Conexión Oscar 2014: 16 nombres con posibilidades en la competida categoría de mejor actor

Conexión Oscar 2014: 16 nombres con posibilidades en la competida categoría de mejor actor

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,20 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Un año más las categorías interpretativas masculinas de los Oscar vienen muy apretadas. En la pasada edición Daniel Day-Lewis monopolizó la carrera (algo que podría repetir Matthew McConaughey si hacemos caso al oscarómetro) pero muchos actores se dieron tortas por entrar en el quinteto quedando fuera grandes interpretaciones como las de John Hawkes por “Las sesiones” o Jean-Louis Trintignant por “Amor”. Este año parece que se producirá lo mismo, aunque me da por pensar que la pugna todavía puede ser mayor. Vamos a repasar los actores que luchan por ser nominados este año en la categoría de mejor actor.

Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club)

Pocas resurrecciones artísticas se han visto en el cine reciente como la de Matthew McConaughey. De marcar abdominales en camisetas mojadas se ha erigido en sólo tres años en uno de los actores más interesantes del panorama actual después de que en los 90, con películas como “Tiempo de matar”, algunos le catalogaran como el sucesor de Paul Newman. A sus casi 44 años ha madurado y se ha dejado de comedias tontorronas como “Los fantasmas de mis ex novias” de 2009, su última mancha en el expediente. A partir de ahí la progresión ha ido hacia arriba. Desde “El inocente” a “Dallas Buyers Club” pasando por “Killer Joe”, “El chico del periódico”, “Mud” o “Magic Mike”, por la que incluso estuvo a punto el año pasado de conseguir candidatura como mejor actor de reparto. Este año no parece que vaya a tener complicaciones para estar en el quinteto e incluso lo lidera desde que comenzamos con el oscarómetro este año, algo que no ha hecho más que confirmar el trailer que se conoció hace unos días. Su gran baza es no sólo el reto físico que le ha supuesto perder más de 20 kilos para interpretar a un enfermo de sida, sino el componente de superación personal que tiene su personaje. Sin duda, es el mejor colocado y muy mal lo tiene que tener para no llegar como favorito el próximo 2 de Marzo. Sólo la poca querencia de la Academia de premiar a actores que han sido ídolos de carpeteras (Paul Newman, Tom Cruise, Brad Pitt, etc…) puede jugar en su contra.

Robert Redford (Cuando todo está perdido)

Poco se ha prodigado como actor Robert Redford en los últimos años y es lo nuevo de J.C. Chandor lo que le ha permitido acometer el mejor papel que se le ha presentado en los últimos 30 años. A sus 77 años, ya tiene un Oscar como director. Fue por “Gente corriente”, su ópera prima, en 1981, aunque sólo ha logrado una nominación como mejor actor (en 1974 con “El golpe”). Desde luego que sería bonito que 40 años después lo consiguiera nuevamente, sobre todo teniendo en cuenta que es una figura muy presente en el cine independiente actual gracias a su impulso desde el Festival de Sundance. El actor asume todo un reto enfrentándose a los elementos en esta historia sobre un veterano marinero que tiene que enfrentarse a una feroz tormenta en el Océano Índico. Sin ninguna línea de diálogo, es un proyecto que el actor asume como algo personal en el que con sus arrugas vemos el sufrimiento y la odisea de este hombre a la deriva en alta mar. ¿Pesará la interpretación y el factor veteranía? Desde luego que la standing ovation sería de las que se recuerda, aunque tiene en su contra que la película sea muy pequeña y que recaigan únicamente en las espaldas de Redford toda esperanza de premios para la cinta.

Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud)

Chiwetel Ejiofor tiene 36 años y, aunque su rostro nos suene, este será el año en el que aprenderemos a pronunciar su nombre. Secundario eficiente en infinidad de películas en los últimos tiempos (“Negocios ocultos”, “Love actually”, “Melinda y Melinda”, “Plan oculto”, “Hijos de los hombres”, “American gangster”) da el salto a su primer gran papel protagonista con el nuevo trabajo de Steve McQueen tras protagonizar series como “The shadow line” y “Dancing on the edge”. En “12 años de esclavitud” da vida a Solomon Northup, un hombre de raza negra que se trasladó de Nueva York a Washington por motivos de trabajo, ciudad en la que al llegar tuvo la desgracia de ser secuestrado y vendido como esclavo a una plantación de algodón en Lousiana. La historia de su lucha desesperada por volver a casa con su familia, mientras es humillado y maltratado junto a sus compañeros, es el motor emocional de la cinta. Un tema como el de la esclavitud que ya estuvo muy presente el año pasado en los Oscar y que ofrece las dosis de emoción y evolución necesarias para que un actor como Ejiofor salga definitivamente del anonimato.

Tom Hanks (Capitán Phillips)

En un reciente artículo ya hablábamos de la vuelta de Tom Hanks al radar de los Oscar después de que no opte al premio desde “Náufrago” en 2001. Puede certificar su regreso con un doblete que le vendría muy bien teniendo en cuenta la irregular carrera que ha llevado en la última década. Hanks logra sólo en el avance de lo nuevo de Paul Greengrass reflejar toda la tensión y pánico que vive su personaje, teniendo por otro lado que mantener la sangre fría necesaria para ser conocedor de sus actos y poder mantener a salvo a su tripulación. Un personaje real que se convirtió en todo un héroe en 2009 siendo el capitán de la primera embarcación USA en ser secuestrada en 200 años. Aunque parece que tiene más asentada su candidatura por “Saving Mr. Banks” en el apartado de reparto, si la película termina siendo una de las fuertes en la temporada de premios el actor no tiene que tener problemas para conseguir esta nominación.

Bruce Dern (Nebraska)

Se ha confirmado que el veterano actor de 77 años competirá en la categoría de protagonista, después de algunos rumores tras su premio en Cannes en los que se apuntaba que podrían hacerle competir como actor de reparto para así tener más posibilidades de premio. Ya sabemos lo que le gusta a la Academia nominar a un actor de este tipo en su vejez y, aunque es verdad que se ha desperdiciado la oportunidad de brindarle prácticamente la estatuilla si hubiera competido en la categoría de secundario, ha habido un ataque de honestidad por parte de la productora al postularlo como protagonista. Porque si no lo es él, siendo la cinta la historia de una road movie en la que un padre y su hijo van en busca del premio que el primero cree haber ganado, no se quien lo puede ser. Su entrada no ha hecho más que complicar las cosas para los demás candidatos en esta apretada categoría ya que es muy difícil que la Academia deje pasar la oportunidad de destacar al actor con una nominación, de esas como la que cosechó Richard Farnsworth por “Una historia verdadera”. La única candidatura al Oscar conseguida por Bruce Dern fue en la categoría de actor de reparto por “El regreso” en 1979.

Christian Bale (American hustle)

El actor ganador en 2011 del Oscar al mejor actor de reparto por “The fighter” se vuelve a poner de nuevo bajo las órdenes de David O. Russell en una película de estética setentera y molona sobre los integrantes de la operación Abscam que pretendían desmantelar una red de corrupción en la que estaban inmersos varios cargos políticos. Christian Bale y Amy Adams se hacen con el atractivo trailer de la cinta y serán los únicos del reparto en ser postulados como protagonista. Bale, uno de los herederos del Actor´s Studio tanto por su técnica como por su obsesión a la hora de acometer los papeles y llevar a cabo las pertinentes transformaciones físicas, verá depender sus opciones en función de si la película acaba cuajando o no esta temporada. La categoría está muy competida (como pretendemos dejar patente en este artículo) pero ya se sabe la buena mano que tiene O. Russell a la hora de facilitar candidaturas para sus actores (siete de ellos han sido nominados por sus dos últimas películas).

Forest Whitaker (El mayordomo)

The Weinstein Company anda por medio y no podemos obviar la historia de un personaje real con ecos a “Forrest Gump” al ser capaz de ver a través de sus ojos buena parte de la historia de la sociedad USA del siglo XX. La cinta ha funcionado bien en taquilla y TWC ya anda moviendo los hilos (además de contar con el poder mediático de Oprah) para que la película sobreviva a la larga carrera y acabe colándose. Sería toda una sorpresa que estuviera en las grandes categorías (película o director) pero sin duda su gran baza son los actores. Whitaker interpreta a Eugene Allen, el mayordomo negro que sirvió a 8 presidentes de los Estados Unidos desde 1952 hasta 1986. Una película que no obvia el factor emotivo que encierra un personaje en una época de avances sociales para la raza negra y que ha desembocado varias décadas después en un presidente de esa raza ocupando la Casa Blanca. ¡Quién lo hubiera dicho! Aunque no parece que vaya a tener la fuerza de todo un fenómeno como “Criadas y señoras”, no hay que obviar la fuerza humana y emotiva del personaje. Y es que desde que Whitaker ganó el Oscar en 2007 con “El último rey de Escocia” ha ido viendo como su carrera se iba por el sumidero, así que una posible presencia en la carrera de premios sería una gran noticia para él.

Joaquin Phoenix (Her)

El actor, a pesar de su carácter, anuncios falsos de retirada y esa alergia fingida a todo lo que huela a oropel de Hollywood, sigue cimentando su prestigio y ya atesora 3 nominaciones al Oscar (“Gladiator”, “En la cuerda floja” y “The master”). Un actor que cuida bien sus proyectos y al que no le veremos en propuestas comerciales e insustanciales, sino en dramas densos y tortuosos que le supongan un plus como actor. Por eso ha sido todo un soplo de aire fresco verlo en el avance de “Her”, el nuevo trabajo de Spike Jonze. Sabemos que Phoenix sonríe y que es capaz de construir un personaje empático como el de un escritor solitario y en crisis que compra un novedoso sistema operativo diseñado para conocer las necesidades de cada usuario y del cual se acaba enamorando (normal si este sistema tiene la sensual voz de Scarlett Johansson). La Academia valora el trabajo de Phoenix, que fue candidato el año pasado a pesar de que “The master” se hundió en las nominaciones al Gremio de Actores, pero quizás este cambio de registro no sea recompensado si tenemos en cuenta que la película puede tener difícil salir de los circuitos independientes.

Ben Stiller (La vida secreta de Walter Mitty)

Los cómicos no suelen tener fortuna en los grandes premios, sólo si llevan a cabo un evidente cambio de tercio al registro dramático, y al igual que en el caso anterior, Ben Stiller intentará salir de los cauces independientes a los que parece destinado su película con la, también buenrollista, “La vida secreta de Walter Mitty”. La quinta película como director de Ben Stiller tiene tintes caprianos, e incluso del cine de Wes Anderson y Michel Gondry, y se centra en un soñador editor gráfico de la revista LIFE que, incómodo y frustrado en la vida real, crea sus propios mundos de fantasía, amor y épica en los que adopta el papel de héroe. Un canto a la imaginación y al poder de soñar en una propuesta visualmente exquisita en la que Stiller demuestra que siempre ha sido un tipo muy inteligente. Una pena que haya llegado este proyecto en un año tan competido como este.

Steve Carell (Foxcatcher)

Otro cómico que intenta ofrecer otra cara. Carell da vida a John du Pont, un multimillonario propietario de un centro de lucha libre que, en 1996, mató a tiros a David Schultz, luchador ganador de una medalla de Oro en los Juegos Olímpicos con el que le unía una gran amistad. Veremos si Carell tiene suerte o no (con transformación física de por medio) porque ya ha demostrado que puede funcionar muy bien en el drama (o dramedia) en películas como “Pequeña Miss Sunshine” o “Cómo la vida misma”.

Idris Elba (Mandela: Long walk to freedom)

El actor británico, conocido por la serie “Luther” y ya casi un adoptado en la industria USA en películas como “Prometheus” o “Pacific Rim”, interpreta a Nelson Mandela en la adaptación de su biografía donde habla de su vida personal y cómo acabó en la cárcel durante 27 años, además de su carrera política y su lucha contra el apartheid ya que el libro fue publicado en 1995 cuando presidía el país. Todo un icono (que ya le dio una nominación a Morgan Freeman por “Invictus”) en el clásico biopic de superación personal y realismo histórico que también se encargan de promover los Weinstein. Tendría que estar haciendo ya más ruido y es posible que su papel llegue tarde a una carrera en la que ya otros nombres parecen estar cogiendo ventaja.

Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)

Todos los años lo mismo. Que si DiCaprio por aquí, que si DiCaprio por allá… Sólo 3 nominaciones al Oscar (claramente pocas cuando dos pertenecen a su fase de adulto) y muchas más omisiones que pasan por “Revolutionary Road”, “Shutter Island”, “J. Edgar” o “Django desencadenado” como casos más sonados. Muy bien le tendría que ir a la película de Scorsese (ser una favorita a todo que ahora mismo no es) para que a DiCaprio le saliera bien la jugada de conseguir la nominación por interpretar a un corredor de bolsa adicto a las drogas y al sexo envuelto en un escandaloso caso de fraude y corrupción en el Wall Street de los 90. Un papel jugoso, y descarado de cara a premios, pero que otra vez no está tocado por la varita de la idoneidad, es decir, tener el papel adecuado en el momento exacto. Volvió a ser favorito en Mayo (como todos los años) pero a estas alturas medio Hollywood le ha adelantado por la izquierda así que este tampoco será su año.

Michael B. Jordan (Fruitvale Station)

El joven actor de “Friday Night Lights” o “Chronicle” protagoniza este drama basado en el hecho real Oscar Grant, un joven negro de 22 años que se vio envuelto en una pelea en el vecindario de Fruitvale (California) en la Nochevieja de 2008. Durante la detención, un policía le disparó y falleció. La escasa condena del agente y el papel de las autoridades provocó una incesante corriente de protestas ciudadanas. A pesar de su triunfo en Sundance, y que The Weinstein Company se encargue de su distribución, ahora mismo no parece una contendiente realmente fuerte (aunque si contamos con ella para película y actriz de reparto). El voto afroamericano irá más para otros actores más reconocidos como Ejiofor, Whitaker o Elba, pero le puede beneficiar que “Fruitvale Station” sea la apuesta más visible de los Weinstein esta temporada y que la Academia quiera abrazar el toque de cine de denuncia social que pretende el proyecto.

Oscar Isaac (Inside Llewyn Davis)

En Cannes 2013 gustó mucho la interpretación del actor de “Ágora” o “Drive” en la nueva película de los Coen dando vida a un joven cantante de folk que intenta abrirse su hueco en la industria musical de los 60. Lo nuevo de los directores de “Fargo” huele demasiado a cine minoritario y de autor, apto para paladares exquisitos pero alejado de las parafernalias de los grandes premios. Además de todo eso, y de ser uno de los favoritos a premio, el que en Cannes consideraran que Bruce Dern se merecía el premio más que él prácticamente le ha borrado del mapa.

Hugh Jackman (Prisioneros)

Tras ser un sobresaliente Jean Valjean, demostrando una fuerza actoral que no se le había visto antes, Hugh Jackman sigue cultivando su faceta dramática con “Prisioneros”, uno de esos proyectos que ha ido de cajón en cajón durante varios años hasta que el canadiense Denis Villeneuve (candidato al Oscar en 2011 con la película “Incendies”) se hizo con las riendas de una cinta en la que Aaron Guzikowski firma el guion.

La historia cuenta el descenso a los infiernos de Keller Dove, un hombre muy religioso de Boston, después de que su hija de seis años haya sido secuestrada junto a su mejor amiga. El hombre querrá imponer justicia fruto del dolor que siente cuando el principal sospechoso es liberado por falta de pruebas. El actor está en el mejor momento de su carrera, y este papel encierra una gran fuerza dramática, pero tampoco parece que lo vaya a tener fácil para meterse en el quinteto. Aun así, Jackman sigue progresando adecuadamente al margen de la polémica del Donostia que recibirá este año en el Festival de San Sebastián 2013.

Benedict Cumberbatch (El quinto poder)

Opciones muy remotas para Benedict Cumberbatch por la película de WikiLeaks que, seguramente, tendrá más posibilidades en la categoría de actor de reparto por “Agosto”. Aun así, el trailer ya presume una gran encarnación (tanto física como vocalmente) del actor de “Sherlock”. ¿Quizás la polémica que puede suscitar la figura de Julian Assange pueda dinamitar las opciones de la película? En todo caso, si la película tiene algo de presencia está claro que recaerá en la figura de Cumberbatch. La cinta abrirá el Festival de Toronto.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Lalo - 01.09.2013 a las 20:50

Como bien dices, este año tiene pinta de que la competencia por estar entre los 5 nominados va a ser todavía más fuerte que el año pasado y quedarán fuera interpretaciones brillantes, pero es que todos no pueden estar. A ver hacia donde van los tiros…

En este momento creo que los presentes en el oscarómetros son los mejor situados, pero tampoco Whitaker y Jackman parten mal.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario