Musical forever: “All that jazz”, el legado vital y artístico de Bob Fosse

Musical forever: “All that jazz”, el legado vital y artístico de Bob Fosse

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (9 votos, media: 4,78 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Bob Fosse, uno de los grandes maestros del género musical, quiso reflejar las entrañas del género y las suyas propias en una película. Para ello se sirvió de una historia semi-autobiográfica donde desnuda su vida y miserias. Este es su trabajo más personal, su obra maestra, puedes aplaudir si quieres, es “All that jazz”.

Historia

El suceso desde el que germina la idea de la película, es el infarto que sufre Bob Fosse en 1975 cuando estaba montando el espectáculo musical “Chicago” en Broadway. Esta traumática experiencia le sirve, con la ayuda del guionista y productor Robert Alan Arthur, para construir la película basada en la estresante experiencia que había tenido el director para compaginar la interminable edición de su película “Lenny”, biopic sobre el cómico Lenny Bruce, y de montar su espectáculo “Chicago”. Esta fuerte influencia queda incluso reflejada en el titulo de la película, que corresponde a una de las piezas del citado musical.

Con prácticamente cada escena y cada frase inspirada en su propia vida, construyeron un guión tan sangrante que su tercera esposa y principal musa, Gwen Verdon, no quiso participar. No así su principal amante, Ann Reinking, bailarina de interminables piernas que prácticamente se interpretaba a sí misma. Pese a todo tuvo que realizar un casting para poder interpretar el papel. Su principal acierto fue escoger a Roy Scheider para interpretar el personaje principal, en un primer momento se había pensado en Richard Dreyfuss, al que cambió el registro de papeles de tipo duro que venía interpretando para moldearlo a su imagen y semejanza. Cabe destacar también a Jessica Lange en su segundo trabajo en la gran pantalla. Para el resto de papeles se rodeó de actores que regularmente trabajaban en Broadway como Willian LeMassena, Cliff Gorman, David Margulies, Ben Veeren y John Lithgow, el cual interpreta un papel basado en el director de teatro Michael Bennet, con el que Fosse mantuvo una larga rivalidad.

Coreografiada por el propio Fosse, bajo la supervisión musical de Stanley Lebowsky y con música de Ralph Burns, la película producida por Columbia Pictures se estrenó en Estados Unidos el 20 de Diciembre del año 1979.

Argumento

La vida de Joe Gideon (Roy Scheider) se resume en una espiral de éxitos y de adicciones. Su extremo perfeccionismo y adicción al trabajo le hacen montar su nuevo espectáculo de Broadway, NY/LA, al mismo tiempo que continua con la interminable edición de su nueva película sobre el espectáculo de un comediante en vivo. Sin sus dosis diarias de anfetaminas, alcohol y sexo no podría ser capaz de aguantar este ritmo tan exigente, ni siquiera el de su espectáculo más importante, su propia vida. A pesar de que los esfuerzos de su ex-mujer Audrey (Leland Palmer), su principal amante Kate (Ann Reinking) y de su hija Michelle (Erzsebet Foldi) por intentar redimirle, solo un ataque al corazón y la revisión de su vida junto al ángel de la muerte Angelique (Jessica Lange), que aparece más frecuentemente en sus ensoñaciones a medida que se acerca el fin, hacen que finalmente este preparado para su última aparición en el gran espectáculo de su vida.

Personajes destacados

Joe Gideon, alter ego de Bob Fosse, es un reputado coreógrafo y director de cine, además de un consumado mujeriego, alcohólico, adicto a las pastillas y al trabajo pero sobre todo un perfeccionista que le hace ser el mejor en lo que hace. Todo en su vida es espectáculo, incluso como afronta sus relaciones con los demás y como se enfrenta finalmente a la muerte. La mejor definición de Joe Gideon, la realiza el personaje interpretado por Ben Veeren al presentar su gran número final: “Este hombre se permitió ser adorado, pero no amado. Y su éxito en el negocio del espectáculo fue igual al fracaso en sus relaciones personales. Ahí fue donde verdaderamente fracasó. Y llegó a creer que el trabajo, el espectáculo, el amor, su vida entera, incluso el mismo, eran tonterías. Se convirtió en el jugador número uno hasta el punto en que no sabía dónde terminaban los juegos y empezaba la realidad”.

El actor Roy Scheider realiza una de las interpretaciones más logradas de su carrera, que a veces hace preguntarse si no es verdaderamente Bob Fosse el que está delante de las cámaras. No solo por la excelente caracterización del personaje, hecho a imagen y semejanza de Fosse, si no por la intensidad que transmite durante toda la película. Incluso en el número musical final, su interpretación no desentona aunque claramente se demuestra que no es su mejor cualidad. Por esta interpretación consiguió su primera nominación al Oscar como mejor actor principal, segunda si contamos su nominación como mejor actor secundario por “The french connection” en 1971. A pesar de su decadencia en papeles secundarios y en series de televisión hasta su muerte en el año 2008, siempre será recordado por sus dos papeles más destacables: el del jefe Brody de “Tiburón” y el del coreógrafo Joe Gideon.

Escenas musicales que no te puedes perder

Concerto alla rustica en Sol M

Colirio, cigarrillo en la ducha y la ingesta de pastillas son el ritual matutino diario de Joe Gideon, excelentemente coreografiado a ritmo de música de Vivaldi.

Vídeo

On Broadway

Se muestra las diferentes etapas del casting para su próximo espectáculo en Broadway. El montaje de la escena y la temática de la canción interpretada por George Benson encajan a la perfección para dejar uno de los mejores comienzos de la historia del cine musical. Solo por este inicio merece la pena ver la película.

Vídeo

Take off with us (Reprise)

En esta escena muestra por primera vez el número principal del espectáculo que está montando. El montaje de la escena vuelve a acertar imprimiendo la fuerza necesaria que exige la coreografía de un Fosse en estado puro. Impagable la escena donde los productores argumentan escandalizados que acaban de perder al público familiar al ver a los bailarines quitándose la ropa en medio del número.

Vídeo

Everything old is new again

Pequeña coreografía realizada por su novia y su hija para homenajear la primera proyección de su película. La canción interpretada por Peter Allen ayuda a realizar un número fresco y divertido donde se puede ver el lado más tierno de Joe Gideon.

Vídeo

After you’ve gone / There’ll be some changes made / Who’s sorry now / Some of these days

Alucinaciones que sufre tras su operación a corazón abierto. Centradas en las tres mujeres más importantes de su vida donde él refleja sus ganas de vivir.

Vídeo

Bye bye life

Esta versión adaptada del Bye bye Love de los Everly Brothers, sirve para su última aparición en el gran escenario de la vida. Interpretada junto al actor Ben Veeren, más conocido por ser el tío de Webster en la serie televisiva, y al que después de ver en esta escena solo podrás contemplar con ojos de admiración. La escena que derrocha psicodelia por todos sus poros, desde las bailarinas que representan sus arterias hasta el maquillaje de los músicos. El ritmo del número lo hace estar a la altura del de inicio, convirtiéndose en la mejor escena de toda la película.

Vídeo

La redención de Fosse

Después de haber resucitado, con el gran éxito que fue “Cabaret” en 1972, el cine musical del concepto manido que se tenía en los años 60, salvo contadas excepciones como “West side story”, con esta película cerraba el círculo de homenaje al mundo del espectáculo que había realizado en los años 70 desde diferentes puntos de vista. Bebiendo directamente de la película “8 ½” de Federico Fellini, el autor reflexionaba sobre su vida, logros y miserias haciendo un homenaje al género musical donde hace el más fiel retrato a todos sus estamentos. Apoyado por una excelente técnica de montaje, que fueron desarrollando Fosse y su montador habitual Alan Heim durante sus diferentes películas, pudo dejar para la posteridad su gran obra maestra.

Aunque la película no fue un gran éxito de público comparable con lo que cosechó el año anterior el musical “Grease”, la película fue acogida muy bien por la crítica. Ganadora en 1980 de la Palma de Oro del festival de Cannes, ex-aequo con la película “Kagemusha”, y nominada a nueve premios Oscars, reconociendo entre otras la labor de Roy Scheider al mejor actor, mejor película, mejor director, mejor montaje, mejor guión original y mejor banda sonora, aunque solo consiguió cuatro premios en categorías técnicas.

El afamado coreógrafo siguió trabajando en Broadway e incluso realizó otra película “Star 80” en el año 1982 pero nunca pudo llegar al nivel que alcanzó con “All that jazz”. El 23 de Septiembre de 1987, moría de un ataque al corazón a la edad de 60 años dejando un legado en el mundo del espectáculo que será muy difícil de igualar.

Jorge Rivero

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario