In Memoriam: Chicho Ibáñez Serrador, mucho más que un genio tras la cámara

In Memoriam: Chicho Ibáñez Serrador, mucho más que un genio tras la cámara

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

No es exagerado decir que en Chicho Ibáñez Serrador encontramos a nuestro Alfred Hitchcock y no sólo por su dominio del suspense sino por su capacidad para trascender y de convertirse en un icono popular. Ibáñez Serrador, que ha fallecido hoy a la edad de 83 años, revolucionó el mundo de la televisión española con espacios como “Historias para no dormir” y “Un, dos, tres…” y también gozó de la excelencia con sus incursiones cinematográficas. Hoy nos despedimos de alguien que ha sido fundamental en la educación de varias generaciones de espectadores, seguramente que a muchos se nos vienen a la mente esas noches pegados a la pequeña pantalla y disfrutando del “Un, dos, tres…” cuando éramos unos niños pequeños, y también de un cineasta cuya influencia ha sido fundamental en directores como Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar, Juan Antonio Bayona o Jaume Balagueró, figuras que le reconocieron hace tan solo cuatro meses cuando fue receptor del Goya de Honor de la Academia. Chicho Ibáñez Serrador forma parte de nuestro patrimonio cultural y me imagino que a él le encantará saber que el destino al cruzar el umbral de la muerte será tu cocina en donde el tío Hannibal lo macerará para que puedas degustarlo como semejante manjar se merece.

Narciso Ibáñez Serrador (Montevideo-Uruguay, 4 de Julio de 1935) se empapó desde el momento de su nacimiento del mundo del espectáculo. Sus padres eran el actor y director de teatro Narciso Ibáñez Menta y su madre la actriz argentina Pepita Serrador. Su primer trabajo profesional lo realizó a la edad de 8 años y doblando al conejo Tambor en “Bambi” pero no es hasta el año 1951 cuando debuta como actor en la compañía teatral de su madre. Aún no había cumplido los 20 años y ya estaba escribiendo sus propias obras de teatro, dirigiendo adaptaciones de Tennessee Williams, haciendo sus incursiones en la radio como guionista (bajo el seudónimo de Luis Peñafiel) o en la televisión argentina con espacios como “Obras maestras del terror” en donde versionaba relatos de Edgar Allan Poe, o la serie “Mañana puede ser verdad”.

En 1947 hizo el Bachillerato en la ciudad española de Salamanca pero su salto definitivo a España lo realizó a inicios de la década de los 60, a raíz del estreno en nuestros escenarios de su obra “Aprobado en inocencia”. En 1963 comenzó a trabajar en Televisión Española haciendo lo mismo que hizo en su momento en Argentina, adaptar clásicos de la literatura en este caso para “Estudio 3”. Los relatos que tienen más impacto en la audiencia son aquellos que tenían que ver con el terror y la ciencia ficción y, tras una serie de intentos, llega su primer gran éxito en 1965 con “Historias para no dormir”, en donde se mezclaban las adaptaciones de relatos de terror con las obras propias y que él mismo presentaba haciendo gala de un magnífico sentido del humor. Llegaron también los reconocimientos internacionales siendo premiado en el Festival de televisión de Montecarlo en dos ocasiones por el episodio titulado “El asfalto” y por “Historia de la frivolidad”, un especial que escribió junto a Jaime de Armiñán en donde se parodiaba la censura en España y que no contó con el respaldo de Televisión Española que emitió el programa a la medianoche y para poder participar en el Festival de televisión de Montecarlo.

Su primera película fue “La residencia” estrenada en 1969 y con vocación internacional en donde plasma toda la influencia recibida por el terror gótico y el suspense. En 1972 llegó el espacio que le consagró definitivamente como un icono pop nacional el concurso “Un, dos, tres…”, que era una combinación entre un concurso y un programa de espectáculos. El formato funcionó tan bien que se vendió en el Reino Unido, Alemania, Portugal y los Países Bajos y Chicho Ibáñez Serrador actuó como asesor de las adaptaciones. En España tuvo sus encarnaciones a lo largo de tres décadas (la última fue en 2004) y la lista de presentadores, azafatas y colaboradores es extensísima, entre esos nombres hay que destacar el de Victoria Abril que era una adolescente cuando trabajó como azafata en el programa.

En 1976 rodó su última película como director “¿Quién puede matar a un niño?”, basada en la novela de Juan José Plans “El juego de los niños” que hoy está considerada una obra de culto, sin ir más lejos Eli Roth dice que es una de sus películas favoritas.

La figura de Chicho Ibáñez Serrador fue mucho más allá de “Historias para no dormir” o de “Un, dos, tres….”. En 1992 estrenó “Hablemos de sexo” en donde se atrevió a hablar sin tapujos de sexo en la televisión pública y en prime time algo que probablemente hoy, 27 años después, seguiría siendo un escándalo. No cuesta nada imaginarse los mensajes en Twitter de esos espectadores indignados y abochornados. También gozó del éxito con el concurso sobre la fauna “Waku Waku” con una clara vocación ecologista y con “El semáforo” ese concurso de talentos (o no) que se adelantó varias décadas a cualquier espacio televisivo de hoy. Uno de sus últimos trabajos para la televisión lo hizo para Telecinco con “Películas para no dormir”, un proyecto que le reunía con directores como Jaume Balagueró, Enrique Urbizu, Mateo Gil o Álex de la Iglesia y que fue muy maltratado por la cadena privada.

Sus últimos años han estado marcados por sus diferentes problemas de salud y un accidente doméstico que le llevó a la silla de ruedas y también por los diferentes homenajes entre los que hay que destacar, además del más reciente que fue el Goya de Honor recibido a principios de este 2019, el Feroz de Honor otorgado en 2017 y el Premio Nacional de Televisión concedido por el Ministerio de Cultura en el 2010.

Podemos rescatar sus películas, cualquier episodio de “Historias para no dormir” o nuestros recuerdos de la más tierna infancia para homenajear de alguna manera a una figura tan emblemática de nuestra historia popular.

Vídeo

Vídeo

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario