Espresso: El San Francisco de Harvey Milk

Espresso: El San Francisco de Harvey Milk

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (9 votos, media: 3,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:
2008 ha sido un año histórico en la política usamericana. Tiempos de cambio con la elección del primer negro como emperador de Occidente. Tres décadas antes otra figura surgió pidiendo un cambio en la sociedad. Fue Harvey Milk, el primer concejal abiertamente homosexual que ya inició su revolución en el San Francisco de 1978 y que esta semana es el protagonista de uno de los estrenos más potentes.

Milk nació en Nueva York en 1930 y no fue hasta 1972 cuando se trasladó a San Francisco, lugar en el que se convirtió en una de sus figuras más destacadas. Allí realizó varios trabajos asentándose en una tienda de fotografía situada en el distrito de Castro, vecindario que experimentaba una importante afluencia migratoria de homosexuales.
Milk se sintió llamado a presentarse a supervisor de la ciudad en 1973, aunque hubo una cierta resistencia del establishment político gay existente. Su campaña fue comparada con el teatro; era descarado, directo, animado y extravagante, ganando la atención de los medios de comunicación y votos, aunque no los suficientes para ser elegido.
Sean Penn en "Milk"Hizo campaña de nuevo en las dos elecciones siguientes, apodándose a sí mismo como el “alcalde de la calle Castro”. Los votantes fueron suficientes para permitirle presentarse también a la Asamblea Estatal de California. Aprovechándose de su creciente popularidad, dirigió el movimiento político gay en feroces batallas contra las iniciativas antigays. Milk fue elegido supervisor en 1977 después de que San Francisco reorganizara su procedimiento electoral para elegir representantes de barrios más que a traves de votaciones a nivel de la ciudad. Milk estuvo once meses en el puesto de supervisor municipal y fue responsable de pasar una estricta ordenanza sobre los derechos gays en San Francisco.
Al igual que otras figuras importantes de la política usamericana como los hermanos John y Robert Kennedy o Martín Luther King, la carrera de Harvey Milk fue truncada por cinco disparos (dos quedaron incrustados en su cerebro) por el político Dan White, supervisor de la ciudad que había dimitido recientemente y que quería imperiosamente volver a su puesto.
Sean Penn y el auténtico Harvey Milk frente a frentePara el profesor Peter Novak de la Universidad de San Francisco, Milk se ha convertido en un icono de San Francisco y en un mártir de los derechos de los gays. Harvey Milk se oponía a las clases políticas dirigentes animando a la comunidad gay a que emplearan su creciente poder en la ciudad para ayudarse entre si. Estas son las palabras del escritor John Cloud sobre su figura: “Tras desafiar la clase gobernante de San Francisco en 1977 para convertirse en un miembro del panel de supervisores, muchas personas —hetero y homosexuales— tuvieron que ajustarse a una nueva realidad que él encarnaba: que los gays podían llevar una vida honesta y de éxito.”
Milk sabía perfectamente el peligro que corría y recibió varias amenazas de muerte. En una de sus grabaciones dejó premonitoriamente una frase que después sería inscrita en una plaza de San Francisco: “Si una bala atraviesa mi cerebro, dejad que esa bala destruya las puertas de todos los armarios.”
Milk sólo ejerció su cargo durante 11 meses muriendo a los 48 años. A pesar de ello su influencia sigue vigente. En 1984 Robe Epstein obtuvo un Oscar al mejor documental por “The times of Harvey Milk”. Ahora Gus Van Sant refleja ese San Francisco de 1978 en su película “Milk” que a buen seguro también estará en la cita dorada de las estatuillas en categorías tan importantes como mejor película, mejor director, mejor actor y mejor guión original. Sean Penn se ha metido de lleno en ese personaje (con el que guarda cierto parecido físico) y tiene ya asegurada su quinta nominación al Oscar como mejor actor por una figura de ambigüedad y excesos, algo que tan bien se le da a Penn.
La película, que también tiene en la nómina actoral a Josh Brolin, James Franco, Emile Hirsch y Diego Luna, se estrenó el mes pasado en Usamérica con una premiere en Castro, lugar idóneo para que la película fuera proyectada por primera vez. La ciudad se vistió de gala para recibir a una película que también ha servido para basar la campaña en Usamérica en contra de la Proposición 8 que sirvió infructuosamente para que se recaudaran fondos en una cena benéfica en la que se obtuvieron 3´9 millones de dólares.
Tu primo.
Coronado
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario