“Un disparo”

“Un disparo”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Jack Reacher ha necesitado más de diez novelas para que alguien le llevara al cine. Esta es una de las series literarias más extensas, desde que apareció por primera vez en 1997 en “Killing floor”. A sus seguidores les parece decepcionante que su encarnación haya sido en el cuerpo de Tom Cruise, al que Jack podría levantar sin demasiado esfuerzo con una mano.

Título: “Un disparo”

Autor: Lee Child

Editorial: RBA

Sostener un personaje durante más de una década no solo exige tocar una fibra sensible del lector; hay que hacerle desear que vuelva a vibrar. El hombre que lo consigue es un escritor británico afincado en Nueva York. El personaje de Child es un ex marine antimaterialista que vive desconectado de la nube tecnológica. Viaja sin equipaje y su hogar no es su refugio. No es invulnerable, pero sus dos metros musculosos y una capacidad de juicio ante las situaciones propias de un súper dotado, a menudo hace que lo parezca: “Si quieres pelearte conmigo la mejor opción es tomarte una aspirina”, le dice a uno de los personajes de esta historia, sin el menor asomo de chulería.

Su aspecto provocó que el director de la película se curara en salud desde el primer momento, declarando a The New York Times: “El tamaño iba a ser un problema fuera o no Cruise el protagonista, porque la lista de actores que midan casi dos metros, pesen 110 kilos, tengan cabello rubio y ojos azules es increíblemente corta”. A cambio, se comprometió a conservar el tono, la violencia descarnada, y la actitud que han atraído a millones de lectores a la serie.

A las cinco de la tarde de cualquier viernes, casi nadie piensa en otra cosa que recorrer el camino que conduce al fin de semana. Los cuerpos se agolpan en los trechos más angostos. Un francotirador bien situado puede hacer estallar cinco cabezas con seis disparos en pocos segundos, antes de que los afortunados sobrevivientes entiendan lo que está pasando. La policía no tarda más que unas pocas páginas en atrapar a un hombre que no niega la acción, no la confirma, no dice nada más que estas pocas palabras: “Han cogido al hombre equivocado… sólo hablaré con Jack Reacher” .

Child hace parecer fácil el desarrollo de la investigación, la sofisticación que significa llevarla adelante sin dotar a su héroe de los apoyos tecnológicos actuales; para enfrentarle con un enemigo tan original como espantoso (ElZec.txt).

Reacher es un ex militar, un duro que vive al margen de las normas establecidas, que pasa los días que consume esta aventura con la misma ropa y que, por mucho que intente relajarse, no puede estar inactivo durante mucho tiempo, ya que acude anualmente a la cita en las librerías con sus seguidores. Entretenimiento de calidad para todos los lectores amantes del género que ha ido dotando a su autor de múltiples premios.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Santi - 23.01.2013 a las 13:14

conozco al personaje desdesu segundo libro y Cruise no le llega ni a la cintura por muy seco que se ponga.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario