“La seducción”

“La seducción”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Año 1864. Durante la guerra civil norteamericana, la tranquilidad de una escuela femenina de Virginia, donde sólo viven mujeres, se ve alterada con la llegada de un apuesto soldado confederado herido…

Conviene ver: “La seducción” se ha confirmado como el remake, más que nueva versión, de la cinta que dirigió en 1971 Don Siegel con Clint Eastwood y Geraldine Page en los principales papeles. Sofia Coppola logran impregnar de brumosa vistosidad la historia de un desertor herido de la Guerra de Secesión que acaba alojado en una casa de señoritas sureñas gobernadas con la exigencia y los códigos morales de una especie de abeja reina. Ya desde la primera escena de la película, con esa niña tarareando por el bosque, ya percibimos que vamos a encontrarnos con algo atrayente en el que Coppola, casi por primera vez, se libera de acartonamientos artificiosos y pretenciosos y se deja llevar por la historia, salpicando unos agradecidos toques de humor negro, y un reparto de actrices comandado por Nicole Kidman, Kirsten Dunst y Elle Fanning como un grupo de mujeres que se mueven entre la unión entre ellas y la competitividad pasional. Colin Farrell es el hombre objeto de deseos que provoca el chorreo en estas mujeres que llevan mucho tiempo sin un hombre cerca lo que acaba provocando entre ellas un enrarecimiento malsano con consecuencias inesperadas; sobre todo para ese lobo lujurioso que no sabe en el corral donde se ha metido y es que la principal novedad respecto la original es que la cinta adopta el punto de vista femenino más que el de él. Una cinta muy entretenida de ver (que nunca decae y que tiene una duración ajustada) que, si bien es bastante respetuosa respecto a la original, sólo falla en dar tan por supuesto esa atracción en la que no terminamos de ver esa pulsión y magnetismo sexual que despierta el personaje de Farrell que sufrirá las consecuencias de caer en este grupo de virginianas que posan en él todas sus miradas y diatribas anatómicas (ese manual, Edwina). Seguramente porque Coppola se acerca más a ese enjambre femenino que lleva a la película a terrenos explorados en “Las vírgenes suicidas”; pero que no evita que construya una película bellísima y brumosa en su plasmación formal con una fotografía de Philippe Le Sourd entre sombras y marcada por la luz de las velas.

Conviene saber: Premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes 2017.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario