Ennio Morricone en disco homenaje

Ennio Morricone en disco homenaje

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Acaba de publicarse un disco homenaje a Morricone. Aquí tienes este mp3 que lo pincha y lo comenta….
BS Morricone.mp3

La edición del sonido no va a ser mala a estas alturas, pero la carátula es horrorosa y no se han gastado medio euro en hacer un librito contando esos detalles que gustan a los aficionados y que ayudan a que se venda un disco en vez de impulsar a bajarlo de Internet. ¡Así va la cosa!

En plan homenajes es su año y aquí tienes este video homenaje con algunas de las mejores melodías de Morricone con el que la Academia de Hollywood ilustró la entrega del Oscar honorífico al gran compositor italiano.

Vídeo

Cuando Morricone entra hoy en una pizzería romana todos giran la cabeza, los progresistas le saludan y expresan su admiración, los conservadores cuchichean y algunos ponen mala cara, pero todos consideran que es el rey de la banda sonora. Al fin y al cabo Morricone es “uno de los suyos” y eso cuenta en Italia.
Ennio nació el 10 de noviembre de 1928 en la Vía S. Francesco a Ripa, en el Trastevere, el barrio más castizo de roma, el barrio de los chulos, las putas romanas, los poetas y los artistas.
Morricone padre estaba también en el negocio del espectáculo, como trompetista en clubs nocturnos y music-halls. Enseñó a Ennio a tocar varios instrumentos, sobre todo la trompeta. Ennio recuerda: “Empecé a componer cuando tenía seis años. Mi padre me había enseñado la clave de sol. Estábamos de vacaciones y escribí algunos estúpidos fragmentos de música. Eran temas de caza, cosas que había oído en la radio. Los rompí. Me sentí inspirado por “Der Freischutz” de Weber y escribí la obertura que acababa de oír. Quizás esos temas de caza me ayudaron a escribir para westerns… Los grandes espacios abiertos, supongo que pudo ser eso. Porque esos temas tienen alguna relación con la música que escribí para los westerns de Sergio Leone”.
Aquellos westerns fueron el comienzo del éxito para muchos, aunque estuvieron a punto de no serlo para Ennio, que enseguida buscó el apodo de Dan Savio para firmar en la pantalla y venderse mejor, considerando que la mayoría de los espectadores no se enteraban de mucho y rechazarían películas del oeste con nombres italianos.

El momento álgido fue “Por un puñado de dólares”, el único western que le hizo perder dinero a Sergio Leone y que le decidió a producir sus propias películas para que no le “robaran”, porque le compensaron el gran éxito con los derechos mexicanos! el único lugar donde el film nunca tuvo mucho éxito porque todos los mexicanos que salían en él eran tipos malos!
La imagen y el sonido eran lo que la hacía realmente distinta. Como ha contado Clint Eastwood: “Creo que los films de Sergio cambiaron el estilo, el enfoque de los westerns. Los operizaron, si es que existe esa palabra. Hicieron de la violencia y los disparos un aspecto un poco más grande que la vida, y tenían una gran música y nuevos tipos de bandas sonoras. Un film ha de tener un sonido propio y los italianos -que no registran el sonido mientras ruedan- son muy conscientes de ello en el departamento de posproducción. Leone utiliza una banda sonora muy operística, un montón de trompetas y luego, de pronto: “¡Ka-bum!”, lo corta todo y deja que los caballos resoplen y todo ese tipo de cosas. Es muy efectivo”.
Por presión de los productores, Sergio Leone enseñó a Morricone un montaje provisional. Leone quería a otro porque la música de Ennio para un western anterior le había parecido muy poco original. Leone se fue a casa de Ennio y recuerda: “Acababa de entrar en la casa cuando me anunció que habíamos ido a la escuela juntos. Pensé que estaba bromeando, que era una especie de chiste. En absoluto. Me mostró una fotografía de la clase de la terza elementare, y tuve que admitir que ambos estábamos en ella. Fue un buen toque, ¡pero no lo suficiente para persuadirme que lo empleara! En cambio lo que siguió si le convenció porque, Para sorpresa de Leone, Ennio estuvo de acuerdo con la mala impresión del director. “Tienes toda la razón -dijo Morricone- Pero ellos me encargaron que escribiera una versión aguada de Dimitri Tiomkin. Así que eso es lo que les di. Un compositor tiene que ganarse la vida”. Leone lo comprendió mejor que ningún otro argumento y le dio la oportunidad. Morricone no necesitó más.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario