Cine en serie: Los actores que dieron el salto del cine a la televisión (II)

Cine en serie: Los actores que dieron el salto del cine a la televisión (II)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Permíteme que matice las palabras de mi compañero, y sin embargo amigo, Profesor Falken en su misiva del otro día. Es cierto, algunos actores aprovechan la pequeña pantalla para promocionarse o desencasillarse, pero son los “benjamins” los que en muchos casos decide estos giros. Eso y que entiendo que es más sencillo y cómodo compaginar tu vida familiar a cierta edad con la grabación de una serie y no con una gran superproducción que te mantenga alejado de los tuyos física y temporalmente.

Es cierto que la “escuela” de la televisión ha sido el trampolín de muchos aunque bien sabemos que tenemos a ciertos actores “catalogados” como “actor de series” y cuando salen de ese cajón nos cuesta horrores hacernos a la idea. Así, excepto nuestra querida Jennifer Aniston, sus camaradas en “Friends” han tenido agridulces momentos en la gran pantalla pero haciendo en todo caso muy poco ruido. Lo mismo ocurrió con “El rey de Queens”, la propia “Urgencias”, de la que hablaba Falken anteriormente, o incluso “Expediente X”, con un Duchovny que digamos no supo escoger sus papeles.

George Peppard es uno de los actores que consiguió un cambio de registro total al hacer el salto del cine a la televisión. Si bien su imagen era la del galán trajeado y apuesto en “Desayuno con diamantes” junto a Audrey Hepburn, diversos problemas como el alcoholismo y un nulo acierto al escoger sus papeles parece ser que le hicieron llegar al set de una serie diametralmente opuesta a esa imagen. Así nació el capitán Hannibal Smith de “El equipo A”, un compendio de bravucón soldado y maestro del disfraz que hacía de nexo para las controvertidas personalidades de sus compañeros.

Laurence Fishburne también dio el salto a la pequeña pantalla cambiando de registro. El Morfeo que combinaba lo mejor de Yoda y el Dalai Lama con el museo de las semiautomáticas se pasó hace un par de años a directivo del FBI con pocas dotes de RRHH visto lo visto en su equipo de “Hannibal”. La verdad es que tiende a lo icónico en ambos papeles aunque parezca que no va a tener mucho recorrido más junto al caníbal. Ahí lo dejo.

James Spader ha sabido triunfar también tanto en uno como otro registro. Consiguiendo cambiar cual camaleón en los más dispares proyectos en los que participa (“Crash”, “Maniquí”, “Sexo, mentiras y cintas de vídeo”, “Stargate”, “Secretary”) esto se traducirá también en el salto a la televisión, con productos tan buenos como “El abogado”, “Boston Legal” o la actual “The blacklist”, demostrando su lado más oscuro en cuanto a interpretación protagonista. Es curioso, ¿será la censura de este último medio o estamos tan acostumbrados a ver a Spader en productos de alto contenido “erótico festivo” que nos sorprende que en la tele no sea así?

Y Kiefer Sutherland, el cual no puedo despegar de mi juventud audiovisual (“Cuenta conmigo”, “Arma joven”, “Los tres mosqueteros”, “Algunos hombres buenos”), no podía ser menos y consigue convertirse en todo un icono televisivo a través de “24”. Con esa mirada triste y esa capacidad innegable para atraer problemas “en tiempo real” nos inspira una desconfianza total de que su futuro pase por quedarse en el sofá de su salón. Sinceramente, parecía que se lo había comido la tierra a mediados de los 90 pero Jack Bauer le permite coronarse como uno de los mitos de la televisión actual.

De Charlie Sheen poco queda por decir, convertido en uno de los actores mejor pagados de la televisión actualmente, es “el Kate Moss del showbusiness televisivo” (lo que da un poco de rabia, todo sea dicho). Gracias a una inmejorable interpretación de lo que parece ser el mismo en “Dos hombres y medio”, resurge de sus cenizas el ave que nos dio papeles memorables como “Wall Street” o “Hot shots!”.

Y aquí más cerquita (no te asustes al leerlo y llega hasta el final), Antonio Resines. Si bien muchos le recuerdan por sus papeles (papelones en algún caso, aunque siempre con la terrible discusión de si algo que ven millones de espectadores no es ya de por sí bueno) en “A las once en casa” o “Los Serrano”, este buen hombre tuvo su momento con “La buena estrella” o “Carreteras secundarias”. Es verdad como comentaba Falken que en el caso español ambos mundos están más cercanos y en el caso de Resines lo podemos ver ya desde los inicios de su carrera y es que en España los sueldos de actor en cine tampoco dan para retirarse a los treinta.

Lo bueno de todo esto, que la diferencia cada vez será menor y dentro de poco los actores dejaran sus “cajoncitos”.

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 28.05.2014 a las 21:46

Buenos artículos los de ambos.

La verdad es que el tema da para mucho más. Os podéis tirar semanas cambiando artículos…

¿Tanto como para abrir sección/pestañita en esta web? Y como título, ¿Cross-media actors? ¿Multiusos? ¿Polivalentes? ¿Transformistas (perdón)?

Profesor Falken - 29.05.2014 a las 08:06

Gracias David,

Es verdad que podríamos hablar de este tema largo y tendido, pero al final algún otro lector nos acabaría tirando los trastos a la cabeza 😀
De momento aprovecharemos el parón veraniego para salir de la rutina de los estrenos y tocar temas como éste.

Un saludo.

David Volcano - 03.06.2014 a las 23:39

Prometo algún día “inventar” un post de actores que saltan del cine a las series
Empezando con un supuesto Hugh Jackman colaborando asiduamente en “Glee” o Helena Bonham Carter apareciendo en alguna sitcom tipo “Cosas de casa”

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario