“Todos lo saben”

“Todos lo saben”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Laura viaja con su familia desde Buenos Aires a su pueblo natal, en España, para asistir a la boda de su hermana. Lo que iba a ser una breve visita familiar se verá trastocada por unos acontecimientos imprevistos, que sacudirán las vidas de los implicados.

Conviene ver: En “Todos lo saben” el director iraní Asghar Farhadi sigue fiel a su estilo y demuestra que no tiene película mala en una cinta que es un potente drama atmosférico ambientando en un lugar indeterminado (seguramente manchego) de la España profunda a partir del rencuentro familiar (inicial y aparentemente apacible y festivo) debido a la celebración de la boda de una de las hermanas de la familia y en la que secretos del pasado y rencillas entre personajes se dan la mano. Un reparto que brilla, aunque ello dependa mucho de que a unos personajes se les de más peso que a otros, sosteniéndose sobre todo en la interpretación tan racial como vulnerable de una imperial Penélope Cruz dando vida a Laura, que vuelve al hogar familiar desde Argentina junto a sus dos hijos para asistir a la boda de su hermana. Penélope reina en una cinta en la que, una vez más, el director voltea a sus personajes ante la adversidad reflotando sentimientos y haciendo emerger un particular sentido de la justicia, eclosionando el ecosistema familiar a partir de la intriga generada por un hecho trágico que amenaza dinamitar con todos los cimientos de esa estructura mental y emocional de personajes. El principal punto positivo de la cinta es un reparto brillante en el que, sobre todo, destacan los que pueden permitirse sacar más jugo a los dilemas de sus personajes como es el caso de la mencionada Cruz como reina de la función, un tormentoso a la par que noble Javier Bardem sacando partido a un personaje ambivalente y que podría haber quedado más arquetípico pero que el actor resuelve con pasmosa pero compleja facilidad, la eficacia habitual de Ricardo Darín y Bárbara Lennie y los siempre magistrales Eduard Fernández, Elvira Mínguez o José Ángel Egido que, sólo con una mirada, les basta para decirlo todo y que demuestran que cualquier película siempre es mejor con ellos en nómina. Los principales problemas de “Todos lo saben” se centran en un guión que se resuelve a trompicones a la hora de construir la intriga y el pasado de los personajes, sin poder explayarnos mucho más para no destripar la trama que vertebra la historia, y 20 minutos de más dirimiendo el futuro de unas tierras que llevan a la película a una duración no especialmente gravosa para el espectador, pero que sí la lleva en su parte central a pasarse de reiterativa dejando que bajo el sonido de las campanas de la iglesia del pueblo de la historia, tan verbenero en la fiesta como insidioso en el drama, se sea testigos de un drama familiar de personajes con cabos sueltos del pasado y también decisiones y motivaciones que, más que ayudar a que los comprendamos, lo que sí provocan es que asistamos al bloqueo emocional del que todos seríamos víctimas si experimentáramos el desconcierto y dilemas de los que forman parte durante esos días en los que la familia logra guardar bajo la alfombra su pesar en un lugar tan recóndito, y en el que todos los vecinos se conocen, que cuesta creerlo que así pueda ser manteniéndose en secreto. Un trabajo notable, pero funcional y por debajo de otros de sus títulos, de un Farhadi que revuelve conciencias emocionales con intrigas que dinamitan a los que las sufren pero que también ha logrado ser un gran exponente del drama cotidiano y universal que le ha permitido ya rodar tanto en Irán, Francia y España logrando que el mensaje de sus películas lleguen a todos siendo muy efectivas para el público internacional. “Todos lo saben” podrá gustar más o menos, y seguramente tocos coincidirán en que está por debajo de las anteriores películas de Farhadi, pero la cinta sirve para confirmar (una vez más) el alto calibre de la capacidad actoral de nuestro cine.

Conviene saber:  El octavo largometraje de Asghar Farhadi le ha llevado a España en esta producción que compitió en el Festival de Cannes 2018 siendo la encargada de abrir el certamen siendo la segunda película de nuestro país en hacerlo tras “La mala educación” en 2004.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario