San Sebastián 2013: Mr. Tórax Donostia

San Sebastián 2013: Mr. Tórax Donostia

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,38 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Como ya sabrás, mi mayor aspiración en la vida es medirle el tórax a Hugh Jackman. Quiero repetir la hazaña de mi prima lejana Marisa Naranjo que llegó a abordar a Charlton Heston durante el rodaje de “El Cid” para pedirle una radiografía de su tórax, y el actor accedió, tuvieron que hacérsela con unas placas procedentes de la NASA porque aquello era superlativo.

En la pasada edición de los Oscar estuve a punto de lograr mi objetivo, me colé en el backstage del Dolby Theatre mientras tuvo lugar la ceremonia, y cuando Jackman no logró el Oscar por “Los miserables” me dispuse a cruzar el escenario y bajar al patio de butacas para medirle el tórax. Sabía que la cinta métrica iba a quedar muy justa y eso que me hice con la más larga del mercado. Pero nada más empezar a correr oí unos gritos y sentí un tremendísimo golpe en la cabeza. Me desperté en un cuarto oscuro y una mujer me gritaba. Era Mo’nique, que desde que ganó el Oscar por “Precious” fue contratada por el AMPAS para que se encargase de la seguridad de este tipo de ceremonias, es letal lanzando sartenes. Y hace unas semanas decidí subir el atlántico a nado para llegar al cantábrico, a pesar de mi alergia a la brisa marina. No estaba sola en mi travesía ya que llamé a alguien con experiencia en este tipo de desafíos como es David Meca. Intentando emular a Johnny Weissmuller o a Esther Williams, aunque me da que lo mío se parecía más a Eric Moussambani, nadé sin descanso.

Hoy tenía que haber llegado a la playa de la Concha, en donde me esperaba la prima Rodasons que tan bien te ha estado informando desde que comenzó la 61ª edición del Festival de San Sebastián, me consta que cuando no ha estado viendo películas, o persiguiendo a Antonio de la Torre, se ha puesto a mirar al Cantábrico por si me ve llegar. Pero no me podía imaginar que la travesía la hice con mi peor enemiga, ya que mi guía era en realidad Mo’nique, que bordó su interpretación de David Meca y me hizo atravesar el Mediterráneo para llegar a la playa de Sitges.

Lástima porque podría haberme encontrado con Hugh Jackman nadando en la playa de la Concha, menos mal que le encargué la cinta métrica a la NASA y está intacta a pesar de los kilómetros que me he hecho nadando. O paseando en bici por San Sebastián. O cuando lo ha estado dando todo ante los medios de comunicación y los miles de fans, sin perder en ningún momento la sonrisa, porque una estrella tiene que asumir que todo esto forma parte de su profesión, y no quiero señalar a nadie. El premio Donostia de Hugh Jackman puede que sea precipitado, suena a estrategia de marketing de Warner, distribuidora de “Prisioneros” de Denis Villeneuve, pero pocas estrellas de las que han pasado por Zinemaldia han logrado meterse en el bolsillo al público como lo ha hecho él.

Sólo pido tener una nueva oportunidad para medirle el tórax.

Saludos.
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

rodasons - 28.09.2013 a las 11:16

El año que coincidamos en Zinemaldia nos dan un tipo de acreditación especial XDD Muchas gracias

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario