BSO de “Un profeta”

BSO de “Un profeta”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 3,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo: 

Siempre que hemos hablado de cine me has oído decir que una de mis películas favoritas es la francesa “Le trou” (“La escapada”), cuya acción transcurre en una celda y en la que podemos analizar el comportamiento de los diferentes personajes que en ella se encuentran. Por tanto, en general me gustan las películas francesas del género policiaco o carcelario, que siempre se realizan sin ningún tipo de complejo, como por ejemplo en los dos films dedicados a “Mesrine”, que estrenaron hace un par de años. El director de “Un profeta” ha sido Jacques Audiard, quien se considera un artesano del cine, pues realiza una película cada cuatro o cinco años. En sus inicios trabajó como guionista, hasta que en 1994 dirigió su primera película. Cuando se le pregunta el porqué del título de este film, su respuesta es que le gustaba el fatalismo y la dimensión moral que desprende la canción de Dylan titulada You gotta serve somebody, cuyo mensaje es que siempre se está al servicio de alguien, pero que no encontró una equivalencia en francés y como la historia que nos cuenta, con cierto toque onírico, es la de alguien que, gracias a las circunstancias, alcanza una posición a la que jamás habría llegado en condiciones normales. Esta es la paradoja. Para protagonizarlo ha mezclado actores poco conocidos como Tahar Rahim o Adel Bencherif, como otros de mayor experiencia como Niels Arestrut.

De los temas originales de la banda sonora se ha encargado Alexander Desplat compositor que confiesa que había decidido trabajar en este campo para unir sus dos pasiones, el cine y la música. Es un viejo conocido por sus composiciones para “El curioso caso de Benjamin Button”, “Julie y Julia” o “Deseo, peligro”, entre otras. A medida que las imágenes aparecen en la pantalla, van acompañadas por una melodía interpretada por una orquesta. Sonido grandilocuente que trata de transmitirnos la soledad y la  inquietud que sobre el destino que le espera tiene el protagonista. Sigue la orquesta subrayando las escenas de preocupación a la llegada a su destino. Las armonías repetitivas de los violines remarcan el peligro del lugar en el que se encuentra. Más tarde, un tema orquestal lineal apoya la rutina diaria que el protagonista desarrolla. Las notas de un piano remarcan los sueños, las visiones oníricas y el arrepentimiento del protagonista por el hecho cometido. Una melodía de corte pop con acompañamiento de guitarra destaca la transformación del protagonista. Su incorporación al grupo.

Siguiendo su evolución y el cambio de celda, se escucha un rap cuyo fondo musical es un blues. Así mismo, se utiliza una breve introducción de un blues del Delta, cuyo título es un grito de libertad: Llévame a casa contigo, cariño. Subrayemos que dentro de este género, las letras de algunos de ellos están dedicadas al ansia de los presos negros encarcelados de abandonar la prisión. Ser libres. Entre estos blues, quizás el más conocido sea Midnight special, cuya letra hace referencia a un tren de medianoche que pasaba cerca de la cárcel y en el que los presos soñaban montarse. Un tema aflamencado sirve para la presentación de un nuevo amigo, si se puede llamar así, ya que este es conocido como El Gitano. El sonido alegre de los violines a los que más tarde se incorporan metales y maderas remarcan la felicidad de la libertad, parcialmente recuperada, sus entradas y salidas. Posteriormente, el sonido se vuelve más triste para destacar el temor a lo desconocido.

BSOUnprofeta02Repentinamente, mientras está en su celda, una voz,  que nos recuerda a Dylan, interpreta una melodía pop, cuya letra hace referencia a la soledad del lugar y cómo pasa el tiempo sin que nadie llegue. La orquesta con el piano de protagonista acompañado por los violines subrayan tanto su preocupación como para remarcar la acción. Siempre la orquesta con sus mismos protagonistas se utiliza también para remarcar los sueños que rellenan su soledad. Las melodías cambian de tono durante el viaje en avión para destacar su alegría, su momentánea libertad, la llegada a su destino. Mientras cumple la misión encomendada, la orquesta y coros interpretan un tema clásico con matices religiosos, dejando posteriormente a los violines soportar las escenas en el mar, símbolo de libertad, antes del retorno. La tensión de la acción está apoyada por un tema interpretado por la orquesta, cuyas armonías se repiten como si nos transmitiesen el latir de los corazones de los protagonistas. Las notas de una guitarra vuelven a destacar la rutina diaria de la vida en la cárcel. De nuevo un tema interpretado por el piano sirve de apoyo a las dudas del protagonista, para incorporar a la orquesta durante la conversación sobre el futuro, así como para recordar tiempos mejores. Termina el film con un tema clásico como es Mack the knife, que nos indica la vuelta a casa de alguien importante de este submundo. 

Aunque puede que en algunos momentos las melodías nos recuerden otras composiciones anteriores de este músico, creo que la banda sonora acompaña dignamente las imágenes del film. No obstante, bajo mi punto de vista sobresalen sobre todo los temas incorporados de otros cantantes como NAS, Turner Cody, Jessie Mae Hemphill o Jimmy Dale Gilmore.   

BSOCDOigamos algunos fragmentos de la banda sonora.

* Escuchemos la composición de Desplat titulada Un prophete.

* Canción titulada Gunfight

* Tema Vie et mort

* Turner Cody y su interpretación de Corner in my room

* Jimmie Dale Gilmore cantando Mack the knife

* Una versión de Bridging the gap por NAS

Tony Dawn Sr.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

ananula - 08.06.2012 a las 05:23

He entrado en un bucle con la película, me gustó muchísimo en su día (la ví dos veces en el cine), y ahora que he estrenado el DVD que compré hace un tiempo, y la he podido ver en versión original subtitulada me ha gustado aún más. Uno de los aspectos mejor usados, en mi opinión, es precisamente la música. Excelente el análisis de esta entrada. Coincido en que lo mejor es el uso de temas de diferentes bandas para escenificar el momento en el que se encuentra Malick. Como la excelente Corner in my Room de Turner Cody, hacia mitad de la película, o el final con el Mack the knife de Jimmie Dale Gilmore, que es el colofón perfecto de esta absorbente película.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario