San Sebastián 2010: Un comienzo con sabor mexicano

San Sebastián 2010: Un comienzo con sabor mexicano

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hoy comienza en San Sebastián una edición puramente de transición. La ausencia de grandes nombres parece ser el giro que tomará un certamen que busca su hueco acosado como esta por el empuje de Venecia y Toronto. Sólo la presencia de Julia Roberts con la recepción del premio Donostia asegurará glamour a la última edición presidida por Mikel Olaciregui después de diez años en el cargo. Los problemas presupuestarios también han afectado a la duración del certamen y a que el cine español (que antes utilizaba San Sebastián como su principal plataforma a la hora de iniciar la temporada) opte por otros lugares para lanzar sus títulos más apetecibles. Sabor mexicano en los primeros latidos del Festival. Aunque sea a esta noche cuando se declare con oficialidad la inauguración de la 58º edición del Festival de San Sebastián a cardo de Edurne Orniazabal y Eduardo Noriega, los primeros sones del certamen ya han sonado y tienen claro acento mexicano. La película que abre la sección oficial no es otra que “Chicogrande”, una película del veterano Felipe Cazals en la que Pancho Villa, después de la frustrada invasión a Columbus, emprende la retirada y en ciudad Guerrero es herido en una pierna por tropas carrancistas. Los estadounidenses, en territorio mexicano, inician una persecución masiva para capturarlo vivo o muerto. Villa, convaleciente, se refugia en la sierra, en lo más alto de las montañas. Chicogrande, un joven vihilista, tiene el encargo de conseguir asistencia médica aunque ponga su vida en riesgo. Una película que entra dentro del marco de la celebración del segundo centenario de la independencia mexicana. Una cinta con aroma a western y con crítica social para abrir boca en esta edición.

SanSebastian2010Chicogrande

Fuera de concurso, en la sección Horizontes latinos, Diego Luna presenta su debut en la dirección, “Abel”, una película producida por John Malkovich y Gael García Bernal. En ella, el actor mexicano hace una especie de repaso vital sobre los fantasmas de la orfandad que él también ha vivido. Lo hace a través de un niño de 8 años que, ante la SanSebastian2010DiegoLunaausencia de su padre, decide convertirse en el hombre de la casa’ para su madre y sus hermanos. Luna señala que: “La idea me la dio David Trueba, a través del personaje de su novela Abierto toda la noche y después vi en Londres un Hamlet en el que el protagonista tenía cara de niño. Con estos elementos empecé a trabajar el guión. Al principio era más comedia, pero luego fui papá y lo que contaba dejó de darme risa. En los ojos del niño veía a mi niño y me veía a mi mismo de niño”. Con ello no puede evitar recordar la pérdida de su madre por un accidente de tráfico cuando no era más que un niño. “Perdí a mi madre en un accidente y decidí dedicarme a la actuación para poder formar parte del mundo de mi padre (decorador de cine)”, recuerda el actor. Malkovich, un asiduo al Festival, se muestra encantado con haber colaborado con el actor de “Y tu mamá también”: “Confiaba plenamente en él. Es un actor de los más inteligentes que he conocido. Tiene un sentido global de este oficio y siempre piensa como director”. La cinta llegará a nuestras pantallas el 1 de Octubre tras ser un éxito en México.

Olivia Williams también está en San Sebastián para recoger el premio FIPRESCI de la crítica internacional que se entrega, en esta ocasión, a “El escritor” de Roman Polanski en la que ella participa. También se ha podido ver “Poetry”, la sensible cinta coreana que ganó el premio al mejor guión en Cannes 2010 y que trata la relación entre una anciana y su nieto.

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

tuckelberry - 18.09.2010 a las 12:25

Me da que o cambian las cosas, o el festival pierde la categoría “A” en poco tiempo. Su proyección internacional es casi nula. Y pierden oportunidades inexplicables. Un ejemplo: Bruce Springsteen acaba de presentar en Toronto un documental sobre la grabación de su disco “Darkness on the Edge of Town”, recibiendo muy buenas críticas. Con el delcarado amor que le tiene Springsteen a Donosti, a la que ha ido de vacaciones con su familia varias veces, no creo que hubiese sido muy difícil convencerle de que viniese aquí para el estreno europeo del documental, y se hubiese tenido una publicidad en los medios internacionales impagable.
Estas cosas, unidas a otros errores como unos Premios Donostia que han perdido todo su significado con decisiones absurdas (¿todavía sigo estupefacto por el que recibió Mat Dillon ¡Mat Dillon!), han hecho que el Zinemaldia corra riesgo de quedarse como un festival menor (si no lo es ya)

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario