In Memoriam: Gina Lollobrigida, belleza emblemática

In Memoriam: Gina Lollobrigida, belleza emblemática

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Gina Lollobrigida fue una de las estrellas del cine italiano del siglo XX y, sin duda, una de sus figuras más paradigmáticas explotando la belleza mediterránea al máximo junto a otras coetáneas como Sophia Loren, Claudia Cardinale o Silvana Mangano. 95 años tenía una figura que desde hace tiempo vivía en las rentas del icono que representó, entre cardados, abrigos de pieles y jóvenes amantes.

Nacida en 1927 en Subiaco, un municipio de la provincia de Roma, procedente de una familia modesta de refugiados, se trasladó a la capital con 20 años para estudiar con una beca en Bella Artes quedando cuarta en la edición de Miss Italia de 1947 (en la cual fue coronada Lucía Bosé) pero en la década de los 50, coincidiendo con el optimismo de una nueva época que dejaba atrás conflictos bélicos, en pleno aperturismo del país, representó como nadie la figura de “la maggiorata”, marcando sensualidad y personalidad a través de una figura llena de curvas, voluptuosidad y erotismo.

"Fanfan, el invencible" (1952), "La burla del diablo" (1953) y “Pan, amor y fantasía” (1953) fueron las películas por las que todo el mundo se fijó en ella, aunque ya venía de un buen número de papeles entre anecdóticos y secundarios (algunos de ellos incluso adaptaciones operísticas) que no sólo mostraban a una belleza que rompía la pantalla sino todo un talento a la hora de aunar tierra, carácter y dramatismo. Después vendría “La romana” (1954) y “Pan, amor y celos” (1954) repitiendo en esta última el papel de La Bersagliera aunque “Pan, amor y…” (1955), el cierre de la trilogía, correría a cargo de Sophia Loren.

Después llegarían sus papeles más icónicos a nivel internacional estando en "La mujer más guapa del mundo” (1955), siendo una cantante de music hall que embobaba a Vittorio Gassman interpretando arias de la ópera “Tosca”, la acróbata de “Trapecio” (1956) junto a Burt Lancaster y Tony Curtis, o como la zíngara Esmeralda de “Notre-Dame de París” (1956) con Anthony Quinn como jorobado.

Su 1,56 m de estatura potenciaba más una figura característica y carnal, bien fuera entre lentejuelas o trajes apretados, en “Ana de Brooklyn” (1958) o rodando en España “Salomón y la reina de Saba” (1959) en cuyo rodaje en Madrid murió el actor Tyrone Power siendo después sustituido por Yul Brynner.

Ese mismo año se fue a las selvas de Birmania con Frank Sinatra y Steve McQueen en “Cuando hierve la sangre” (1959) y estuvo en "La ley" (1959) junto a Yves Montand y Marcello Mastroianni. También brillaría en la comedia como demostró en “Cuando llegue septiembre” (1961) junto a Rock Hudson repitiendo ambos actores en “Habitación para dos” (1965).

Sinónimo de su popularidad en la época fue el entregar el Oscar a la mejor película a “El apartamento” en 1961 y fue Paulina Bonaparte en “Venus imperial” (1962), rodó "Pensión italiana" (1963) con Jean-Paul Belmondo, “La mujer de paja” (1964) con Sean Connery, formó parte del “Hotel Paradiso” (1966) con Alec Guinness y junto a los tres soldados interpretados por Peter Lawford, Phil Silvers y Telly Savalas protagonizó “Buona será, señora Campbell” (1968), cuyo argumento se considera una de las inspiraciones del musical “Mamma Mia!”.

En la década de los 70 comenzaba un declive lento pero constante. Los años pasaban, así como los gustos del público que prefería más historias contemporáneas que exotismo pasional. Volvió a España para rodar el spaghetti western “El hombre de Río Malo” (1971) de Eugenio Martín y “No encontré rosas para mi madre” (1973) de Francisco Rovira-Beleta junto a otro gran símbolo europeo como la francesa Danielle Darrieux.

Entre medias rodó "El salto del tigre" (1972) de Jerzy Skolimowski. En esos años exploró otras artes como la fotografía o la escultura llegando incluso a entrevistar a Fidel Castro como afamada fotoperiodista de niños, animales, famosos y figuras políticas.

En 1984 volvía con oropel a las pantallas formando parte de cinco capítulos de la cuarta temporada de “Falcon Crest” teniendo en cuenta que, muestra del sino de su carrera, fue la segunda opción ya que sustituyó a la inicialmente prevista Sophia Loren. A pesar de toda la promoción y de un vestuario ambicioso para su personaje, en una resurrección que demostró que estaba en plena forma, éste desapareció abruptamente siendo sustituida por una extra en su escena final. Su papel de Francesca Gioberti le valió una nominación al Globo de Oro. En 1986 regresaría en dos capítulos de otra serie mítica de la época, "Vacaciones en el mar".

En 1996 ganó un premio David di Donatello especial en reconocimiento a su carrera. Diez años después ganó otro, en conmemoración al primero que había obtenido cincuenta años antes, en la primera edición de los premios, y llegó otro honorífico más en 2016. Las tres películas por las que se hizo con el galardón del premio de cine más importante en Italia fueron "La mujer más guapa del mundo" en 1956, "La Venus imperial" en 1963 y "Buona sera, señora Campbell" en 1969.

En los últimos años se supo de Lollobrigida no por sus películas pero sí por otras actividades como tener un sonado romance con un empresario español (que derivó en lío judicial por una presunta estafa) y por sus incursiones en política. En 1999 presentándose para formar parte de alguno de los 87 asientos asignados a Italia en el Parlamento Europeo (se quedó con las ganas) y el año pasado anunciando presentarse a las elecciones italianas por un partido antisistema​ y euroescéptico declarándose seguidora de Gandhi. Casada con el médico Milko Škofič entre 1949 y 1971 de esta relación nació el único hijo de la actriz, Andrea.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x