“Quién te cantará”

“Quién te cantará”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,75 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Lila Cassen era la cantante española con más éxito de los noventa hasta que desapareció misteriosamente de un día para otro. Diez años después, Lila prepara su triunfal vuelta a los escenarios pero, poco antes de la esperada fecha, pierde la memoria al sufrir un accidente. Violeta vive dominada por su conflictiva hija Marta. Cada noche escapa de su realidad haciendo lo único que la hace feliz: imitar a Lila Cassen en el karaoke donde trabaja. Un día Violeta recibe una fascinante propuesta: enseñar a Lila Cassen a volver a ser Lila Cassen.

Conviene ver: Mucha expectación había esta temporada de cine español con “Quién te cantará” después de que Carlos Vermut triunfara con “Magical girl” ante la crítica y obteniendo la Concha de Oro del Festival de San Sebastián en 2014. Su estilo, más depurado y maduro, sigue vigente y en pleno desarrollo creativo en una cinta en la que la sombra de Ingmar Bergman es alargada y, en concreto, su cinta “Persona”, junto a otras referencias cinematográficas que llevan a Hitchcock, Almodóvar o el underground femenino de los 70. La película nos presenta a Lila (Najwa Nimri), una famosa cantante retirada desde hace 10 años traumatizada por la muerte de su madre que, cuando prepara su vuelta a los escenarios, sufre un accidente y pierde la memoria. Para tratar de recuperarla, y con ayuda de su representante (Carme Elías), contratará a su mayor imitadora (Eva Llorach) para que la ayude a recordar y volver a convertirse en la artista que ha dejado de ser y es que, mientras una ha basado el sustento anímico de una complicada vida como madre soltera con problemas económicos en intentar ser Lila, la otra (sea por un ejercicio voluntario o no de su memoria) intenta despojarse de las cadenas que le ha supuesto vivir anclada al icono. “Quién te cantará” es un lúcido, sinuoso y elegante juego de espejos sobre la identidad, la autodeterminación, el sacrificio de dar la vida por otros y la complejidad de la fama realzado por la belleza y sensibilidad de sus números musicales (temas de la propia Najwa Nimri, el Procuro olvidarte de Manuel Alejandro, la canción de Mocedades que da título a la película, etc…) con unas intérpretes entregadas y una planificación en escena a la que debe mucho el trabajo de Vermut y las sombras de la dirección de fotografía de Eduard Grau y la música de Alberto Iglesias. Eva Llorach (con la voz de Eva Amaral en las canciones) y Najwa Nimri están estupendas en una relación de admiración mutua que casi juega con lo vampírico de manera soterrada con motivaciones complejas en un universo genuino y personal. La primera es la auténtica revelación de la película que encuentra, como su personaje al entrar en contacto con Lila, el trampolín hacia el estrellato de nuestro cine con una mirada limpia, pura y desvalida que transmite el dolor del animal herido y la ilusión por encontrar algo a lo que agarrarse y evadirse de su monotonía y vulnerabilidad fruto del temor que le provoca su díscola e imprevisible hija. En unos 20 últimos minutos finales de revelaciones y éxtasis musical la comunión entre una y otra llega a un punto álgido que eleva a la cinta a cotas de puro magisterio. A destacar también la elegancia de Carme Elías, como la representante de Lila, tan enigmática como abnegada, y el torrente de Natalia de Molina como la hija veleta y chantajista emocionalmente del personaje de Violeta, protagonizando ambas uno de los momentos más tensos de la película en un duelo de actrices bárbaro, marcadas por la rabia y la resignación, con música electrónica de fondo. Todo hacia un final en el que la fuerza y desgarro de las canciones, la comunión perfecta entre ambas mujeres y la revelación de unos secretos del pasado llevan a la cinta a un nivel álgido confirmando el nivel de la propuesta. Vermut logra aquí una cinta redonda, fascinante y que seguirá ampliando su culto dentro de la industria del cine español.

Conviene saber: El tercer largometraje de Carlos Vermut ganó el premio Feroz Zinemaldia de la Crítica en el Festival de San Sebastián 2018.

La crítica le da un NUEVE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario