Conexión Oscar 2020: Actriz

Conexión Oscar 2020: Actriz

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Una mujer que ha dejado de identificarse con el rol de esposa, una antigua esclava que trata de liberar a los de su misma condición, una de las estrellas de la televisión que contribuyeron a la caída de Roger Ailes, una aspirante a escritora que no quiere someterse a las imposiciones de la sociedad y la versión más rota de uno de los mayores iconos del mundo del espectáculo del siglo XX. Estos son los personajes femeninos encarnados por Scarlett Johansson, Cynthia Erivo, Charlize Theron, Saoirse Ronan y Renée Zellweger que les han permitido llegar a la candidatura al Oscar a la mejor actriz principal. Esta edición está marcada por el regreso de Renée Zellweger, la indiscutible favorita por interpretar a Judy Garland, y a pesar de trabajos tan estupendos de algunas de sus competidoras no ha podido encontrar a una rival que sea una seria amenaza.

Cynthia Erivo (Harriet)

Por “Harriet” Cynthia Erivo ha logrado sobrevivir a la maldición de haber sido la primera rival a batir de la carrera por tan solo una foto y el personaje real que interpreta. La actriz británica de 33 años se ha curtido sobre los escenarios y en 2016 se alzó con el Tony por protagonizar el musical “El color púrpura”, que supuso su debut en Broadway y por este trabajo también ganó el Tony y el Grammy. A nivel cinematográfico ha participado en “Viudas” de Steve McQueen y en “Malos tiempos en El Royale” de Drew Goddard. “Harriet” le ha proporcionado dos candidaturas al Oscar, el que nos ocupa y también en el de mejor canción del que ya te hablé con anterioridad.

“Harriet” es el biopic de la abolicionista Harriet Tubman. Ella nació como esclava en el condado de Maryland y en 1849, cuando contaba con 27 años, logró huir a Filadelfia. A partir de ese momento fue realizando una serie de misiones para liberar a otros esclavos mucho antes de que comenzara la Guerra de Secesión, fue la primera mujer que lideró una expedición armada durante la guerra y llegó a liberar a más de 700 hombres. Su vida fue apasionante y, por ese motivo, Erivo se convirtió a inicios del 2019 en la principal apuesta de los medios especializados. “Harriet” dirigida por Kasi Lemmons no convenció prácticamente nada cuando se vio en el Festival de Toronto pero la crítica sí que destacó la labor de Cynthia Erivo. La actriz trata de darle dimensiones a una historia que ha sido escrita de manera rutinaria, a brochazos, y haciendo un resumen muy pobre de los hechos protagonizados por Harriet Tubman. El film no le hace justicia a una interpretación tan entregada. La intensidad de su campaña se ha rebajado considerablemente con respecto a la que tenía antes del Festival de Toronto pero nunca se ha descartado como uno de los nombres fijos de la categoría de mejor actriz. Eso le ha permitido llegar hasta aquí aunque sus opciones de ganar sean nulas.

Scarlett Johansson (Historia de un matrimonio)

A sus 35 años Scarlett Johansson está viviendo un excelente momento en su carrera. Comenzó en el mundo de la interpretación siendo una niña y antes de saltar al estrellato con “Lost in translation” de Sofia Coppola, por la que consiguió el Bafta, se ganó el respeto de los críticos con su interpretación de niña traumatizada en “El hombre que susurraba a los caballos” de Robert Redford. Scarlett Johansson es una de las estrellas más representativas de este siglo XXI, siendo también una de las últimas musas de Woody Allen. Además ha logrado despojarse de la etiqueta de sex symbol y no ha renunciado a su estatus para buscar proyectos que le permitan crecer como intérprete. Pudo ser candidata al Oscar por sus trabajos en “Lost in translation”, “La joven de la perla”, “Match Point” e incluso se pidió un reconocimiento especial por su trabajo en “Her”. Este año ha entrado por fin en los Oscars, y por partida doble, y hace unos días te hablaba de su candidatura al Oscar a la mejor actriz de reparto por “Jojo Rabbit” de Taika Waititi.

En “Historia de un matrimonio” de Noah Baumbach interpreta a Nicole, una actriz que está casada con un exitoso director de teatro neoyorquino que decide separarse de él e inicia una batalla legal para quedarse con la custodia del hijo que tienen en común. Este papel ha supuesto el salto definitivo a la madurez de Johansson por la dificultad de un personaje que considera que ha de volar en solitario para poder realizarse personalmente, que lo pasa realmente mal por ello y además porque eso implica que su hijo se ha convertido en un trofeo. Nos resulta tan veraz la interpretación que hace Johansson que logramos conectar completamente con ella. Poco ha podido hacer para eclipsar a Renée Zellweger en su camino hacia su segundo Oscar ya que “Historia de un matrimonio” que, es otra de las propuestas de Netflix de esta edición, no está siendo una de las contendientes más fuertes puesto que se está viendo arrastrada por la campaña de la plataforma en streaming que está siendo considerada antipática.

Saoirse Ronan (Mujercitas)

Con 25 años Saoirse Ronan ha conseguido por “Mujercitas”su cuarta candidatura al Oscar tras las recibidas por “Expiación”, “Brooklyn” y “Lady Bird”. Lo de materializar la estatuilla es cuestión de tiempo ya que esta intérprete neoyorquina de origen irlandés aún no ha tocado techo. Su versatilidad, talento y su exquisito gusto a la hora de escoger proyectos le están confirmando como uno de los principales valores de su generación.

Tras “Lady Bird” Saoirse Ronan ha vuelto a ponerse a las órdenes de Greta Gerwig en “Mujercitas” metiéndose en la piel de Jo March. Se ha convertido en la segunda actriz en alcanzar la nominación al Oscar tras lograrlo Winona Ryder en 1995. Jo March es un personaje icónico del mundo de la literatura, una adelantada a su tiempo que no quería someterse a la dictadura de los roles de género. Ronan, que puede ser al mismo tiempo tremendamente clásica y rabiosamente modern,a ha nacido para interpretar a esta aspirante a escritora en el Massachussetts de la Guerra de Secesión, no se le puede reprochar nada a su encarnación. De sus candidaturas al Oscar probablemente sea ésta la que menos opciones pueda darle para alzarse con la victoria. Nuevamente le tocará esperar.

Charlize Theron (El escándalo)

Se quitó la etiqueta de sex symbol cuando apostó por llevar a la pantalla la historia de la asesina en serie Aileen Wuornos y se llevó el Oscar a la mejor actriz en el año 2004. Para convencer a los críticos y a la industria de que más allá de su deslumbrante belleza hay una gran intérprete Charlize Theron tuvo que afearse. En 2006 logró otra nominación por “En tierra de hombres” y a la edad de 44 años vuelve nuevamente a esta categoría por su trabajo en “El escándalo”. La echamos en falta en estos premios por sus portentosas interpretaciones en “Young adult”, “Tully” y, sobre todo, por regalarnos a la icónica Imperator Furiosa en “Mad Max: Furia en la carretera”.

En “El escándalo” de Jay Roach Theron interpreta a la periodista y comentarista política Megyn Kelly, que fue una de las estrellas de la cadena de noticias Fox News. Ella fue una de las mujeres que denunciaron a Roger Ailes, presidente del canal, de acosarlas sexualmente y que contribuyeron a su caída en el año 2016. Theron es mimética en su encarnación, también está ayudada por una caracterización que le aproxima bastante al personaje real. Ella, al igual que la nominada Margot Robbie y Nicole Kidman, está muy por encima de una película que ha nacido como respuesta al acoso sexual en la industria y que, lamentablemente, cae en ocasiones en la caricatura. Theron es la rival más débil de esta categoría, ella ya fue premiada por “Monster” y su película no ha tenido un impacto real, y que su talento haya vuelto a ser reconocido después de haberse quedado a las puertas en más de una ocasión es para ella una victoria.

Renée Zellweger (Judy)

Renée Zellweger ha sido el Ave Fénix de esta edición. Fue una de las actrices preferidas del planeta a inicios del siglo XXI, gracias a los éxitos de “El diario de Bridget Jones” y “Chicago” por las que fue nominada al Oscar en los años 2002 y 2003. Un año después se hizo con la estatuilla en la categoría de mejor actriz de reparto por ser el contrapunto cómico de “Cold Mountain”. Menos de dos años después se convirtió en una de las intérpretes más odiadas de Hollywood. Ella no había cambiado pero su momento ya había pasado y aunque trató de reciclarse no pudo lograrlo. Tras estar varios años retirada de la primera línea regresó con “Bridget Jones´ baby” que funcionó mucho mejor de lo esperado para una secuela tardía.

Nadie confiaba en las opciones de “Judy” cuando supimos del proyecto y vimos sus primeras imágenes en donde Renée Zellweger podía ser Judy Garland en sus meses finales de vida o Concha Velasco cuando presentaba “Viva el espectáculo” desde el Florida Park. Todas esas sensaciones cambiaron cuando se estrenó la película en el Festival de Telluride y Renée Zellweger se convirtió en la verdadera protagonista de esta carrera, con el permiso de la traductora del equipo de “Parásitos” y de los discursos de agradecimiento de Brad Pitt. Zellweger, a pesar de un catastrófico playback en la mayoría de sus actuaciones musicales, logra ir más allá del icono y nos presenta a una mujer que está completamente rota y a la que ya no le quedan fuerzas para poder recomponerse. Es en la asombrosa composición de un personaje, probablemente se haya nutrido de su propia experiencia cuando tocó fondo y se retiró de la vida pública, donde reside la principal virtud de “Judy”. El factor "comeback" y la portentosa encarnación de un icono que también es un referente a la hora de hablar de los juguetes rotos del mundo del espectáculo han sido determinantes para convertir a Renée Zellweger en la indiscutible rival a batir de esta categoría.

El dictamen

Ganará: Renée Zellweger (Judy)
Alternativa: Scarlett Johansson (Historia de un matrimonio)
Quiero que gane: Scarlett Johansson (Historia de un matrimonio)
Echo de menos: Lupita Nyong’o (Nosotros)

Mary Carmen Rodríguez 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Corrector - 09.02.2020 a las 23:46

Mary Carmen, se dice "los Oscar", no "los Oscars", de la misma forma que se dice "los Goya" y "los César", no "los Goyas" o "los Césares".

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario