Bette Davis, lo hizo a la manera difícil

Bette Davis, lo hizo a la manera difícil

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 3,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El 6 de Octubre de 1989 fallecía en París Ruth Elizabeth Davis, más conocida como Bette Davis. Una de las más grandes actrices de Hollywood (la segunda mejor según el American Film Institute), ganadora de 2 Oscar por “Peligrosa” y “Jezabel” y la primera persona en alcanzar las 10 nominaciones por sus actuaciones. Además también fue la primera mujer en presidir la Academia. Con más de 100 películas y actuaciones teatrales o cinematográficas en su haber, pasó por varios altibajos en su carrera. Su etapa más fructífera llegó entre mediados de los años 30 y mediados de la década siguiente. El comienzo del declive llegó con la tragedia personal, al fallecer repentinamente su segundo marido en 1943. Cuando su carrera parecía en claro declive protagonizó la inolvidable “Eva al desnudo” aunque pocas películas después volvió a decaer su popularidad, que no recuperó hasta su interpretación en “¿Qué fue de Baby Jane?”.

Siguió trabajando en cine y televisión, incluso después de superar un cáncer en 1983. En 1989 se desmayó durante la entrega de unos premios, descubriendo que el cáncer había reaparecido. Se recuperó lo suficiente para viajar a España y recibir el premio Donostia, pero pronto volvió a recaer y, demasiado débil para volver a Estados Unidos, viajó a París donde falleció. Está enterrada en Los Ángeles y su epitafio dice “Lo hizo a la manera difícil”, sugerencia de Joseph L. Mankiewicz tras interpretar a Margo Channing según cuenta en sus memorias.

El caso es que me enteré hace muy poco de que se iba a cumplir este aniversario y no pude celebrarlo como a mí me gusta, pasándome el mes anterior al mismo viendo todas las películas que encuentre de la actriz en cuestión y aprovechando para leer todo lo que pueda sobre ella. En su defecto tuve que conformarme con un maratón de tres películas: “Eva al desnudo”, de la que ya te hablé cuando elegí las cinco secuencias de Anne Baxter, “¿Qué fue de Baby Jane?”, una de esas películas que hay que ver antes de morir y “La loba”. Esta fue la tercera película que rodó bajo la dirección de William Wyler, tras su oscarizado papel en “Jezabel” y su nominada interpretación en “La carta”. Basada en una obra teatral de gran éxito, Davis hace de Regina Giddens, personaje interpretado en Broadway por Tallulah Bankhead que le diera un tono muy diferente al de la película, buscando que el público empatizara con ella al hacerle comprender como sus machistas y corruptos hermanos la habían llevado a comportarse de tal modo. Pero la actriz la dotó de un tono mucho más siniestro y codicioso, como ejemplifica la inolvidable secuencia en la que deja morir a su marido al no darle su medicina cuando sufre un ataque al corazón.

BetteDavis25añosDonostiaEl rodaje de la película fue bastante complicado. Las peleas con el director empezaron incluso antes de empezar a rodar pues Wyler insistió en que la actriz fuese a ver la obra, algo que no deseaba Bette para no verse influenciada. Las discusiones se reanudaron al comenzar el rodaje al no estar de acuerdo el director con el maquillaje elegido por la actriz que quería envejecerse para parecer los ocho años de más que tenía el personaje, pero que le daba un aspecto extremadamente pálido. Tras varias semanas de rodaje, y con los nervios a flor de piel, la actriz sufrió un accidente a causa de un error con un sedante que le administraron y terminó en el hospital. Tras este incidente volvió todavía más desequilibrada hasta que un día se escapó del set y su médico les informó que necesitaba unas semanas de reposo tras una crisis nerviosa. En el Estudio llegaron a estudiar el cambiar de actriz, pero el productor, Samuel Goldwyn, pensó en lo difícil que sería de sustituir. Por suerte pudieron ajustar el rodaje para, durante el medio mes de ausencia de la actriz, rodar tomas en las que ella no apareciera y no retrasar la filmación. Y tras su vuelta, y muchas más discusiones sobre la forma de actuar, Goldwyn se puso del lado de la actriz recordando lo bien que le había ido interpretando a personajes similares.

La película pudo terminar de rodarse y funcionó no sólo por su interesante guion que tan bien describe la codicia y sus consecuencias y sus geniales interpretaciones sino también por su fotografía. Gregg Toland era el encargado de la misma y supo dotarla de gran profundidad en el enfoque para poder incluir a todos los personajes en el mismo plano. Esto, eso sí, obligaba a los actores a interpretar durante tomas mucho más largas, aumentando su cansancio. Hay que volver a mencionar el momento del marido moribundo intentando subir las escaleras, como podemos ver al fondo mientras en primer plano vemos a Regina. Una acertada puesta en escena en el momento más recordado de la película.

Vídeo

Ver en Versión Original

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario