Conexión Oscar 2017: Actriz de reparto

Conexión Oscar 2017: Actriz de reparto

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Una madre enganchada a las drogas que descarga su frustración en su hijo, una mujer marcada por la tragedia que quiere pasar página, una afroamericana que busca el reconocimiento a su trabajo en la NASA, una madre adoptiva que desborda en compasión y una mujer que asume que ha vivido engañada. Estas son las aspirantes al Oscar a la mejor actriz de reparto aunque ese premio ya tenga a Viola Davis como dueña desde hace meses. Aunque sus cuatro competidoras tengan motivos de sobra para ocupar sus plazas, la verdad es que no han podido eclipsar a la gran favorita por el peso de sus conflictos y, además, ninguna ha tenido la osadía de saltar a la arena porque es una batalla perdida ante semejante leona feroza.

Actriz de reparto

Las candidatas

Viola Davis (Fences)

Moquete Davis en Fences

Siendo una niña Viola Davis descubrió que su misión en esta vida era sufrir. Ella sufre por ella, por su familia, por su género, por su raza, por la Humanidad e incluso cuando está experimentando algo sumamente placentero también sufre porque la interrumpen. Por eso tiene un don especial para llorar y moquear como nadie, ella no necesita recurrir al colirio, ni oler Vicks VapoRub, ni hacer un máster en técnicas de llanto en el centro de formación de Televisa, nada de eso, a Viola eso le sale de manera natural. Cuando ella rueda una escena en la que tiene que llorar los técnicos lo pasan mal porque tienen sensaciones parecidas a las de ser pillados por un tsunami. Sus lagrimones se comieron a Meryl Streep en “La duda” y cautivaron a los espectadores de “Criadas y señoras”, los trabajos por los que fue nominada al Oscar en los años 2009 y 2012.

Viola Davis llega a los Oscars con el discurso perfeccionado desde hace meses porque tiene el status de favorita desde que la Paramount le dio luz verde a Denzel Washington para que rodase la adaptación cinematográfica de la aclamada obra de teatro de August Wilson “Fences”. Tanto Washington como ella fueron galardonados con el Tony en el 2010, al igual que James Earl Jones y Mary Alice en 1987 pero la única diferencia es que Davis se llevó el Tony como actriz principal, básicamente por su condición de estrella porque Rose Maxson comienza a ganar peso a partir del segundo acto.

La Davis es de lejos lo más memorable de “Fences”, ella es el corazón del film y, sobre todo, es la única que tiene los ovarios de dejar en su sitio a un Denzel Washington, encantadísimo de haberse conocido y cuyo divismo le hace querer estar por encima de cada miembro del reparto incluso cuando calla. El momento álgido de la obra de teatro de August Wilson es el primero de los monólogos de Rose que se produce cuando marido le dice que ha dejado embarazada a otra y ella le recrimina los 18 años que ha pasado a su lado aguantando carros y carretas porque, desde luego, no han tenido una vida fácil. Si Anne Hathaway cuando rodó la escena de I dreamed a dream miraba hacia la derecha para ver si le traían el Oscar, y Emma Stone hizo lo mismo cuando rodó Audition en “La la land”, Viola Davis no iba a ser menos y se sintió como Rosa Benito porque sabía que ese iba a ser su momento, su ahora o nunca, y hace que esa escena sea un verdadero espectáculo en el que no le falta nada y llora y moquea tanto que su cara acaba siendo la representación gráfica del momento cumbre de una escena porno (yo no me puse chubasquero cuando vi la película y lo lamento). Ninguna de sus rivales ha podido hacerle sombra en esta carrera al Oscar y, además, está en un momento inmejorable. Ahora mismo es lo más parecido a una institución con piernas, ya tiene 2 Tony y 1 Emmy y domina como pocos el arte del soliloquio, así que siempre ofrece discursos inspiradores aunque no sea lo mismo recibir el Oscar a la mejor actriz de reparto que ser la primera no mulata (o no café con leche como calificó en su momento a Halle Berry) en lograr esa hazaña.

Naomie Harris (Moonlight)

Naomie Harris en Moonlight

Es difícil imaginar que debajo de Paula, una mujer destruida por el crack y que desprecia a su hijo por su afeminamiento, esté Naomie Harris. Más que un un obvio trabajo de caracterización consistente en demacrar a una mujer que es guapísima lo que hay es autenticidad, nada resulta impostado en su interpretación. Lo curioso es que ella rodó sus escenas de “Moonlight” durante las pausas de la promoción realizada en Miami de “Spectre”.

La actriz británica, que ha saltado a la fama por interpretar a Moneypenny en la saga Bond, ha logrado su primera nominación por un papel breve pero que es un auténtico caramelo y que está bastante conectado con la propia madre del director del film (Barry Jenkins) que es seropositiva debido a su adicción a la heroína. Harris se luce en cada una de sus escenas, especialmente en la última en la que es plenamente consciente de las consecuencias de sus actos y del legado que ha recibido su hijo que se ha visto obligado a sobrevivir en un mundo en el que no puede ser él mismo. Poco ha podido hacer Naomie Harris en esta carrera de premios. Si las circunstancias hubiesen sido otras, es decir si esta categoría no tuviese una ganadora tan clara, Lisa Taback (la consultora de campaña de “Moonlight”) duplicaría sus esfuerzos en promover a la actriz.

Nicole Kidman (Lion)

Nicole Kidman en Lion

Es una pena que la que sea la cuarta nominación de Nicole Kidman (increíble que la ganadora de la estatuilla por “La horas”, y que se ha caracterizado por su valentía, no fuese nominada por “Dogville”, “El chico del periódico” o “Stoker” por citar solamente tres) vaya a quedar en nada porque su interpretación en “Lion” no puede ser más efectiva. Sue Brierley es una mujer australiana con un peinado espantoso que ha adoptado a dos niños procedentes de India, uno representa al hijo ideal mientras que el otro está lleno de rencor por su infancia traumática y es una bala perdida. Nicole Kidman es consciente de que no es su película pero aprovecha a la perfección cada una de sus escenas, su interpretación es sutil salvo en el momento en el que completamente derrumbada por los acontecimientos y pronuncia un monólogo (con colirio incluido) en donde le confiesa a Saroo que de pequeña tuvo una visión en la que descubrió que su misión en la vida era adoptar aunque pudiese tener hijos de manera biológica.

Nicole Kidman ha estado en una zona de confort durante toda esta temporada, todos hemos dado a “La Faraona” como candidata a la estatuilla por su interpretación en “Lion” pero ninguno hemos apostado por ella por el hecho de que no es más que una convidada de piedra. Y es que el papel de la Kidman durante esta carrera ha sido prácticamente inexistente a pesar de estar en la apuesta TWC de este año y de que Harvey Weinstein le ha llevado a todas partes (es probable que como colofón a su campaña le haga una visita a tu primo favorito para agradecerle su antigua labor como observador con calentones en el foro).

Octavia Spencer (Figuras ocultas)

Octavia Spencer en Figuras ocultas

El papel de Dorothy Vaughan, matemática e informática que llegó a convertirse en la primera persona afroamericana en ocupar un puesto de supervisor en la NASA, es resuelto con una facilidad pasmosa por una actriz con tanto carisma como Octavia Spencer. A lo largo del film la vemos frustrada porque desempeña esa labor de manera no oficial y, por lo tanto, no tiene un salario acorde mientras que quien ejerce el cargo es una mujer blanca, con muchísima menos experiencia, y que tiene un momento en el que retrata a su némesis (interpretada por Kirsten Dunst) y con el que la actriz se gana el aplauso de los espectadores.

“Figuras ocultas” fue vendida como la nueva “Criadas y señoras” y no ha fallado. Es una historia que habla a favor de la integración tanto de género como racial que no pretende mucho más que ofrecer un relato inspirador al gran público. Además de ser un gran éxito en la taquilla estadounidense ha conseguido el respaldo de los críticos y también de la industria, sin ir más lejos su reparto fue bendecido por el SAG. Precisamente Octavia Spencer se llevó el Oscar por interpretar a Minny Jackson (la creadora del pastel más suculento de la historia) en “Criadas y señoras”. Si en el 2012 fue la indiscutible favorita al galardón un lustro después llega a la ceremonia siendo una mera invitada.

Michelle Williams (Manchester frente al mar)

Michelle Williams en Manchester by the Sea

Si Viola Davis no hubiese sido promovida en la categoría de mejor actriz de reparto el consultor de campaña de “Manchester frente al mar” se habría encargado de que la prensa no dejase de hablar de Michelle Williams y se crease la necesidad de premiar a la actriz, que ya ha sido nominada por “Brokeback Mountain”, “Blue Valentine” y “Mi semana con Marilyn” y que se ha caracterizado por su eficacia como intérprete y por haber sido muy inteligente a la hora de escoger proyectos, con alguna mínima concesión al cine más comercial. Yo le alabo el exquisito gusto por haberse encamado con #Caryaycari.

Su personaje en “Manchester frente al mar” es pequeño. Interpreta a Randi, la ex mujer del protagonista, que para poder salir definitivamente hacia adelante, después de vivir una gran tragedia personal, quiere pedirle perdón a quien fue su marido por su dureza durante ese momento. Williams está en función de Casey Affleck (en eso consisten las verdaderas actuaciones de reparto) salvo en su última escena en donde la actriz luce todo su potencial como intérprete dramática. De las candidatas ha sido la que más ha podido recoger las sobras dejadas por Viola Davis, al menos ha contado con el respaldo de algunas de las Asociaciones de Críticos más prestigiosas.

El dictamen

Ganará: Viola Davis (Fences)
Alternativa: Michelle Williams (Manchester frente al mar)
Quiero que gane: Naomie Harris (Moonlight)
Echo de menos: Molly Shannon (Other people)

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicolas07 - 22.02.2017 a las 01:30

La única que sabe que va a ganar el Óscar a esta instancia es Viola Davis. En cuanto a los considerados ¨favoritos¨ de las demás categorías interpretativas restantes tienen rivales que desequilibran sus victorias. En la de actriz de reparto lo que ha podido hacer Michelle Williams en contra del empoderamiento de Davis y su extraordinaria interpretación ha sido casi nulo. Hoy nadie duda que ese es su Óscar. (Lastima que no jugo como mejor actriz)

Ganará: Viola Davis (Fences)
Alternativa: Michelle Williams (Manchester frente al mar)
Debería Ganar: Viola Davis (Fences)
Sorpresa a Ganar: Naomie Harris (Moonlight)
Echo de menos: Lily Gladstone (Certain Women)

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario