“Maudie, el color de la vida”

“Maudie, el color de la vida”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Maud Dowley es una mujer alegre de Nueva Escocia que sueña con independizarse de su protectora familia. Everett Lewis es un huraño pescador local que busca asistenta. Tras ver su anuncio, Maudie no tarda en mudarse a casa de Everett para encargarse de las tareas del hogar. Pero lo que comienza siendo una difícil convivencia entre dos polos opuestos poco a poco irá transformándose en una historia de amor… Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de la pintora canadiense Maud Lewis, de su relación con el que se convirtió en su inseparable compañero de vida Everett Lewis, y de cómo sus sencillas pinturas llegaron a ser vistas y reconocidas por todos los rincones del país convirtiéndola en una de las artistas folk más representativas de Canadá.

Conviene ver: “Maudie, el color de la vida” se suma al cine pictórico del que ya nos han llegado cintas como “Pollock”, “Séraphine”, “Retratos de una obsesión”, “Mr. Turner”, “Big eyes”, “La chica danesa” o “Paula”, biopics sobre una serie de artistas que tuvieron que luchar frente a una sociedad en la que tuvieron que hacerse hueco para demostrar su talento. Es el caso de esta pintora real que tuvo que luchar frente a sus limitaciones físicas, sufría una artritis reumatoide degenerativa, para dar rienda suelta a su habilidad pintora sorprendentemente autodidacta y naif. La película es algo floja en su narración pero sobresale por la honestidad y sensibilidad con la que se aborda la historia en esta modesta producción canadiense que sobre sale por el trabajo siempre superlativo de una gran Sally Hawkins que aborda con gran valía su personaje y los baches de su empeño así como la relación con un marido que demostró, con la perspectiva del tiempo, que el sacrificio y el amor puede con cualquier imperfección. Y es que, aunque la cinta bordee el melodrama sensiblón, el enfoque de la historia y el trabajo de sus actores (a destacar también un Ethan Hawke huraño y asocial) la elevan poniendo una sonrisa a los avatares y peajes por los que nos hace para la vida emocionando con esa relación de amor a través del tiempo de Maudie y su marido, granjero ermitaño y huraño, en su humilde cabaña brotando la llama del amor a través de sus diferencias.

Conviene saber: Nuevo trabajo de la habitualmente televisiva Aisling Walsh que también dirigió en cine “Los niños de San Judas” (2003).

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario