Conexión Oscar 2018: Actriz

Conexión Oscar 2018: Actriz

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Una madre coraje que lucha para conseguir que se haga justicia, una mujer que descubre los placeres de la carne con una criatura que no es terrenal, una adolescente que emprende el camino para volar del nido, una patinadora que se convirtió en sinónimo de escoria y la personalidad más importante del mundo de la prensa de finales del siglo XX. Cinco personajes femeninos fascinantes encarnados por intérpretes que ya no tienen nada que demostrar, incluidas las más jóvenes de las seleccionadas. A pesar de algunos de los trabajos que optan en esta categoría quien manda en este apartado y de una manera incontestable desde el mes de Septiembre es Frances McDormand por su interpretación en “Tres anuncios en las afueras”. Y es una lástima que algunas actuaciones tan magníficas como las realizadas por Judi Dench en “La reina Victoria y Abdul” o Vicky Krieps en “El hilo invisible” por citar solamente dos se hayan quedado fuera del quinteto.

Sally Hawkins (La forma del agua)

No es una estrella ni un sex symbol, jamás aparecerá en la portada de una revista de moda ni protagonizará la campaña de una firma de cosméticos, ni es carne de gifs para inundar las redes sociales y tampoco le hace falta ser nada de eso. No podemos negar que Sally Hawkins es una de las mejores actrices que han surgido en los últimos años. La intérprete británica funciona en cualquier tipo de terreno y estuvo a punto de ser nominada al Oscar por “Happy, un cuento sobre la felicidad” y consiguió la nominación por interpretar a la hermana choni de Cate Blanchett en “Blue Jasmine” y, antes del estreno de “La forma del agua”, estuvo presente en las primeras conversaciones por su portentoso trabajo encarnando a la pintora Maud Lewis en “Maudie”.

Guillermo del Toro escribió el papel de Elisa pensando en ella. El director y guionista quería a alguien no especialmente llamativo y que encajase perfectamente en la piel de una mujer que nunca ha tenido la oportunidad de ganar nada. Y ha sido un acierto. Hawkins encarna a una persona que ha sido maltratada por la vida desde el momento de su nacimiento, fue abandonada y sufrió una mutilación que la dejó muda, trabaja como limpiadora en un laboratorio y solamente existe para un vecino y una compañera de trabajo. Es tal su estado que encuentra a su alma gemela en una misteriosa criatura acuática, se enamora de él y se propone rescatarle de su cautiverio. Hawkins está conmovedora y ha sido una de las actrices más premiadas de esta temporada pero se enfrenta a una interpretación tan impactante y arrolladora como la realizada por Frances McDormand en “Tres anuncios en las afueras”.

Frances McDormand (Tres anuncios en las afueras)

Desde que se vio “Tres anuncios en las afueras” de Martin McDonagh en el Festival de Venecia se ha dado como favorita al Oscar a Frances McDormand y, a pesar de trabajos tan aplaudidos como los de Sally Hawkins, Saoirse Ronan o Margot Robbie, no ha habido nadie capaz de ensombrecer a la actriz. Y además en McDormand vemos que no hay nada más revolucionario que ser auténtico: no ha hecho campaña, se ha desmarcado del rebaño y por no haber sentido la necesidad de seguir ninguna estrategia de marketing su mensaje para concienciar y reivindicar el papel de la mujer en la industria es muchísimo más efectivo que cualquier otro.

Cualquier actriz mataría por interpretar a un personaje como el de Mildred Hayes. Es una mujer cuya vida se parte en dos cuando sufre la peor de las desgracias que es la pérdida de su hija que ha sido violada, asesinada y quemada y, para colmo de males, ve que pasa el tiempo y no se hace absolutamente nada para detener a su responsable. A ella solamente le queda el coraje de iniciar una lucha contra las autoridades y sabe que está sola porque no cuenta con el apoyo de nadie. Parecerá exagerado pero Frances McDormand pertenece a la misma raza de Katharine Hepburn ya que es arrolladora, tiene tanto talento y carisma que cuando está en pantalla no ves a nadie más y un personaje como el de Mildred Hayes (uno de los más icónicos del 2017) resume perfectamente todo lo que es ella. Se llevó el Oscar en 1997 por “Fargo” y no ha surgido ni una sola voz para decir que ese eunuco dorado en su estantería ya es suficiente. Eso dice bastante del respeto que sentimos hacia ella.

Margot Robbie (Yo, Tonya)

Saltó a la fama por interpretar a la mujer de Jordan Belfort en “El lobo de Wall Street” de Martin Scorsese y de paso se convirtió en el nuevo sex symbol que Hollywood tenía que explotar aunque la crítica siempre ha sabido ver que es muchísimo más que la actual encarnación del erotismo. Robbie no solo tiene presencia, tiene carisma y talento y fue capaz de hacer un triple salto mortal interpretando a Harley Quinn en “Escuadrón Suicida” y caer de pie hasta el punto de ser lo único por lo que merece la pena ver esa película.

Le mostraron el guión sobre la historia de Tonya Harding y le entusiasmó tanto que decidió convertirse en productora para poder sacar el proyecto adelante y sobre todo para acceder a un tipo de papel que en Hollywood no iban a ofrecerle. “Yo, Tonya” es una aproximación al reverso tenebroso del sueño americano narrado con un tono corrosivo porque fue así como lo vivió la opinión pública y también es la radiografía de un juguete que venía roto de fábrica. Robbie da un golpe en la mesa y realiza una interpretación descarnada llegando incluso a cortar la respiración como, por ejemplo, cuando está preparándose ante el espejo antes de actuar en los Juegos Olímpicos. Lo único que le ha perjudicado a Margot Robbie es que esta carrera ya tenga a su ganadora desde el mes de Septiembre, en otro año estaríamos ante una seria aspirante a la victoria.

Saoirse Ronan (Lady Bird)

Lo que vimos hace una década en “Expiación” no fue una casualidad y a sus 23 años Saoirse Ronan ya atesora tres nominaciones al Oscar. Su indudable talento y también su inteligencia a la hora de seleccionar sus proyectos han sido determinantes para lograr la transición a la edad adulta y tenemos la sensación de que aún le queda un largo recorrido hasta alcanzar su techo porque cada trabajo que vemos es aún mejor que el anterior.

Ganó el Globo de Oro por “Lady Bird” de Greta Gerwig. En el film da vida Christine, una adolescente con ambiciones artísticas que se hace llamar Lady Bird y que quiere huir de todo aquello que representa su vida, idealizando lo que no está a su alcance hasta que termina aceptándolo cuando se da un trompazo contra la realidad. Ronan está magnífica en la piel de esta joven contestataria que cree que su mundo se le queda pequeño y, además, demuestra que la comedia se le da igual de bien que el drama. A pesar de que en la carrera al Oscar Sally Hawkins ha sido la que más premios de la crítica se ha llevado, Saoirse Ronan es lo más próximo a la alternativa a la victoria de Frances McDormand ya que está en un momento perfecto para ser reconocida por la Academia por ser una conjunción perfecta de juventud y talento y por progresar adecuadamente con cada una de sus elecciones.

Meryl Streep (Los archivos del Pentágono)

Jamás hay que apostar en contra de Meryl Streep. La actriz ganadora de 3 Oscar por “Kramer contra Kramer”, “La decisión de Sophie” y “La dama de hierro” y plusmarquista en estos premios ha sido la única superviviente de “Los archivos del Pentágono” de Steven Spielberg en la carrera y es que, aunque la película esté presente en la categoría reina, no ha conseguido ni la décima parte de lo que nos podíamos imaginar teniendo en cuenta los ingredientes que maneja y también el resultado; no es la película de periodismo definitiva pero sí que es absolutamente necesaria en un momento como el presente en el que la prensa está completamente ahogada por la clase gobernante y por la crisis económica.

Meryl Streep encarna a Katharine Graham que se convirtió en la persona más importante del mundo de la prensa estadounidense de finales del siglo XX y lo que vemos en “Los archivos del Pentágono” es a una mujer que está tratando de renacer de sus propias cenizas y lo único que se le puede achacar al film de Spielberg es que no profundizase más en su situación personal, se recurre a un diálogo explicativo del personaje interpretado por Sarah Paulson y está bastante cogido por pinzas. Ella estaba destinada a heredar el puesto de su padre al frente de The Washington Post pero el cargo fue a manos de su marido, un hombre alcohólico, con serios problemas de depresión y que humillaba constantemente a su esposa en público. Tras enviudar de su marido, que se suicidó, se vio en la tesitura de reflotar a la empresa familiar cuando no se encontraba en un terreno seguro, el paso que necesitaba dar tanto a nivel profesional como personal fue la publicación de los papeles del Pentágono sobre la actuación de los Estados Unidos durante la guerra de Vietnam. Aunque en esta película hemos visto a la mejor Meryl Streep de los últimos años (está muy por encima de “Into the woods” y de “Florence Foster Jenkins”) su interpretación ha quedado coja por este motivo y eso ha hecho que no se le haya contemplado como una amenaza durante la temporada.

El dictamen

Ganará: Frances McDormand (Tres anuncios en las afueras)
Alternativa: Saoirse Ronan (Lady Bird)
Quiero que gane: Frances McDormand (Tres anuncios en las afueras)
Echo de menos: Judi Dench (La reina Victoria y Abdul)

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicolas07 - 02.03.2018 a las 02:54

Cualquiera de las interpretaciones aquí vistas son merecedoras de ese Oscar, dado que ha sido uno de los años en los que posicionar del 1 al 5 estas interpretaciones se ha convertido en un martirio (al contrario de la categoría masculina), visto que ninguna merece estar en quinto o cuarto lugar y más bien en una linea de unos. No obstante, hay que escoger a una ganadora y los pequeños detalles o plus son los que hacen una pequeña diferencia.

Por otro lado, creo que una nominación a Annette Bening por “Film stars don’t die in liverpool” le viese venido muy bien. No obstante, no veo la hora de que se le reconozca con la estatuilla así sea en un papel de reparto, aunque toda ella es protagonista en sí misma y de las pocas que han podido sostener un estatus impecable como interprete e incluso rescatar películas con su sola interpretación, en cambio, de Hilary Swank que le suele pesar esos dos Oscar en su filmografía, ya que no logra sacar provecho de sus personajes si no está de la mano de grandes directores.

Ganará: Frances McDormand por “Three Billboards Outside Of Ebbing, Missouri”
Podría ganar: Sally Hawkins por “The Shape of Water”
Debería ganar: Frances McDormand por “Three Billboards Outside Of Ebbing, Missouri”
Debería estar nominada: Vicky Krieps por “Phantom Thread” o Michelle Williams por “All the Money in the World”
Sorpresa a ganar: Saoirse Ronan por “Lady Bird”

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario