In Memoriam: Omar Sharif, arenas de inmortalidad

In Memoriam: Omar Sharif, arenas de inmortalidad

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Arenas de inmortalidad para un Omar Sharif que ya es leyenda, no viva pero si eterna para el cine, fallecido a los 83 años en El Cairo por un infarto tras un deterioro de salud provocado por un incipiente mal de Alzheimer y la pérdida general de apetito. Una estrella del cine más exótico que saltó a la fama cuando Hollywood vio en él lo que buscaba; presencia y la posibilidad de ser un galán distinto venido de otros mundos alejados de los cánones de las estrellas de Hollywood.

Tras encadenar una veintena de producciones en su país, con algún escarceo en el cine francés como con “Goha” junto a Claudia Cardinale con la que volvería a coincidir en la historia de inmigración “Mother” en 1991, gracias a su perfecto inglés (y tras preferir el alemán Horst Buchholz lograr “Uno, dos, tres…” de Billy Wilder) logró su papel de Ali en “Lawrence de Arabia” (1962) como fiel compañero de Peter O´Toole en una de las mejores presentaciones de un personaje que se han visto en el cine. Los dos saltaron al estrellato de manera inmediata consiguiendo Sharif un Globo de Oro y una nominación al Oscar. Formó parte del reparto de “La caída del imperio romano” (1964) y de “Y llegó el día de la venganza” (1964) para después ser el mismísimo Gengis Khan en la película de 1965. Tres años después de “Lawrence de Arabia”, consiguió el papel protagonista de Yuri en “Doctor Zhivago” (1965). Sus dos grandes hitos cinematográficos llegaron pronto en una carrera en la que siempre fue referenciado y reverenciado por esos papeles. “La noche de los generales” (1967), “Funny girl” (1968), romance incluido con Barbra Streisand, “El oro de Mackenna” (1969) o “Che!” (1969) siguieron cimentando su posición en la industria. Sería Capitán Nemo en “La isla misteriosa” (1973) y también se le vería en “Orgullo de estirpe” (1971), “La semilla del tamarindo” (1974), “El enigma se llama Juggernaut” (1974), “Lazos de sangre” (1979), “Jugadores de ventaja” (1980) o “Top secret” (1984).

InMemoriamOmarSharif

Refugiado en producciones televisivas y en el cine francés, perdiendo guapura pero ganando en edad y aspecto reverencial, tuvo un regalo en forma de papel en “El señor Ibrahim y las flores del Corán” (2003), adaptación de una obra teatral sobre la tolerancia y la amistad entre un niño judío y un tendero musulmán, ganando un César al mejor actor. También se le vería en “El guerrero nº 13” (1999) con Antonio Banderas o en “Océanos de fuego” (2004) con Viggo Mortensen.

InMemoriamOmarSharif01

Calificado de vividor, amante de la buena mesa, las mujeres y el bridge, este “gentleman” políglota de fuerte carácter deja un hijo y un matrimonio con la actriz egipcia Faten Hamama por el que se pasó del catolicismo al islamismo divorciándose tras 19 años de matrimonio en 1974 teniendo el único hijo del actor, Tarek, que ya confirmó hace unos meses el delicado estado de salud de su padre. Su curiosa relación con España hizo que visitara más de una vez nuestro país y que montara un negocio de camisas de seda egipcia todavía vigente en el barrio de Salamanca.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario