"Mantícora"

"Mantícora"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: El veinteañero Julián es un exitoso diseñador de videojuegos que vive atormentado por un oscuro secreto. Cuando Diana aparece en su vida, Julián sentirá cercana la oportunidad de ser feliz.

Conviene ver: “Mantícora” es la cuarta película de Carlos Vermut, lo más parecido a David Lynch presente en el cine español por su rebeldía formal y temática, incomodidad generada y capacidad de remover y sugerir. Un viaje del que poco interesa rebelar y que se adentra en lo más fangoso de la condición humana con un joven programador de videojuego prisionero de sí mismo y de una patología que le condiciona su vida y relaciones. Una cinta que en su pulcritud formal y nimiedad narrativa clásica ahonda en sí una gran densidad sujeta a debate e interpretaciones por su capacidad perturbadora. Vermut juega con la percepción del espectador en dos actos que se retroalimentan y que también condicionan dejando a uno tocado, perplejo y derrotado enfrentándose también a uno mismo y en el que sin necesidad de mostrar se permite que nuestra mente imagine en base a nuestras percepciones porque la sugerencia muchas veces es más perturbadora que lo explícito.

Nacho Sánchez interpreta de manera brillante, apoyándose en un gesto casi animal y en el poder de los silencios, con una mirada que destila enigma, ternura y dolor, un tipo que consciente de su condición, y que le hace sufrir por ello, se refugia en un mundo virtual con el fin de no hacer daño a los demás, y porque ahí se permiten cosas que no serían tolerables en la realidad, hasta que el placer y el deseo del que se ha privado entre en su vida y arramble con su “status quo” y una calma aparente en la que hay un monstruo enjaulado que se ha coartado a sí mismo ante el temor de ser desatado y que algunos confunden con tener mucha vida interior. Una historia de amor retorcida que se ve favorecida por el poder visual y el manejo de la cámara de Carlos Vermut a la hora de crear mundos oníricos entre la fascinación y la pesadilla llenos de simbolismo en un salto sin red arriesgado y calculado. Una película que necesita y merece un proceso frente al consumo rápido tanto como para analizarla como para tener opinión. Una de esas cintas que van calando sin darse cuenta y cuya onda expansiva impacta sobremanera en una historia de amor retorcida que juega con los límites de la fantasía y la realidad y que parece querer concluir que la ausencia de amor y empatía es la que aísla y genera monstruos ante la necesidad que todos tenemos de hablar, compartir y sentirnos valorados y escuchados. Toda una experiencia que si se ve dará que hablar.

Conviene saber: 4 nominaciones en los Goya 2023 (dirección, actor, actriz revelación y guión original).

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x