“La hija de un ladrón”

“La hija de un ladrón”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Sara ha estado sola toda su vida. Tiene 22 años y un bebé, su deseo es formar una familia junto a su hermano pequeño y el padre de su hijo. Su padre, Manuel, tras años de ausencia y al salir de la cárcel, decide reaparecer en sus vidas. Sara sabe que él es el principal obstáculo en sus planes y toma una decisión difícil: alejarlo de ella y de su hermano.

Conviene ver: “La hija de un ladrón” de Belén Funes es el surgimiento de una nueva realizadora de la escuela catalana que con inteligencia y sutilidad se adentra en el drama social de una joven madre soltera entre centros de acogida, trabajos precarios y la sombra de un padre ausente. Greta Fernández está magnífica como un animal herido con miedo a quedarse solo, que se mueve entre los márgenes, y que en su declaración final, un primer plano tan rotundo como rompedor, expresa lo que durante toda la películas hemos visto en su mirada. Y es que Greta Fernández se revela después de haberla visto en otros trabajos menos agradecidos que éste, echándose la película a sus espaldas ante esa ambivalencia en la que no sabe si soltar amarras definitivas de su padre (Eduard Fernández) y volar por sí sola o seguir aferrándose a él, al igual que ese hermano que es el nexo de unión entre ambos y que se antoja como carne de reformatorio al primer volantazo que lleven a cabo sus referentes. Sara malvive limpiando suelos, peleando por la custodia de su hermano pequeño e intentando sacar adelante a la familia que está formando con su novio y el bebé que comparte. Una cinta que respira mucha verdad, y que entronca con el cortometraje de la directora “Sara a la fuga” (2015), y que nos lleva a una Barcelona alejada de ideologías y de conflictos secesionistas sobresaliendo la verdad de esas familias disfuncionales que se mueven entre las circunstancias y los afectos de solidaridad fortuitos sobre una periferia que acaba comiéndose las banderas ante sus propios problemas, los reales y que implica llegar a fin de mes y trabajar sin descanso para ello. Se fundamenta en la ausencia de travellings lo que le lleva a tener una mirada documental para una joven que sabe que la lucha va a ser su día a día sin que haya un momento de descanso y que sólo quiere encontrar su lugar en el mundo y vivir con poco pero con la mayor dignidad y amor posible a su alrededor. Esta mirada a los márgenes de la sociedad, con ese punto tan hiperrealista, ha hecho comparar a este trabajo con el cine de los Dardenne pero la voz de esta directora merece tener entidad propia y ser tenida en cuenta en el futuro.

Conviene saber: Concha de Plata (Greta Fernández) a la mejor actriz en el Festival de San Sebastián 2019.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario