“La chica danesa”

“La chica danesa”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Drama basado en la verdadera historia de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener. La vida de este matrimonio dio un giro cuando Einar sustituyó a la modelo femenina que su mujer, Gerda, tenía que pintar. Cuando los retratos resultan ser un éxito, ella anima a su marido a adoptar una apariencia femenina. Lo que comenzó como un juego llevó a Einar a una metamorfosis que puso en riesgo el amor de su esposa…

Conviene ver: “La chica danesa” es el nuevo trabajo de Tom Hooper, siempre efectivo y accesible, pero falto de la brillantez necesaria para perdurar más allá de un digno artesano. Tras malgastar (o no) el potencial de ese musical “más grande que la vida” que es “Los miserables” adapta el caso real de la primera operación de transexualidad en Europa, concretamente en Dinamarca, país en el que un matrimonio termina viéndose afectado por un juego en el que la efervescencia del arte y el despertar de la identidad sexual se dan de la mano. A pesar de la premisa la cinta es bastante convencional y no arriesga en profundizar en la psicología del personaje (algo que hacía mejor “Laurence anyways” de Xavier Dolan) y en el toque de denuncia frente a la intolerancia que pretende ser, ya que pone el foco demasiado en sus dos protagonistas alejándose del contexto y el entorno. Eddie Redmayne parece nacido para el papel, algo a lo que le ayudan sus rasgos característicos, y verdaderamente emociona en ese proceso de hombre a mujer en el que sutilmente acaba descubriéndose a sí mismo como Lily aunque se apoya en pocos recursos y asume el papel con valentía pero en la fina línea a la caricatura ante la pose de guapura continua que pretende aportar al sacar su lado femenino; mientras la carga dramática se traslada a su compañera y esposa a la que se le va de las manos lo que empieza como un inocente juego en pro del arte; debilitando un matrimonio que tendrá que indagar en las profundas raíces de su amor para seguir adelante, siendo un sentimiento que nunca les abandona y por el que pelearán decididamente. Una película tierna, elegante y modélica que deja de lado momentos más intensos y provocadores, como las escenas de sexo o las sucesivas operaciones quirúrgicas, con el fin de llegar al gran público y no hacerse esquiva para los prejuiciosos. Tanto Eddie Redmayne como Alicia Vikander (él más impostado y ella más espontánea) dan una lección interpretativa, salvando el cliché en el que podrían haber caído, y equilibrando la fina línea entre la sensibilidad y la fuerza de unos personajes que luchan en una sociedad opresiva en la que viven entre la ocultación y el desvalimiento. Eso sí, Hooper da lo que ofrece habitualmente. Una película cuidada, elegante y lucidora que no va más allá de la transgresión de la propuesta y que tampoco busca las vueltas lo que la convertirá en cursi para los que se queden en la superficie y en demasiado tediosa en el drama que cuenta. Quizás eso le haya quitado fuerza a una historia muy potente que queda desaprovechada ante la habitual corrección del director y un guión al que le falta desarrollo, alma y potencia sólo salvado por el talento natural y esfuerzo de sus dos actores.

Conviene saber: 4 nominaciones a los Oscar 2016 en las categorías de actor, actriz, diseño de producción y vestuario. Adaptación de la biografía “Man into woman”, publicada en 1933, y convertida en novela en 2001 por el escritor David Ebershoff.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Cesar - 17.01.2016 a las 01:59

Siendo exagerado, dos palabras para resumir la película: Alicia Vikander. Qué interpretación tan excelsa. Tener al lado a Eddie (o evoluciona o acabará cansando interpretamente convirtiéndose en una caricatura de sí mismo,al tiempo) y no salir eclipsado ya se merece un premio, pero lo mágico es que se acaba de adueñar de la cinta. Poco más que decir, me esperaba más de la película. Me quedo con esa escena en el prostíbulo para la historia.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario