La Música Clásica De Nuestro Tiempo: "Sin tiempo para morir" // Hans Zimmer

La Música Clásica De Nuestro Tiempo: "Sin tiempo para morir" // Hans Zimmer

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Lo que estáis escuchando en el inicio del reportaje sonoro a continuación, si es que hay alguien que ha vivido los últimos 60 años en una cueva y no lo reconoce, es el tema principal del agente 007 James Bond, de su película inaugural de 1962 "Dr. No", tema que habitualmente se le atribuye a John Barry cuando éste fue el que lo interpretó con su John Barry Orchestra, pero que realmente lo compuso el cantante y compositor inglés Monty Norman. Hablamos de la canción en cuestión ya que el pasado viernes se estrenaba "Sin tiempo para morir", 25ª película según el canon de EON Productions de la saga James Bond, el espía británico más conocido de todos los tiempos. Para colmo de esta sección, la banda sonora de la película la compuso, quién si no, el compositor alemán Hans Zimmer, y para no repetirme demasiado ya que la semana pasada hablamos de su composición en la película "Dune", lo que se me ha ocurrido hacer esta vez es, un poco de manera general, una retrospectiva de lo que ha sido la música en las películas de James Bond; desde John Barry, pasando por compositores de la talla de David Arnold o Thomas Newman, hasta el propio Hans Zimmer. Así que sin más dilación, comenzamos.

Si miramos atrás en el tiempo, cuesta sacar un poco de chicha de la música de la saga de 007, ya que más allá del tema principal, podríamos decir que el resto es todo campo, al menos hasta los años 90. Como bien hemos dicho antes, Monty Norman fue el compositor del tema principal, pero también fue el de la primera película completa, "Dr. No" (1962). Durante muchos años se ha especulado si John Barry realmente fue el que compuso aquel tema, pero a día de hoy, aparte de la interpretación de éste con su orquesta, sólo se le atribuye que le hizo "unos arreglos". Lo que nos quedó fue un tema histórico, un tema que juega entre el rock, con una fuerte influencia del jazz, y  que a día de hoy lo reconoce cualquiera.

Después de "Dr. No", fue el propio Barry el que se encargo, no de forma consecutiva, pero prácticamente de todas las películas desde "Desde Rusia con amor" (1963) hasta "Alta tensión" (1987), ya con Timothy Dalton.

Entre medias, hubo varias películas que Barry no compuso por diferentes complicaciones en su vida (descansos personales o problemas de calendarios), pero terminó componiendo, sin contar "Dr. No", 11 de las 14 siguientes. Ya cuando iban a realizar la post-producción de "Licencia para matar" (1989), la que sería la última película de Timothy Dalton, Barry no pudo participar por una cirugía a la que iba a ser sometido, y en la siguiente película del canon, "GoldenEye" (1995), Barry directamente se retiró, cogiendo las riendas el compositor francés Eric Serra.

A partir de entonces, curiosamente sólo han habido 3 compositores más en la saga, que son en los que nos vamos a centrar ahora.

El propio John Barry recomendó al que cogería las riendas de la saga en 1997, que es nada menos que David Arnold, compositor de películas como "Stargate" (1994) o "Independence Day" (1996), pero que muchos por aquí reconoceréis por el hecho de que Arnold pasó de componer la música del espía británico más conocido de todos los tiempos a componer la música del detective británico más conocido de todos los tiempos: Sherlock Holmes, en la serie "Sherlock" (2012), protagonizada por Benedict Cumberbatch.

David Arnold fue recomendado por Barry ya que en 1997 Arnold produjo un disco llamado "Shaken and Stirred: The David Arnold James Bond Project", un álbum compilatorio con canciones clásicas de la saga versionadas por artistas como Iggy Pop o Aimee Mann, que por cierto, y aquí barro un poco para casa, Aimee Mann es la voz de los temas que abre y cierra una de mis películas favoritas, "Magnolia" (1999), de Paul Thomas Anderson.

Arnold compuso desde "El mañana nunca muere" (1997), ya con Pierce Brosnan como 007, hasta "Quantum of solace" (2008), con Daniel Craig. Sus composiciones rinden continuamente homenaje a John Barry, las cuales combinan elementos de música techno a base de sintetizadores, sobre todo en la época de Brosnan. De la época de Arnold con Craig, no es que quiera, si no que necesito que escuchéis parte del siguiente tema.

Es Vesper, el tema del personaje del que se enamora Bond en la película "Casino Royale" (2006), y que cambia por completo la perspectiva que teníamos sobre el personaje protagonista de la saga. Por fin nos encontramos a un Bond frágil, con sentimientos más allá de ser un misógino y el típico tío fuerte que sale siempre ganando. El tono realista y sombrío de la película de Martin Campbell van conformes a esto, y Arnold nos regala un tema entre el piano intimista y la cuerda emocional, una montaña rusa de acordes que enamoran y sobre todo cautivan al espectador, al igual que Vesper hace con James Bond.

En 2012 David Arnold decide dar un paso atrás ya que se encargaría de la música para los Juegos Olímpicos de Londres y ya que Sam Mendes es el escogido para dirigir "Skyfall" (2012), se trae bajo el brazo a su compositor habitual y del que es, pudiendo decirlo sin miramientos, uno de los mejores compositores de este siglo y de finales del siglo pasado: Thomas Newman, compositor de películas de la talla de "Cadena perpetua" (1994), "American beauty" (1999), "Buscando a Nemo" (2003), o la más reciente y maravillosa composición "1917" (2019).

Newman, a pesar de apenas haber compuesto melodías de películas de acción en su larga carrera, compone una música acorde a nivel ambiental a esa exploración a los orígenes y caída y ascenso del mito que era "Skyfall" y esa oda a las películas de los 60 y 70 de aventuras, comedia y acción que era "Spectre" (2015) que, cierto era que su tercer acto se cargaba un poco el film y tuvo una muy mala recepción, por lo que hizo que Sam Mendes no renovase y por lo tanto, Newman se bajase del carro.

Es entonces cuando llegamos, por fin, a día de hoy, a la película dirigida por Cary Joji Fukunaga, "Sin tiempo para morir", la última de Daniel Craig como James Bond y que compone Hans Zimmer. En un principio, iba a ser Dan Romer (compositor de, por ejemplo, "Bestias del sur salvaje" o "Luca") el que iba a componer esta banda sonora, ya que ya había trabajado con Fukunaga en el pasado en "Bestias del sur salvaje" (2012) y "Maniac" (2018), pero dejó el proyecto por diferencias creativas (como previamente, pero en la dirección, hizo Danny Boyle). Al entrar Hans Zimmer, con él entró uno de los habituales junto al compositor alemán como es Steve Mazzaro, compositor de una banda sonora que a mí me flipa que es "El ritmo de la venganza" (2020), la película protagonizada por Blake Lively y Jude Law, y que se encarga siempre de producir sus composiciones.

La música de Hans Zimmer en esta película me fascina y, en su mayoría, lo que hace es mezclar 2 cosas:

La primera, es la "HansZimmer-ización" del leitmotiv de Bond, acercándolo a composiciones épicas suyas como puede ser "El caballero oscuro" (2008), introduciendo su percusión y cuerda de forma imponente y que son hiper característicos en su obra, para crear no sólo una impronta personal si no para llevar la acción y la tensión al siguiente nivel.

Y la segunda, y que quizás sea la que más me gusta es que, aquí Zimmer se apoya del único elemento igual de importante que el tema que todo el mundo conoce, y es la canción de los créditos iniciales.

No voy a analizar a fondo lo que supone y significa la canción de los créditos iniciales de la saga porque si no nos tiramos aquí hasta mañana, simplemente repasar que, en todas las películas de James Bond es representativo una secuencia de créditos iniciales en el que se convierte todo un evento la canción por parte del artista que la canta.

En este caso, la canción es No time to die, interpretada por Billie Eilish y coescrita con su hermano Finneas O'Connell (y que es ganadora del Grammy a mejor canción escrita para medio visual), y lo que hace Hans Zimmer es que coge las notas del estribillo (véase, el dichoso leitmotiv) y juega con ellas a través del piano, de los violines e incluso de una voz femenina de forma que representan, al igual que David Arnold hizo con el tema de Vesper, a un James Bond diferente, empático, frágil pero sobre todo enamorado, ya que ese tema representa eso en Bond pero también representa al personaje y amante de Bond, Madeleine, interpretado por Léa Seydoux.

El tema que escucharéis hoy al final de la sección, I'll be right back, contiene todo esto de lo que os estoy hablando y más, aunque también me gustaría destacar el tema Home, que escucháis de fondo al inicio de la sección, que quizás sea el tema más personal de la banda sonora de Zimmer (al igual que quizás sea la película más personal de la saga de Bond) y en el que incluye un elemento que en la canción lo representa la flauta travesera, que me pareció absolutamente brillante en la nueva entrega pero que no puedo mencionar sin destriparos la película.

Así que eso es todo por hoy en este repaso a lo que ha supuesto la banda sonora de las películas de James Bond en estos 59 años para ser exactos. Recordaros que ya está disponible en todas las plataformas la banda sonora original compuesta por Hans Zimmer para la película "Sin tiempo para morir".

¡Hasta la próxima banda sonora!

Iker González Urresti

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario