Sesión de cine-cebolla: “El diario de Noa”

Sesión de cine-cebolla: “El diario de Noa”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

En Sesión de cine-cebolla estamos de luto. La reciente muerte de James Garner ha hecho que los cinéfilos echen la vista atrás y recuerden los papeles más destacados de la filmografía de este mítico actor. Los aficionados más veteranos recordarán la serie “Maverick” o sus personajes en “La gran evasión” y “¿Víctor o Victoria?”, pero para los más jóvenes es inevitable asociar la figura de James Garner a su personaje de “El diario de Noa” (2004). En la película dirigida por Nick Cassavetes, Garner formó junto a Gena Rowlands (madre del director) una pareja inolvidable que entró de forma automática en la Historia del cine romántico. Por este personaje, Garner obtuvo una nominación al SAG y, ese mismo año, el Gremio de Actores le homenajeó con un premio honorífico. Fue su última aparición memorable en la gran pantalla.

“El diario de Noa” es la adaptación del bestseller escrito por Nicholas Sparks, especialista en novelas románticas. Los personajes de Garner y Rowlands son dos ancianos que viven internos en una residencia para la tercera edad. No es hasta bien avanzada la película (cuando sus hijos van a visitarles a la residencia) que descubrimos que la pareja de protagonistas es, en realidad, un matrimonio. A pesar de la insistencia de sus hijos, el anciano se niega a abandonar el centro y dejar sola a su esposa. La mujer padece Alzheimer, pero eso no impide que su marido se empeñe en leerle una historia que lleva escrita en un cuaderno. Esa historia es la de Allie y Noah (era con hache, señor traductor), dos jóvenes que se enamoran perdidamente en el verano de 1940. Ella (Rachel McAdams) es hija de una familia acomodada mientras que él (Ryan Gosling) es un chico humilde que trabaja en una fábrica. Cuando acaba el verano, su relación queda en stand by y, durante su estancia en la guerra como voluntaria, Allie conocerá al que se convertirá en su prometido (James Marsden). Pero cuando Allie ve a Noah en un anuncio del periódico siente la necesidad de reunirse con él, y la pasión volverá a estallar. Allie se encuentra entonces en una encrucijada; ha de elegir entre el amor apasionado que siente por Noah y la estabilidad que le proporciona su prometido.

En la escena que hemos seleccionado, el anciano prepara una cena romántica a su esposa y aprovecha para contar el final de la historia. Por fin, la mujer tiene un momento de lucidez y reconoce que la historia de Noah y Allie es la historia de su vida. La pareja puede al fin disfrutar de unos minutos de normalidad. Pero ese momento de absoluta felicidad termina de forma abrupta cuando Allie empieza a sufrir una crisis nerviosa. Pero si el espectador ha llegado entero hasta este punto, aún le queda lo peor. En la última escena, uno de los finales más descorazonadores que se recuerdan, asistimos a la última conversación de la pareja.

– “¿Crees que nuestro amor puede obrar milagros?
– Sí lo creo. Por eso siempre regresas a mi lado.
– ¿Crees que nuestro amor nos sacará de aquí juntos?
– Creo que nuestro amor puede hacer todo lo que nos propongamos”.

Vídeo

Tu primo.
Janaji

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 23.07.2014 a las 20:12

Emocionante entrada, Janaji, para una muy emocionante película. Buen traída, la verdad. Gracias.

Andres - 26.07.2014 a las 10:41

Algo tramposilla, sí que es

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario