Conexión Oscar 2013: Actriz de reparto

Conexión Oscar 2013: Actriz de reparto

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La categoría de mejor actriz de reparto ha ido ganando nivel con el paso de las semanas pero eso no ha impedido que se haya mantenido inalterable en lo referente a la favorita. Y es que desde que salió el primer trailer de “Los miserables” allá por Mayo, un For Your Consideration en toda regla para su personaje, Anne Hathaway no ha perdido su vítola de favorita en ningún momento. Ni la vuelta por la puerta grande una veterana como Sally Field, ni el nuevo cambio de registro de la eterna nominada Amy Adams, ni la valiente madurez de Helen Hunt, ni la bondadosa madre que encarna Jacki Weaver, parecen amenazar el reinado de la que fue princesa por sorpresa y ahora quiere ser la de los Oscar de este año.

Las candidatas

Amy Adams (The master)

Tiene 38 años y es su cuarta nominación al Oscar. Ha sido candidata en este mismo apartado por “Junebug” (2006), “La duda” (2009) y “The fighter” (2011). Desde que debutó en “Muérete bonita” en 1999 no ha hecho más que ir a más participando en varias series de televisión y sorprendiendo como azafata en “Atrápame si puedes”. ¿Qué tiene que hacer para llevarse la estatuilla?. La pelirroja gusta en la Academia, no hay más que ver las nominaciones conseguidas e incluso se habla de que quedó muy cerca de la candidatura por “Encantada”. Amy Adams vuelve a sorprender con su sutil pero maquiavélico papel en “The master” como la mujer de Lancaster Dodd, el fundador de ese nuevo culto. Adams sufre en la película lo mismo que lleva padeciendo en sus nominaciones anteriores, quedar eclipsada. Y es que el duelo actoral entre Joaquin Phoenix y Philip Seymour Hoffman es de tanta altura que ella queda más desenfocada, a pesar de bordar su personaje lleno de prismas y que parece mostrar sólo la punta del iceberg de su auténtica personalidad. En “Junebug” todavía era una desconocida y la película era demasiado pequeña, pero la naturalidad con las que abordó “La duda” y “The fighter” le sirvieron para conseguir nominación pero no para ganar quedando como “la segundona” de la categoría ante las interpretaciones más grandilocuentes de sus compañeras de película y categoría Viola Davis y Melissa Leo, respectivamente. Va camino de ser la Thelma Ritter o Deborah Kerr de los Oscar, grandes actrices que se quedaron sin Oscar a pesar de que la Academia demostró el aprecio por ellas con un buen número de candidaturas. Adams sólo está en el inicio de su carrera y todo apunta a que es cuestión de tiempo. Tiene que llegar el papel adecuado en el momento justo.

Sally Field (Lincoln)

Tiene 66 años y es su tercera nominación al Oscar. Tiene 2 estatuillas como actriz protagonista por “Norma Rae” (1980) y “En un lugar del corazón” (1985). Sally Field es la Hilary Swank de los 80. 2 nominaciones y 2 premios. Incontestable fue su premio como activista por “Norma Rae”, pero es algo más criticado su segundo premio. Tan inesperado fue que hasta Field soltó un emocionadísimo, y algo repelente, “¡me queréis!”. Aunque tiene una nominación “fantasma”, muchos piensan que fue candidata por “Forrest Gump” pero no lo estuvo finalmente, su carrera en los 90 y sobre todo en el siglo XXI ha sido más bien escasa con películas como “No sin mi hija”, “Magnolias de acero”, “Escándalo en el plató” o “Señora Doubtfire”, centrada sobre todo en el mundo de las series en “Urgencias” y como la matriarca Nora Walker de “Cinco hermanos”. La espera ha valido la pena y, no abandonar el proyecto de “Lincoln” mientras había cambio de protagonista y Spielberg se lo pensaba, le ha dado un buen resultado con su tercera nominación. Su Mary Todd emociona y conmueve entre lo dramático y lo esperpéntico sin caer en la parodia de alguien que sufre una bipolaridad. Field demuestra su buen oficio en un personaje que navega por la locura, el dolor y la chispa. Borda sus escenas con gran fuerza y verdad y es la responsable del nexo emocional de Abraham Lincoln en la película. Un gran trabajo que, en esta ocasión, viene respaldado por una nominación que sabe ya a premio para una actriz a la que se le han vuelto a abrir las puertas de Hollywood. Al margen de todo esto, ¿si tanto ha tardado Meryl Streep en ganar un tercer Oscar se lo van a dar a Sally Field a la primera?. Va a ser que no.

Anne Hathaway (Los miserables)

Tiene 30 años y es su segunda nominación al Oscar. Fue candidata en la categoría de actriz protagonista por “La boda de Rachel” (2009). Anne Hathaway es la mayor opción de premio para una película que ha llegado a los Oscar sin ser la favorita que debería de haber sido. Te puede gustar más o menos “Los miserables”, pero la interpretación de Hathaway gusta incluso a los que no les gusta la cinta. Se podrá comentar de si el personaje está mejor definido o no, pero sus tres minutos de I dreamed a dream bien valen una estatuilla como uno de los momentos cinematográficos del año que ya ha entrado también en la Historia del cine musical. Su Fantine sufre los avatares de una triste existencia que llega a lo más hondo en el momento en que canta con gran dolor ese emblemático tema. La actriz no ha dudado en volcarse en el papel perdiendo más de diez kilos y cortándose el pelo. Hathaway lo ha ganado todo y sería la quinta actriz en esta categoría que lo hace en esta década tras Renée Zellweger por “Cold mountain”, Jennifer Hudson por “Dreamgirls”, Mo´nique por “Precious” y Octavia Spencer por “Criadas y señoras”. Además, sería la cuarta actriz en ganar este premio por un musical en la categoría de reparto tras Rita Moreno por “West Side Story”, Catherine Zeta-Jones por “Chicago” y Jennifer Hudson por “Dreamgirls”. Joven, guapa, simpática, cantante, buena actriz y anterior presentadora de Oscar. La estatuilla tiene ganas de reposar ya en sus brazos confirmando, además, de manera muy justa su meteórica evolución como actriz desde que fue “Princesa por sorpresa”, el personaje más desagradecido de “Brokeback Mountain”, plantar cara a Meryl Streep en “El diablo viste de Prada”, ser una joven Jane Austen, una adicta a todo tipo de sustancias que se reencuentra con su familia, o la mismísima Catwoman. No hace falta decir nada más, más si tenemos en cuenta en que su propia madre fue suplente del personaje de Fantine en una de las giras del musical por USA. Eso sí, a ver si se prepara un buen discurso para el domingo porque por el momento ha decepcionado bastante en este aspecto a la hora de recoger los premios que ha cosechado este año.

Helen Hunt (Las sesiones)

Tiene 49 años y es su segunda nominación al Oscar. Ganó el Oscar como actriz protagonista por “Mejor imposible” (1998). Una de las alegrías de estos Oscar es reencontrarse con una actriz que no ha podido encontrar su hueco en Hollywood tras la estatuilla que ganó a finales de los 90 por la película de James L. Brooks mientras triunfaba en televisión con la comedia “Loco por tí”. Helen Hunt se rebela ahora como una madura casi cincuentona de vuelta de todo que se desinhibe y que con gran naturalidad aborda con valentía su papel de terapeuta sexual en “Las sesiones” que transmite al espectador como le remueve por dentro su relación con su paciente haciéndole plantearse varias cosas. Finalmente, ha sido la única nominación de una película que parecía destinada al lucimiento de John Hawkes, pero su Cheryl tiene algo que hipnotiza al espectador y que termina siendo el alma de la película ya que por presencia en el metraje incluso podría haber optado a ser nominada como protagonista. Su carrera deja mucho que desear, pero Hunt calla bocas y también demuestra que la madurez puede sentarle muy bien a su futuro de aquí en adelante.

Jacki Weaver (El lado bueno de las cosas)

Tiene 65 años y es su segunda nominación al Oscar. Fue candidata en este mismo apartado por “Animal kingdom” (2011). ¿Quién le iba a decir hace tres años a la desconocida Jacki Weaver que pasados los 60 y trabajando casi íntegramente en Australia iba a atesorar dos nominaciones al Oscar. Tras ser la maquiavélica madre de “Animal kingdom”, da un giro de 180º para sacar su lado protector, bondadoso e ingenuo en “El lado bueno de las cosas” completando el cuarteto de actores nominados de la película y que confirma lo que ha gustado la cinta en la Academia. No entraba en ninguna quiniela, ya que su personaje no permite mucho lucimiento, pero Weaver siempre está ahí como buen contrapunto en las discusiones y conversaciones que mantienen los demás personajes, esa panda de locos que tiene por familia. Una buena madre con los valores más usamericanos posibles que queda en la nominación más sorprendente, y más discutible, de todas las de este año surgiendo de la nada no consiguiendo ninguna nominación importante anterior.

El dictamen

La apuesta: Anne Hathaway (Los miserables)
La alternativa: Sally Field (Lincoln)

Vota y comenta en el foro quien quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Gabo - 19.02.2013 a las 02:50

Sigo sin creer esa nominación de Jacki Weaver, me parece muy comprada y totalmente innecesaria, por un papel que no se luce. Aqui no hay especulaciones, Anne Hathaway lo va a ganar y muy merecido lo tiene por esa tremenda actuación. Lo de Amy Adams me da mucha lastima porque siempre termina siendo eclipsada como bien dices, es una lastima que tanto talento aún no tenga el merecido Oscar!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario