Conexión Oscar 2015: Actor

Conexión Oscar 2015: Actor

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La categoría de mejor actor llega mucho más abierta que las ya comentadas de actriz, actor de reparto y actriz de reparto.  Y es que aunque Eddie Redmayne sea teórico favorito, así le ha colocado la carrera con su Globo de Oro, SAG y Bafta, Michael Keaton ofrece una interpretación creada de la nada, autoreferencial y catártica, mientras que las opciones de Bradley Cooper van subiendo, tanto por ser ya tanto su tercera nominación consecutiva como por el empuje en visibilidad que está teniendo “El francotirador” ante su apabullante taquilla.

Actor

Los candidatos

Steve Carell (Foxcatcher)

Steve Carell consigue su primera candidatura cumpliendo la regla del cómico que se reivindica como actor dramático, algo que por ejemplo nunca pudo refrendar con una nominación Jim Carrey pero sí Peter Sellers, Bill Murray o Eddie Murphy. Carell irrumpió con “Virgen a los 40” en 2005, mismo año en el que se iniciaba la andadura de la serie “The office” que le brindó 1 Globo de Oro y cinco nominaciones más, así como 6 candidaturas al Emmy sin premio. Carell demuestra ser un tipo inteligente y, aunque tocó fondo con dos remakes como el de “Superagente 86” y “La cena de los idiotas”, ofrecía un gran trabajo en “Pequeña Miss Sunshine” (el radar de los premios se fijó más en el veterano Alan Arkin) y cambiaba de registro en “Como la vida misma” enamorado de Juliette Binoche. En “Foxcatcher” el maquillaje le ayuda a construir un personaje real lleno de frustraciones y megalomanías, John du Pont, que acaba siendo el reverso oscuro del sueño americano, dejando daños colaterales a su paso, y siendo una presencia inquietante que no necesita de aspavientos y con una mirada que congela. El actor ha superado la división de votos, incluso los Bafta lo tuvieron en cuenta como actor de reparto ya que el verdadero protagonista es un sorprendente Channing Tatum, pero Carell tiene el personaje con más aristas y vistoso de la cinta y por eso ha logrado mantenerse en la carrera a pesar de la competencia y que incluso en Cannes fuera derrotado por un ausente en la categoría como Timothy Spall. El candidato con menos opciones de victoria que tiene en esta nominación un premio a toda una evolución más que meritoria.

Oscar2015ActorSteveCarell

Bradley Cooper (El francotirador)

Tercera nominación consecutiva para Bradley Cooper tras la mención como protagonista por “El lado bueno de las cosas” y la de secundario por “La gran estafa americana” lo que le convierte en el único de la categoría que ya sabe lo que es ser nominado. Aunque muchos no contaban con él para las quinielas, nunca se puede apostar en contra de uno de los actores del momento que se ve que sorprende año a año a la Academia y, por eso, le tienen en cuenta, ya que nadie hubiera dicho hace menos de cinco años que el actor de “Resacón en Las Vegas” alcanzaría semejante promedio. La verdad es que el papel de Chris Kyle, el francotirador con más víctimas a sus espaldas del ejercito USA, es uno de esos papeles regalo para cualquier actor, debatiéndose en este caso entre su fervor patriótico, la adrenalina que le provoca su actuación en el campo de combate, y su prometedora vida familiar. Bradley Cooper abandona los registros más extremos de sus dos anteriores candidaturas, adoptando un tono sobrio a la hora de encarar un personaje atormentado y angustiado por esa espiral bélica que contribuye a un “mono” y a un síndrome posttraumático del que la película pasa de puntillas pero que queda más que evidente. Es el “tapado” en estos momentos y el que podría aprovecharse del teórico duelo entre Michael Keaton y Eddie Redmayne como en su día lo hizo Adrien Brody por delante de Daniel Day-Lewis y Jack Nicholson.

Oscar2015ActorBradleyCooper

Benedict Cumberbatch (The imitation game)

Benedict Cumberbatch a base de talento y photobombs se ha convertido, además de en uno de los mejores actores de la actualidad, en uno de los nombres del momento, marcando estilo y oficio británico tanto en sus actuaciones como en una clase que le ha convertido en icono estilístico. Lo sorprendente es que, a pesar de ser el mascarón de proa de la película, sus opciones sean casi nulas a pesar de que la cinta en sí todavía tenga opciones de triunfo, inesperado, pero existentes al fin y al cabo. Alan Turing fue el encargado de descifrar la máquina Enigma en un paso muy importante para cortar la imparable amenaza nazi. Pero la película no se queda en el contexto histórico sino, que de manera demasiado sutil, también muestras sus fantasmas personales por su condición de homosexual en una sociedad coartadora y represora ante el que se siente diferente. Con esta película, se reivindica la figura de un nombre clave en la Historia del siglo XX y que la sociedad británica moralista de la época condenó en su momento como si de un apestado se tratara. Cogiendo elementos de algunos de sus personajes más característicos hasta la fecha, como el de Sherlock o Julian Assange, Cumberbatch es uno de esos genios distraídos, superior a la media de todos nosotros, pero con ese factor emocional que tiene una figura que es víctima de sus propios conciudadanos. La película le resta momentos de lucimiento a Cumberbatch, escatimando las escenas más potentes de su historia, pero no se puede negar que es una muy buena interpretación que da a Cumberbatch la posibilidad más que merecida de la nominación, aunque se queda algo corto en algún momento, más allá de la eficacia habitual, para poder haber peleado durante toda la carrera como auténtico favorito, cosa que no ha ocurrido.

Oscar2015ActorBenedictCumberbatch

Michael Keaton (Birdman)

Michael Keaton siempre ha sido un actor del montón con dos papeles icónicos de finales de los 80 y primeros 90, Bitelchús y Batman, pero este año ha sido su temporada de reconocimiento como actor (casi) de método. Keaton sigue la senda de John Travolta o Mickey Rourke como actor que parecía amortizado y que de repente vuelve a irrumpir con una interpretación potente y aprovechándose de la fuerza de un personaje que permite que el actor se sumerja y confluya de tal manera que no se sepa muy bien donde empieza la labor del intérprete y donde las vivencias personales que provocan una inmersión más auténtica en el personaje. Y es que “Birdman” ha sido todo un regalo-homenaje para Keaton al presentar la trama en clave de humor negro con un actor veterano venido a menos, patético y complejamente enfermizo, que triunfó en su juventud interpretando a un superhéroe y que decide reverdecer laureles montando un espectáculo en Broadway mientras lucha contra su ego e intenta enderezar su vida y recuperar a su familia. Un puñetazo amargo al estómago en una cinta arriesgada y compleja técnicamente que navega entre la irreverencia, el humor, la ternura y la nostalgia. Mucho ha llovido desde que se convirtió en el primer actor fetiche de Tim Burton y también en el primer Batman cinematográfico. A partir de ahí la carrera de Keaton ha sido errática y poco interesante sólo destacando una serie de personajes que encaró en el momento de mayor popularidad. Michael Keaton se ha encontrado en bandeja el papel de su vida, uno de esos protagonistas que justifican la carrera de un actor. Ahora hay que ver hasta qué punto la Academia pone la guinda al pastel y comprobamos si es posible que “Birdman” gane en película sin que su actor, el alma de la película, sea premiado. Eso sí, con o sin Oscar, el premio de Michael Keaton es que no caiga (como corre serio riesgo) de volver a producciones de cuarta algo que, por otro lado, ha sido lo habitual en su carrera.

Oscar2015ActorMichaelKeaton

Eddie Redmayne (La teoría del todo)

A sus 33 años ha pasado de ir pidiendo autógrafos a las estrellas del cine cuando se los encontraba en alguna recepción en Los Angeles a que todos quieran contar con un actor que ha demostrado mucha inteligencia llevando a cabo una carrera espaciada pero de calidad. Y es que Redmayne no había vuelto a asomar por la pantalla grande de su Marius de “Los miserables”, película con la que indirectamente empezó su FYC para este año ya que se metió a muchos en el bolsillo siendo tanto la revelación de la película de Tom Hooper como parte integrante de la interpretación del One day more! que interpretó el reparto de la película en el Dolby Theatre. Eddie Redmayne lleva a cabo una interpretación muy física y esforzada en la que confirma el gran potencial como actor que se le venía presumiendo, siendo una mezcla del Daniel Day-Lewis de “Mi pie izquierdo”, el Geoffrey Rush de “Shine”, el Russell Crowe de “Una mente maravillosa” o el Mathieu Amalric de “La escafandra y la mariposa”. Estupendo y ofreciendo un trabajo lleno de matices y mimético, gracias por otro lado a un gran acierto de casting, que va más allá de la prótesis que se le implanta para acercarse más al rostro de Hawking en sus años más degenerativos. Y es que el actor se transforma de una manera que encoge el alma a la hora de interpretar a uno de los nombres claves del mundo de la ciencia en este siglo XX. Felicity Jones forma con él un gran tándem y está inmensa siendo el alma y la conciencia de la película a través de fuerza de voluntad, sacrificio y un amor, sufriendo también las miradas y comentarios de familiares, vecinos y oportunistas, que transforma a esta pareja en una de las más conmovedoras que hemos visto en el cine. Y es que la cinta aboga más por la parte familiar y cotidiana de la pareja con sus avatares que por la dimensión pública del personaje. “La teoría del todo” ha sido una de las películas que no se ha perdido ni un premio esta temporada, lo que demuestra el calado que ha tenido, seguramente gracias al trabajo de la pareja protagonista que eleva una cinta acusada de obvia, telefilmera y torpe. En todo caso, a pesar de que la película haya despertado filias y fobias, negar el merecimiento del Oscar para Redmayne se antoja como algo sacado de contexto. Aunque sea un trabajo académico y paradigmático de los Oscar más noventeros, Redmayne ha hecho la campaña perfecta, no se ha perdido un sarao, tiene habilidad para caer a todo el mundo por su constancia, sencillez y humildad, rindiendo homenaje a un símbolo, también, de la superación personal y profesional de las últimas décadas. Sólo que algunos le vean como un recién llegado puede jugarle en su contra ya que estamos ante el papel perfecto para un actor en continúa lanzadera al estrellato y que no hay más que ver en los making of de la película que ha hecho un esfuerzo actoral y emocional de matrícula de honor.

Oscar2015ActorEddieRedmayne

El dictamen 

Ganará: Eddie Redmayne (La teoría del todo)
Alternativa: Michael Keaton (Birdman)
Quiero que gane: Eddie Redmayne (La teoría del todo)
Echo de menos: Timothy Spall (Mr. Turner)

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Thiago - 21.02.2015 a las 22:53

Ganará: Eddie Redmayne
Alternativa: Michael Keaton
Quiero que gane: Eddie Redmayne o Bradley Cooper
Echo de menos: Jake Gyllenhaal
Gran Sorpresa a Ganar: Bradley Cooper

Aunque Redmayne y Keaton son los grandes esperados y favoritos yo me arriesgaría un poco a que la noche del domingo podría traernos grandes sorpresas, Bradley Cooper esta en el medio de Redmayne y Keaton y puede ser que sea ese actor que nos sorprenda mañana ganando , aunque es claro Eddie Redmayne esta a un paso de llegar arriba a recibir su Oscar de mano de Cate Blanchett aunque para mi una sorpresita no vendría mal. sin lugar a dudas esta categoría dejo vacíos de muchas interpretaciones como Jake Gyllenhaal, Ralph Fiennes, David Oyelowo, Timothy Spall, incluso a Channing Tatum. esperemos que este año allá mas grandes actuaciones masculina de tan alta envergadura.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario