Las listas de Moriarty: Robos de obras de arte en pantalla

Las listas de Moriarty: Robos de obras de arte en pantalla

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Después de la resaca de premios que le supuso “Slumdog millionaire”, Danny Boyle decidió alejarse del mundanal ruido y rodó ese drama alpino basado en hechos reales llamado “127 horas”, que estaba más cerca de un capítulo de “El último superviviente” o “Frank de la jungla” que de su filmografía habitual. Tras su éxito como director de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres, el director inglés vuelve por sus fueros y nos embarca en un thriller hipnótico llamado “Trance” donde el trío protagonista formado por Rosario Dawson (todavía recuerdo su debut en la durísima “Kids”), Vincent Cassel (póngame a los pies de su señora) y James McAvoy (omnipresente últimamente), tienen que hurgar en la mente de este último para ver si recuerda dónde ha escondido el cuadro que han robado (por cierto una de las “obras menores” de Goya (“Vuelo de brujas”) que se encuentra en las catacumbas del Museo del Prado cogiendo polvo.

La Historia del cine está plagada de grandes robos y atracos, con mejor o peor suerte. Desde bancos supuestamente infranqueables (“La trampa”, “Heat”, “Atraco a las tres”) hasta joyas que volverían loca a la mismísima Audrey Hepburn de “Desayuno con diamantes” (“Reservoir dogs”, “La huella”), pasando por los casinos y los hipódromos más importantes (“Ocean´s eleven”, “El quinteto de la muerte”, “Atraco perfecto”), incluso coches de alta gama (“60 segundos”) o sellos que harían palidecer al filatélico más exigente (“Nueve reinas”).

Sin embargo, en la mayoría de estas historias el botín es lo de menos, lo importante es el plan urdido para conseguirlo. Y es ahí, donde este subgénero cinematográfico se ramifica y da lugar a verdaderas obras maestras tanto de la comedia como del drama y la acción.

No sabemos si “Trance” conseguirá asaltar las taquillas del mundo y obtendrá una buena recompensa para sus productores, pero lo que sí que está claro es que Danny Boyle ya ha asaltado la banca y se ha llevado la joya de la corona, a nada más y nada menos que a Rosario Dawson, que se convirtió durante un tiempo en su pareja… ¡Viejo zorro Danny!

Vídeo

El secreto de Thomas Crown (John McTiernan, 1999)

Remake de la película de 1968 dirigida por Norman Jewison con Faye Dunaway y Steve McQueen, en los papeles que interpretarían posteriormente Rene Russo y un Pierce Brosnan en su época James Bond. Sin perder un ápice de su pose de rico aristócrata inglés que no le abandona ni en los anuncios de televisión, Brosnan encarna a un ladrón de guante blanco y alta alcurnia que se entretiene con los diferentes retos que le van proponiendo. Y el último no es otro que robar un Monet del Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York (MoMA) a la luz del día por gusto y placer. Como es lógico (y porque es una película) nadie sospecha de él (aunque tiene una cara de culpable que no puede con ella), excepto la más guapa de todas las detectives privadas, que ha sido contratada por la agencia de seguros del museo.

Película tramposa de principio a final, entretiene durante las casi 2 horas que dura, a pesar de que  todos sabemos que a Pierce Brosnan no le puede echar el guante ni el mismísimo Doctor No…

Ranking en el nivel Dioni (según la importancia de la obra robada): 4 de 5 furgones (“San Giorgio Maggiore durante el crepúsculo” de Claude Monet).

El robo más grande jamás contado (Daniel Monzón, 2002)

Decente heredera de la comedia española de los años 50 y 60 de Ozores y Berlanga, la segunda película del anteriormente crítico de cine Daniel Monzón, se centra en el robo de uno de los cuadros más importantes de la Historia del Arte por una de las bandas más cutres jamás formada. Santos, el cerebro de este robo imposible; Zorba, un pintor abstracto con poco arte en sus pinceles; Pinito, un trapecista que homenajea a la más importante acróbata del Circo de España, Pinito de Oro; Windows, el experto informático que gracias a su curso CCC por correspondencia es capaz de dejar sin luz a todo el barrio de Salamanca; y Lucia, la novia stripper de Santos.

Con un plan rocambolesco, más propio de los comics de Ibáñez, se puede afirmar que esta película es la versión cañí de los robos de la panda formada por Clooney, Pitt, Damon, etc…, pero con mucha más gracia y arte, a pesar de que el exceso de gags llega a saturar un poco. Quizás su experiencia en robos, le permitió a Monzón rodar esa obra maestra del cine español llamada “Celda 211”.

Ranking en el nivel Dioni (según la importancia de la obra robada): 5 de 5 furgones (“Guernica” de Pablo Picasso).

Headhunters (Morten Tyldum, 2011)

El reclamo publicitario de esta película es estar basada en la novela de uno de los autores nórdicos tan de moda en los últimos años, aliñada con la participación de los productores de “Millennium” (como si eso fuera una garantía de calidad) y, sobre todo, la participación de uno de los actores más de moda gracias a su papel de Jaime Lannister de la serie “Juego de tronos”, Nikolaj Coster-Waldau.

El protagonista de la película es un ejecutivo acomplejado por su corta estatura cuya fuente principal de ingreso no son sus negocios oficiales, sino el robo de obras de arte de gran valor. Con un comienzo que no te deja parpadear desde los primeros minutos, según avanza la historia vas descubriendo que todo tiene una doble lectura, y quizás nadie sea como realmente parece.

Comparte con “Trainspotting” y “Slumdog millionaire”  una de las escenas más míticas en lo que a inodoros se refiere. Se puede afirmar sin ningún género de dudas, que aquí huele a muerto…

Ranking en el nivel Dioni (según la importancia de la obra robada): 3 de 5 furgones (“La caza del jabalí de Caledonia” de Peter Paul Rubens).

The maiden heist (Peter Hewitt, 2009)

El gran Morgan Freeman rodeado de dos de los mejores secundarios del panorama actual (William H. Macy y Christopher Walken), se ve inmerso en una de las películas menos conocidas de su filmografía, ya que por problemas de la productora fue estrenada directamente en el mercado doméstico.

La película narra la historia de los guardias de seguridad de un museo de Dinamarca que, ante la noticia de la venta de algunas de las obras que atesora, deciden robarlas y dejar de compartir el amor por ellas con el resto de mirones que días tras días las observan. Lo más flojo de toda la historia es lo que concierne al robo donde la planificación del mismo cae por su propio peso. No obstante, es todo un lujo poder observar a estas tres megaestrellas en roles alejados de sus habituales papeles, especialmente al bueno de Freeman, que le da un aire muy especial a su personaje, sin caer en los clichés típicos.

Aunque no pasará a la Historia del séptimo arte, la película es entretenida sin más, siendo ideal para una tarde de domingo lluviosa…

Ranking en el nivel Dioni (según la importancia de la obra robada): 1 de 5 furgones (“The lonely maiden” de Jeremy Lipking).

La banda Picasso (Fernando Colomo, 2012)

Aunque parezca surrealista, la historia que se narra en la película está basada en hechos reales (y aquí es donde tirando de tópicos, se dice lo de que la realidad siempre supera a la ficción).

Cuando en 1911 desapareció “La Gioconda” del Museo del Louvre, Picasso y su amigo Guillaume Apollinaire fueron detenidos e interrogados. Mientras que Apollinaire fue llevado a la prisión de La Santé, Picasso fue inmediatamente puesto en libertad y nadie citó este incidente en su biografía hasta muchos años después.

Con un estilo visual muy semejante al “Midnight in Paris” del genio neoyorquino Woody Allen, esta película ni es una comedia ni un drama ni un thriller, sino más bien una mezcla de todas ellas sin ningún tipo de rubor.

A destacar el all star de artistas que en algún momento del metraje aparecen en pantalla: Matisse, Stein, Braque, Max Jacob,…  y la recreación de ese París de principio del siglo XX en nada más y nada menos que ¡en Budapest! Veremos cómo luce Antonio Banderas en el papel de Picasso en su próximo papel en “33 días” de Carlos Saura.

Ranking en el nivel Dioni (según la importancia de la obra robada): 5 de 5 furgones (“La Gioconda” de Leonardo Da Vinci).

James Moriarty

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario