Las listas de Moriarty: Maldición de Superman

Las listas de Moriarty: Maldición de Superman

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En la historia del cine abundan los grandes títulos a los que se asocia, de un modo u otro, alguna serie de… trágicos sucesos de difícil explicación. A todos nos suenan títulos como “Poltergeist” (Tobe Hooper, 1982), “El exorcista” (William Friedkin, 1973) o “La profecía” (Richard Donner, 1976), y los extraños acontecimientos relacionados con sus rodajes e incluso las muertes de algunos de sus protagonistas. La ruina, la locura o la muerte en extrañas circunstancias parecen acechar a la vuelta de la esquina a todas aquellas personas vinculadas a un determinado personaje o título, hasta tal punto que no podemos evitar hablar de maldiciones…

Curiosos como somos por naturaleza, no podemos resistir la tentación de mirar al otro lado de la puerta entreabierta, ni tampoco evitar buscar una explicación lógica detrás de aquellos sucesos que nos resultan inesperados, incoherentes o tan solo imprevistos. Es esta curiosidad, junto a nuestra potente imaginación, la que nos lleva a enunciar descabelladas hipótesis cargadas de misticismo y rocambolescas conexiones, el caldo de cultivo de teorías conspiratorias y maldiciones a partes iguales.

Cierto es que en los tiempos que corren cargados de decepción generalizada e incredulidad, donde ya lo hemos visto todo, no son pocos los escépticos que no tardan en dar al traste con este tipo de ideas. Pese a esto, y lo miremos desde donde lo miremos, esa fina línea entre la lógica y el enigma estará siempre presente.

Una de estas misteriosas maldiciones rodea la figura de uno de los superhéroes más conocido de hoy y de siempre, incluso para aquellos profanos del mundo del cómic. Tal vez menos conocida para el gran público que las citadas anteriormente, esta maldición parece haber perseguido a muchos de los que se han atrevido a vestir tan míticas mallas, e incluso a aquellos que han compartido pantalla con ellos.

Dicen las malas lenguas que todo es obra de sus creadores Joe Shuster y Jerry Siegel, como venganza contra DC Comics por dejarles al margen de los beneficios, obligando a un Shuster prácticamente ciego a malvivir sin poder dibujar y a Siegel a retomar su trabajo como cartero. Posteriormente la Warner intentando evitar una publicidad negativa les puso un sueldo vitalicio y un seguro médico, pero el juicio por los derechos de Superman prosigue.

Desde luego cuando el señor Kevin Costner, uno de los “malditos” por excelencia de Hollywood, anda por medio, haciendo en este caso de padre adoptivo de nuestro extraterrestre protagonista, cualquier cosa cabe esperar… y casi ninguna buena. Sólo el tiempo nos descubrirá lo que está por venir a este grupo de intrépidos bajo la dirección de Zack Snyder, autor de obras de culto adaptadas del cómic como “300” y “Watchmen”, y encabezados por Henry Cavill que une su nombre a la larga lista de portadores de la capa, tal vez él logre escapar de las garras de su maldición. Mientras tanto, he aquí los avatares de sus predecesores, que cada cual saque sus propias conclusiones…

Vídeo

Christopher Reeve (Superman I-IV, 1978-1987)

Seguramente el más reconocible de los actores en encarnar a este carismático héroe estuvo a punto de abandonar su carrera como interprete poco antes de conseguir el papel que le haría pasar a la historia del cine, cambiando para siempre su vida y tal vez condenándole a un fatal desenlace.

Antes del trágico accidente de Mayo de 1995 que le dejó tetrapléjico, vistió hasta en cuatro ocasiones la capa que lo convertiría en todo un icono del celuloide.

Aunque fuera de su papel como el hombre de acero la mayor parte de sus trabajos han pasado desapercibidos, su aparición en dos capítulos de la televisiva “Smallville” fue lo más seguido de la serie en sus diez temporadas en el aire. Para toda una generación nacida a finales de los setenta principio de los ochenta, Christopher siempre será nuestro Superman…

George Reeves (Las aventuras de Superman, 1952-1958)

Reeves, con s, tiene en su haber un gran número de actuaciones en cine, teatro y televisión, pero fue justo esta última en la que interpreto a nuestro hombre de acero durante gran parte de la época de los 50.

A lo largo de su carrera alterna momentos de mayor y menor éxito, llegando a participar en “Lo que el viento se llevó” o a compartir cartel con Ronald Reagan hasta en dos ocasiones. Tras sobrevivir a la II Guerra Mundial, y hacer un par de papeles en películas y series menores, el papel de Superman llama a su puerta con una maldición bajo el brazo.

Tras años de éxitos encarnando al superhéroe, el actor será encontrado en su casa con un tiro en la cabeza en Junio de 1959. Las circunstancias en torno a su muerte siguen siendo un misterio, ya que nunca se encontraron sus huellas en el arma de su supuesto suicidio.

El asunto de su sorprendente muerte dio lugar a una película en 2006 con Ben Affleck en papel de Reeves.

John Fitzgerald Kennedy (Presidente USA, 1961-1963)

Es posible que Reagan escapara a la maldición al encontrarse con Reeves antes de que el actor vistiera el calzón rojo y la capa, por el contrario John Fitzgerald Kennedy pudo cometer un error fatal al acordar su gobierno y DC Comics su aparición junto a Kal-El en un número que sería publicado en Abril de 1964.

Aunque Kennedy no vivió lo suficiente para verlo publicado al fallecer en el aún misterioso atentado de Dallas en Noviembre de 1963, el cómic fue publicado según lo previsto a petición de su sucesor Lyndon B. Johnson y con la aprobación de su familia.

Cuando la maldición alcanza a su víctima ni la maquinaria de defensa de la mayor potencia militar del mundo puede interponerse…

Lee Quigley (Superman, 1978)

Las maldiciones no descansan ni desfallecen, no entienden de clases ni posición como hemos podido comprobar, y tristemente tampoco entiende de edades. El más joven de los damnificados por las tragedias que rodean a Superman, fue así mismo el más joven de quienes nunca interpretaron a Kal-El.

El afectuoso abrazo de Marlon Brando, que interpretaba a su padre Jor-El, no fue capaz de protegerle del funesto desenlace que le esperaba años después. Cuando Lee tenía apenas catorce años se desmayó en la calle en presencia de un amigo que trato sin éxito de reanimarlo, para morir poco después en el hospital por inhalación de disolventes.

Tom Welling (Smallville, 2001-2011)

Tal vez los argumentos aquí presentados no hacen que te convenzas acerca de la maldición que persigue a la roja capa, pero hay una persona que lo tuvo siempre muy presente.

Cómo explicar si no el rodar hasta diez temporadas de una serie enmarcada en la juventud de Superman, encarnando al mismísimo Clark Kent, y no aparecer ni una sola vez con el mítico traje.

Se dice que el no vestir el traje fue una de las condiciones que puso el actor a la hora de firmar su contrato, y sea verdad o no lo cierto es que cuando al final de la historia se convierte en Superman, se puede ver sólo una parte del traje generado por ordenador.

Su carrera como actor, como la de todos los que le precedieron y han venido después, nunca ha llegado a despegar, pero al menos conserva su salud hasta la actualidad.

James Moriarty

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario