“Los odiosos ocho”

“Los odiosos ocho”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,40 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Pocos años después de la Guerra de Secesión, una diligencia avanza a toda velocidad por el invernal paisaje de Wyoming. Los pasajeros, el cazarrecompensas John Ruth y su fugitiva Daisy Domergue, intentan llegar rápidamente al pueblo de Red Rock, donde Ruth entregará a Domergue a la justicia. Por el camino, se encuentran con dos desconocidos; el mayor Marquis Warren, un antiguo soldado de la Unión convertido en cazarrecompensas de mala reputación, y Chris Mannix, un renegado sureño que afirma ser el nuevo sheriff del pueblo. Como se aproxima una ventisca, los cuatro se refugian en la mercería de Minnie, una parada para diligencias de un puerto de montaña. Cuando llegan al local se topan con cuatro rostros desconocidos. Bob, que se encuentra allí refugiado junto con Oswaldo Mobray, verdugo de Red Rock, el vaquero Joe Gage y el general confederado Sanford Smithers. Mientras la tormenta cae sobre la parada de montaña, los ocho viajeros descubren que tal vez no lleguen hasta Red Rock después de todo…

Conviene ver: “Los odiosos ocho” es un western con puntos hitchcockianos gracias a jugar con la premisa de la reclusión de los ocho personajes en un espacio cerrado aprovechando una infernal ventisca. Lo nuevo de Tarantino logra funcionar nuevamente en la atmósfera, dando rienda suelta a diálogos frescos y directos y a su violencia característica demostrando la depuración de su estilo en una de sus cintas más evocadoras a una forma de hacer cine que van desde John Ford, Howard Hawks, Alfred Hitchcock y John Carpenter. El problema de la cinta es que se le agotan las ideas demasiado pronto y es innecesario que llegue a las tres horas; teniendo que recurrir a alguna trampa de guión para estirar la historia de cinta que pretende ser austera a pesar de su grandilocuencia. Una ambivalencia para alguien que ya ha explorado el subgénero en breves retazos en “Kill Bill”, “Malditos bastardos” o ya decididamente en la cinta que le dio a Christoph Waltz su segundo Oscar. Aun así, la mano de Tarantino en la dirección y en el manejo de los actores es innegable; y todos tienen su momento de lucimiento (aunque son Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh y Walton Goggins) los que salen mejor parados, siendo un poco raro ver a Tim Roth intentando imitar lo que hubiera hecho Christoph Waltz con su personaje. A pesar de apostar por el intimismo y el suspense, la película tiene los enfrentamientos, golpes, peleas y sangre que se espera en una película de este tipo aunque, para su bien, no se pase de frenada como en el tercer acto de “Django desencadenado”. Aun así, no es la película de Tarantino con más acción y desmelene, primando el diálogo y el suspense tipo Agatha Christie o “Cluedo”, lo cual se agradece. El director siempre está bien respaldado y deja que la fotografía de Robert Richardson y la música de Ennio Morricone (efectiva y sorprendentemente lúgubre pero no magistral cogiendo descartes de su composición para “La cosa” en 1982) contribuyan a que la experiencia sea satisfactoria aunque la película no llegue a la genialidad de otros trabajos como “Reservoir dogs”, “Pulp fiction” o “Malditos bastardos”. Un buen Tarantino fascinado por las referencias que hace su particular “Grupo salvaje” en el que, aunque se pase de duración y de sensación de claustrofobia (el inicio en la diligencia es donde más se queda cerca de la maestría), termina siendo notable aunque le sobre tanta cháchara y ostentación de diálogos ágiles (que juegan casi a ser declamaciones shakesperianas) haciendo que el que casi toda la película se desarrolle en esa inhóspita mercería golpeada por el viento, y amenazada por ser enterrada por la nieve, nos haga recordar a la taberna en la que interactuaban Michael Fassbender y Diane Kruger en “Malditos bastardos”. Un pastiche rodado en 70mm en el que nada ni nadie acaba siendo lo que parece pero en el que Tarantino nos acaba llevando a donde quiere gracias al apasionamiento que pone en todo lo que hace; sea para bien o para mal.

Conviene saber: “Los odiosos ocho” parte de un guión homenaje al spaghetti western que llegó a tener lectura dramatizada. El octavo trabajo de Tarantino ha conseguido 3 nominaciones a los Oscar 2016 (actriz, fotografía y música).

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario