou. Todavía tiene la entrada.

Entonces algo le ocurre al avión. Algo que le obliga a realizar un aterrizaje en Nueva York sin la ayuda de los instrumentos de navegación convencionales, que no son las manos del piloto desde hace mucho. Se resuelve con algunas pequeñas heridas y mucho de histeria que hemos de deducir porque el autor nos conduce directamente a las consideraciones de sus personajes en la extraña situación en que han fallado las comunicaciones, todas las pantallas se han apagado, desde las de los teléfonos móviles a las de los televisores. El silencio digital.

DeLillo no escribe desde un punto de vista convencional, sino que se concentra en el desconcierto de sus protagonistas más que en la descripción de los hechos, que carecen de importancia porque son sencillos de suponer. El resultado es un relato de algo más de cien páginas íntimas, de literatura original, de acuerdo con la etiqueta de postmoderno que representa a DeLillo desde que alcanzó el éxito, proponiendo inquietudes muy comprensibles, combinándolas con detalles cotidianos que parecerían absurdos o innecesarios, pero que DeLillo usa para dar a sus escritos un ritmo propio.

Hijo de una familia de inmigrantes italianos, DeLillo nació en el barrio neoyorquino del Bronx. En su casa vivían once personas y recuerda que se pasaba "todo el tiempo en la calle". De ahí surge su capacidad para la observación de detalles intrascendentes para la mayoría. El reconocimiento como escritor le llegó con la novela "Ruido de fondo", en 1985, y dos años después publicó "Submundo", considerada su mejor obra.

El desastre del 11-S y la codicia incesante del capitalismo también le ha inspirado y "Cosmópolis" de 2003, es el mejor ejemplo, que DavidCronenberg adaptó al cine en 2012, con poco éxito popular pero valorada por los que aprecian las sensaciones que inspira DeLillo.

Literatura íntima, introspectiva, escasa en los mostradores de superventas, salvo en las librerías de Nueva York y San Francisco, que puede ser muy inspiradora y que se ha sabido mantener a lo largo de los años.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario