Sesión de cine-cebolla: “Vacaciones en Roma”

Sesión de cine-cebolla: “Vacaciones en Roma”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

En la sesión de hoy vamos a rendir tributo a un clásico del cine que ocupa un lugar destacado entre las mejores comedias románticas de la historia: “Vacaciones en Roma” (1953). La película reunía una extraordinaria combinación de talentos que aseguraba el éxito del proyecto desde el principio: Dalton Trumbo escribió el guión, el maestro William Wyler la dirigió, y frente a la cámara se situaron dos absolutos iconos cinematográficos: Gregory Peck y Audrey Hepburn, que por esta interpretación ganaría su único Oscar (en su primera nominación).

“Vacaciones en Roma” es la historia de un amor imposible: el de una princesa y un periodista. La princesa Anna (Hepburn) se encuentra de visita oficial en Roma. Harta de las obligaciones que acarrea la corona, se escapa del palacio con nocturnidad y alevosía, se queda dormida en la calle y es recogida por un periodista: Joe Bradley (Peck). El periodista reconoce a la princesa pero se lo oculta y la invita a realizar una visita guiada por la ciudad con el único objetivo de hacerle fotos y vender la exclusiva. Para ello cuenta con la ayuda de su amigo fotógrafo: Irving (Eddie Albert, secundario de lujo). Después de pasar un maravilloso día juntos (incluyendo el mítico paseo en Vespa), Anna y Joe acaban enamorándose, aunque son muy conscientes de que su relación no tiene ningún futuro. La pareja se despide entre lágrimas a la puertas del palacio, pero ésta no será la última vez que se vean…

Al día siguiente, los dos volverán a encontrarse en una conferencia de prensa que tiene lugar en el palacio. Al final de la recepción, la princesa se acerca a saludar a los periodistas uno por uno. Cuando llega a la altura Irving, éste le entrega las fotos de la exclusiva. A continuación se coloca frente a Joe, y el trato que le dispensa no es distinto al del resto de periodistas. Antes de dejar el salón, Anna, visiblemente emocionada, le dedica una última mirada a Joe, que a duras penas puede soportar la congoja. El último plano de Gregory Peck alejándose nos deja esperando que la princesa aparezca al fondo, corra hasta él y se fundan en un abrazo, pero eso nunca sucede… Sin duda, este sorprendentemente amargo final es una de las razones por las que la película ocupa un lugar privilegiado en la historia del séptimo arte.

Vídeo

Tu primo.
Janaji

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario