Sesión de cine-cebolla: “El rey león”

Sesión de cine-cebolla: “El rey león”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Disney siempre ha sido una extraordinaria factoría de escenas lacrimógenas. Lo hemos podido comprobar recientemente en películas como “Toy Story 3” o “Up”, que fue la protagonista de una de nuestras primeras sesiones. Esta nueva entrega está dedicada a otro producto de la compañía de animación más longeva del planeta: “El rey león”. Y es que la muerte de Mufasa, el padre de Simba, se merece un puesto de honor entre los grandes momentos dramáticos que nos ha regalado la Disney.

“El rey león” fue un éxito impresionante de taquilla (es la 18ª película que más dinero ha recaudado de toda la historia del cine) y contó con un entusiasmo absoluto de la crítica, que la destacó como una de las mejores películas de 1994 (en el año de “Forrest Gump”, “Pulp fiction” o “Cadena perpetua”). Pero eso no fue suficiente para colarse entre las cinco candidatas al Oscar, aunque sí ganó 2 estatuillas (la banda sonora de Hans Zimmer y la canción Can you feel the love tonight), y el Globo de oro a la mejor película de comedia o musical. Desde el principio, la película sorprendió por una inusitada carga dramática, que rompía con la “blandenguería” de sus predecesoras y que recordaba a las primeros clásicos de la productora. De hecho, la escena que nos ocupa tiene un antecedente más que evidente: la recordadísima secuencia de la muerte de la madre de “Bambi” (1942).

La muerte (más bien, asesinato) de Mufasa viene precedida por la que, en su momento, fue considerada la escena de animación más grande de todos los tiempos: la espectacular estampida de ñúes. Una estampida provocada por su malvado hermano Scar, que será el que finalmente deje caer a Mufasa por un acantilado. A continuación, tiene lugar una escena realmente desgarradora, en la que Simba trata de “despertar” a su padre. Se establece una relación directa entre ese pequeño león que experimenta su primer contacto con la muerte, y los espectadores más jóvenes, que se quedan completamente descolocados ante la escena que están viendo (te invito a que lo compruebes). Para rematar la jugada, Scar aparece en escena, y no lo hace precisamente para consolar a Simba, sino para culparle de la muerte de su padre. Estamos probablemente ante el malvado más cruel de la historia de la Disney. Un ser despiadado al que debemos estarle agradecidos por habernos regalado esta terrible/maravillosa escena.

Vídeo

Tu primo.
Janaji

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Mohoja - 14.11.2011 a las 15:11

Disney, te enseña a soñar y te provoca tus primeros traumas infantiles. Que crakcs.

ananula - 19.11.2011 a las 01:02

Qué jartá de llorar… una de las escenas más lacrimógenas de la historia. Habré visto la película decenas de veces y siempre me rompe el corazón.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario