"La sombra del pasado"

"La sombra del pasado"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Kurt Barnert es un joven estudiante de arte en la Alemania del Este. Está enamorado de su compañera de clase, Ellie. El padre de ella, el professor Seeband, un famoso médico, no aprueba la relación de su hija y está decidido a destruirla. Lo que ninguno de ellos sabe es que sus vidas están conectadas por un terrible crimen cometido hace décadas.

Conviene ver: “La sombra del pasado” de Florian Henckel Von Donnersmarck es el regreso al cine alemán del director que patinó hace ocho años con “The tourist” tras haber ganado el Oscar para su país con “La vida de los otros”. En esta cinta, presentada en Venecia a competición, vemos como el artista alemán Kurt Barnert (en realidad una réplica inspirada en Gerhard Richter) consigue escapar de la RDA a la RFA, pero que sigue atormentado por su niñez bajo el régimen nazi, y la posguerra en la Alemania comunista. Una historia trascendente, valiosa y con empaque que, aunque destaca en lo formal y en lo interpretativo con un tridente compuesto por Tom Schilling, Paula Beer y Sebastian Koch, se hace irregular, azarosa y llena de vaivenes al pretender abarcar tres horas a todas luces innecesarias a pesar de la buena premisa y contar con alguna escena poderosa sobre todo las relacionados con el proceso artístico, obsesivo e innato del pintor, y los recuerdos de una tía que han marcado su vida y personalidad como se permite subrayar la cinta finalizando de manera cíclica mientras se desarrollan los avatares de estos estudiantes de arte enamorados que tienen que hacer frente al pasado de sus familias, el peso del nazismo, la guerra fría, los experimentos médicos arios del reputado padre de ella y el sentimiento de culpa de una sociedad alemana en las décadas posteriores. Lo mejor su elegante y cuidada puesta en escena, destacando la fotografía de Caleb Deschanel o la música de Max Richter, en una propuesta  clasicista, demasiado ambiciosa temáticamente, con villanos de manual, mensaje sin poso, cuestionables decisiones musicales, sensiblería romántica  y un tono plúmbeo y soporífero en su metáfora del arte como reflejo de la propia vida que impregna a toda la cinta a lo largo de su innecesariamente largo metraje en el que el director no ha sabido transmitir en resultado la fuerza del mensaje.

Conviene saber: 2 nominaciones a los Oscar 2019 (mejor fotografía y mejor película de habla no inglesa). La película de Florian Henckel Von Donnersmarck compitió en el Festival de Venecia 2018 y también pudo verse en el Festival de Toronto 2018.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario