“Argo”

“Argo”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (12 votos, media: 4,83 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial tiene trailer, argumento, galería, descargas, banda sonora y posibilidad de comprar entradas online. La web en español ofrece los mismos contenidos, así como un concurso.

El argumento: Basada en hechos reales, relata una operación secreta, de vida o muerte, para rescatar a seis estadounidenses en plena crisis de los rehenes de Irán, centrándose en el papel (poco conocido) que la CIA y Hollywood tuvieron (una información que no se desclasificó hasta muchos años después del evento). El 4 de Noviembre de 1979, mientras la revolución iraní alcanzaba su punto álgido, algunos militantes irrumpieron en la embajada de Estados Unidos en Teherán y tomaron cincuenta y dos prisioneros estadounidenses. Sin embargo, en mitad del caos, seis de ellos logran escapar y encuentran refugio en casa del embajador canadiense, Ken Taylor. Sabiendo que es sólo cuestión de tiempo que los encuentren y, muy probablemente, los maten, los gobiernos canadiense y americano solicitan a la CIA que intervengan. La CIA recurre a su especialista, Tony Mendez, que traza un plan para sacar a los seis americanos del país de forma segura. Un plan tan increíble que sólo podría salir bien en una película.

Conviene ver: “Argo” confirma la madurez como director de Ben Affleck, y que su talento en este campo no era flor de un día, en una cinta con nervio, tensión e intriga que supone un más que digno thriller heredero del mejor cine político y comprometido de los 70 que, no obstante, presenta una trama nada alejada de la realidad actual como es el conflicto de las embajadas estadounidenses en países islámicos inmersos en revueltas. Affleck hace que el tono peliculero y comercial de la cinta en el que podría regodearse alcance un ritmo muy dinámico que le da profundidad, inteligencia, responsabilidad sobre nuestro entorno y gotas de humor, que le introduce un matiz muy interesante gracias a la gran dupla formada por Alan Arkin y John Goodman, como dos hombres de Hollywood que deciden impulsar la ficticia película y que tienen los momentos más divertidos de la cinta. Sus escenas compartidas transforman en quilates los fotogramas de una cinta dándole un toque de sátira que deja muy bien el papel de Hollywood y el cine como algo más grande que el puro entretenimiento y capaz de resolver conflictos. Los dos deberían ser candidatos al Oscar. Un clásico moderno en el que Affleck, muy sobrio, también cumple como actor ocultando sus rasgos tras una barba y una melena, así como el resto de actores que aportan credibilidad y eficiencia. Aunque vaya a ser la película más premiada de la carrera de Affleck, progresa y confirma el nivel de las muy buenas sensaciones que dio en sus anteriores trabajos, sobre todo en su maravillosa ópera prima “Adiós, pequeña, adiós”. Recuerda a cintas recientes como “La cortina de humo” y “Munich” y Affleck se va perfilando como un gran heredero de gente como Sydney Pollack, Alan J. Pakula y Clint Eastwood, siendo además un tipo inteligente a la hora de elegir sus temáticas y un gran director de actores que no duda en rodearse siempre de un equipo formado por los mejores. Eso demuestra su falta de divismo, a pesar de que no ha podido evitar protagonizar sus dos últimas películas y cederle el papel a principal a su hermano en su ópera prima. Habrá que ir perdonándole su carrera como actor. Se está redimiendo con creces. Además, uno de los aciertos de Affleck y de la cinta es que no es nada maniquea, gracias al guión de Chris Terrio, y que es un sentido homenaje al trabajo de la diplomacia internacional. Si no, habría corrido el peligro de verse como una “americanada”. Quizás la parte que más flojee en el guión sean las preocupaciones del protagonista como padre, así como ser predecible en algunos momentos, y la más debatible es que haya sacrificado algunos aspectos rutinarios y monótonos del caso real para hacerla más tensional y atractiva para el espectador, pero la cinta supone un muy disfrutable chute trepidante de gran cine que te mantiene permanentemente en tensión con una destacable banda sonora de Alexandre Desplat. Ello se demuestra en el inicio con el angustioso ataque a la embajada, tras un modélico y didáctico resumen sobre el origen de las revueltas políticas de Irán, y en la parte final en el aeropuerto alcanzando una intriga de gran altura que hace que te entren ganas de aplaudir ante la épica producida cuando se alcanza el objetivo de la misión. Un thriller eficaz, de guión sólido y conseguida ambientación lucida por la buena fotografía de Rodrigo Prieto, que es un producto atractivo, trepidante, humor inteligente, y un buen mensaje sobre el papel de la CIA y de Hollywood, así como de esos héroes desconocidos como Tony Mendez o el embajador canadiense en Teherán. No se puede pedir más. De lo mejor del año.

Conviene saber: El caso en el que se basa la película fue desclasificado en 1997 y de ahí parte el artículo de Joshuah Bearman publicado en Wired Magazine y posterior libro “Cómo la CIA y Hollywood llevaron a cabo el rescate más audaz de la Historia” de Antonio J. Mendez y Matt Baglio. Tercer trabajo como director de Ben Affleck tras “Adiós, pequeña, adiós” (2007) y “The town. Ciudad de ladrones” (2010).

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

ruisu - 27.10.2012 a las 21:03

Acabo de salir del cine y tengo la sensación de haber visto una grandísima película de principio a fin. Al inicio cuenta las razones un poco por encima de la revuelta en Irán, todo de una forma neutra y de manera que cada uno se puede situar en el lado que mejor le parezca. Luego la película se va centrando en la embajada y en lo que allí ocurre. Momentos de tensión, de rabia de impotencia… y por qué no decirlo, de fanatismo. Todo con una fotografía y un look al más puro estilo de los 70, que le dan un aspecto realista y a la vez imprime unos colores y una dimensión de viaje a esa época. A veces pensé que podría aparecer el Robert Rerford de películas como “Todos los hombres del presidente”.
Las actuaciones son correctas, y lo siento, pero no es una película de actores y no creo que ninguno se merezca la nominación, pero si de dirección y montaje. Ben Affleck está correcto en su papel, al igual que todo el resto de personajes que hacen la historia, pero lo que mejor ha hecho es sin duda, elegir una buena historia, y contarla de una forma inteligente, sin pasarse en el patriotismo, y sin quitarle la amargura y el sufrimiento de nadie. La música es genial y se amolda perfectamente, y la tensión va creciendo con el metraje hasta dejarte pegado a la silla mirando y esperando… Simplemente me parece una genialidad!!!. Un 8 es una muy buena nota!!!!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario