Cine en serie: “Forbrydelsen” y “The killing”, crímenes daneses contra americanos

Cine en serie: “Forbrydelsen” y “The killing”, crímenes daneses contra americanos

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (11 votos, media: 3,64 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

En el año 2007 la cadena danesa DR estrenó “Forbrydelsen” (el crimen en danés), la serie tuvo éxito en su país lo que le llevó a la BBC a adquirirla para ponerla por su cuarto canal. Contra todo pronóstico, la emisión de esta serie, que se pasó en el país británico en versión original danesa subtitulada al inglés, fue un éxito, algo que llevaría a la cadena americana AMC (los mismos de “Mad Men” o “Breaking bad”) a realizar un remake para el público americano que se estrenó el año pasado y del que en breve llegará su segunda temporada (“Forbrydelsen” estrena este año su tercera temporada, la segunda se ha estrenado esta semana en AXN). Hará unos meses pude ver el remake de la AMC, y eso me hizo ir a la fuente original, fruto del visionado de las dos surge este texto donde trato de analizar los paralelismos y diferencias entre ambas versiones.

La historia, el tono y la estructura de la serie y la investigación del asesinato

El argumentos de ambas es prácticamente el mismo pero cambiando los nombres y la localización (de Copenhague a Seattle): una joven (Nanna Larsen/Rosie Larsen) desaparece siendo encontrada más tarde muerta dentro del maletero de un coche en el fondo de un lago, una detective (Sarah Lund/Sarah Linden) que se encuentra en su último día de trabajo antes de mudarse de la ciudad y casarse (una se va a Estocolmo la otra a San Francisco), se hace cargo momentáneamente del caso, pero luego no se ve capaz de dejar el caso pese a la ansias del que sería su sustituto (Jan Meyer/Stephen Holder) para que lo haga. Además, ambas series mostrarán las consecuencias que tendrá el asesinato en el ámbito familiar de la joven y en la campaña política del principal candidato a la alcaldía de la ciudad (Troels Hartman/Darren Richmond), que parece tener algo que ver con la joven.

La estructura que siguen ambas series es la misma siendo cada capítulo un día de investigación. Las dos están llenas de posibles culpables, falsas pistas y trampas de guión, y la atmósfera en ambas es gris y opresiva, aunque quizás está más conseguida en la versión americana.

El caso en las dos series sigue unas mismas directrices, siendo su episodio piloto prácticamente igual, aunque las circunstancias del asesinato varían un poco de una a otra. A partir de este primer capítulo, ambas van tomando diferentes cauces pero la investigación apenas varía de una a otra, únicamente varía la forma, el orden y el cómo se consiguen pistas y se generan sospechas sobre una persona, pero no el fondo.

La principal novedad en cuanto a la trama que aporta la versión americana frente a la danesa es el capítulo 11 en el que Linden deja de lado la investigación para buscar a su hijo junto con Holder, trama que no se encontraba en la serie original y que sirve para profundizar más en la relación de la pareja de detectives.

Personajes y sus tramas

Lund y Linden tienen parecidos pero con ligeras diferencias, ambas son serias y parcas en palabras, madre solteras, y se van a obsesionar por el caso dejando todo lo demás de lado, sin embargo la primera tiene un prometido más comprensivo (que incluso le ayuda en el caso) y una vida familiar aparentemente más feliz, mientras que Linden ha tenido una vida más complicada habiendo pasado gran parte de su infancia en hogares de acogida. Tanto Sofie Grabol como Mireille Enos (esta última me recuerda a Frances McDormand en “Fargo”) están muy bien en su papeles pero si me dan a elegir me quedo con la danesa.

Entre Meyer y Holder (Søren Malling/Joel Kinnaman), si encontramos más diferencias, ambos son impulsivos y tienen un carácter fuerte, pero el primero es un personaje más plano al que se le termina por coger cariño aunque cuesta, mientras que el segundo es mucho más carismático, se ha desarrollado mucho más su personalidad y su relación con su compañera, y también podemos atisbar en él una personalidad más oscura.

La trama familiar es más o menos similar en ambas, los personajes son bastante parecidos, pero en “The killing” son algo más oscuros, destacan tanto en una como otra las interpretaciones de los padres de la fallecida (Bjarne Henriksen y Ann Eleonora Jørgensen/Brent Sexton y Michelle Forbes) que transmiten perfectamente el dolor de la pérdida de ésta.

Por último, la trama política está mucho mejor llevada y tiene mejor ritmo en la versión danesa. Probablemente se debe a que el sistema político del país nórdico y sus alianzas políticas da mucho más juego que el bipartidismo americano, lo que ha provocado que en la versión americana se hayan creado nuevos personajes para suplir a algunos de la original, o que algún personaje principal haya tomado algunos de los roles de estos personajes suprimidos. Y en cuanto a los dos candidatos, el soso y tristón Darren Richmond (Billy Campbell) se queda bastante lejos de su carismático homólogo danés Troels Hartman (Lars Mikkelsen).

El final

Uno de los aspectos más discutidos de la primera temporada de “The killing” es su final, que generó una controversia exagerada. Mucha gente se sintió decepcionada porque no resolvieron el caso en ese último capítulo (entre otras cosas) y arremetieron duramente contra la serie. Los hechos que ocurren en este final de temporada transcurren durante la mitad de la serie danesa y, a pesar de tantas críticas, no es un mal final, es más, creo que es un buen cierre de temporada (podría haber sido mejor pero eso no quiere decir que sea malo).

Pues bien, no quiero ni pensar que pondrían todos aquellos que criticaron el final de la americana si estos le dieran a la segunda temporada el final del de la danesa, y es que el final de ésta es sin duda lo peor de la serie. El tramo final de “Forbrydelsen” alarga demasiado la trama y es totalmente anticlimático, tramposo y deja muchas dudas de cómo el asesino pudo hacer tantas cosas y por qué sienten algunos personajes tanto miedo hacia él. Pese a todo, como bien he leído en algunas críticas, al final lo importante de ambas series no es su resolución sino el camino que sigue para llegar hasta él, y es que el mayor objetivo de las series es mostrarnos como la muerte de un ser querido destroza una familia, como una detective y un político se obsesionan tanto con ella que ponen en riesgo su vida privada y profesional, la corrupción y luchas de poderes en la altas esferas o el sensacionalismo de la prensa que no conoce lo que es la presunción de inocencia, siendo el asesinato sólo una excusa para mostrarlo.

Resumiendo, vista las dos, me ha gustado más la versión danesa, una serie que pese a su final, es de notable alto, pero la versión americana es una más que digna adaptación que incluso llega a superar a la original en algunos aspectos.

Vídeo

Vídeo

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

watanabe - 19.03.2012 a las 23:02

Estupendo post Petro. Yo sólo he visto la Americana y me ha gustado bastante, sobre todo por el ambiente y los personajes, más que por la trama de asesinato. Es cierto que el final de temporada es un poco digamos “raro/forzado”, pero no me atreví ni me atrevo a criticarlo hasta que vea qué consecuencias tiene.

Petro - 20.03.2012 a las 14:38

Gracias por el comentario. Si te gustó la americana te recomiendo que veas la danesa que como digo me pareció mejor.

Entiendo algunas de las críticas al final (aunque muchas son exageradas), pero no me parece mal final y al igual que tú creo que para poder valorarlo en su justa medida habrá que ver como van a continuar con la historia,

Fiumita - 11.03.2013 a las 15:19

Yo vi la primera temporada de la danesa y no podía para de verla, acostándome tarde jajaja. Ya conseguí la segunda y tercera temporada. Es verdad que el final es raro porque queda sin resolver si es el mismo que asesinó a la otra chica Hauge pero lo da a entender. Las series danesas y suecas me han fanatizado. Muy buena tu explicación.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario