Comer de cine: Los pastelillos de limón de “Juego de tronos”

Comer de cine: Los pastelillos de limón de “Juego de tronos”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,60 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El mundo de las series se ha vuelto convulso en los últimos años. Algunos productos fallidos, pero muy bien promocionados, como “Los 4400”, “Prison Break” o incluso “Perdidos”, (con ese final tan tramposo y facilón) han hecho perder la fe a los espectadores, que ya no se dejan engañar fácilmente. La fidelidad de la audiencia se ha vuelto volátil y los nuevos productos ya no tienen mucho margen para maniobrar. Muchas series se cancelan tras apenas estrenarse unos pocos capítulos, porque la gente ya no está por la labor de aguantar monsergas. Incluso algunos productos ya asentados ven peligrar su permanencia debido a los devaneos imparables de los medidores de audiencia, como es el caso de “Fringe”, que parece tener más adeptos en las redes sociales que en su franja horaria habitual. Así las cosas, sorprende, y mucho, que haya ficciones que logren en tan poco tiempo elevarse a los altares televisivos, como “The walking dead” (aunque rodeada de críticas de sus fans) y, sobre todo, el último bombazo televisivo, “Juego de tronos”.

La ficción de HBO es una adaptación de la serie de novelas de George R.R. Martin “Canción de hielo y fuego”, que se editaron en 1996 y que recientemente se han convertido en best-sellers gracias a la fama de la serie. De temática épica, ambientada en una suerte de Medievo alternativo, narra una historia de enfrentamiento de diversas dinastías, con las conjuras, traiciones y falsas fidelidades que ello conlleva. Sean Bean, que tras su paso por “El señor de los anillos” parece encasillado en este tipo de papeles, era la cabeza visible del reparto y principal reclamo para el público. La productora optó por hacer temporadas a la británica, es decir, de unos pocos capítulos, para no sobreexplotar la historia, cargados de giros inesperados, tramas inacabadas y sexo, mucho sexo. La respuesta del público fue desmesurada, hasta tal punto, que el reciente estreno de la segunda temporada ha pulverizado records de audiencia. En cuanto a premios, el actor Peter Dinklage ha sido el más reconocido, ya que ha ganado un Emmy y un globo de Oro por su interpretación de Tyrion Lannister (lo cierto es que es único personaje que resulta interesante, con luces y sombras).

Los fans, tanto de la serie como de los libros, se cuentan por legiones, y algunos han llevado su amor por esta ficción más allá de lo anecdótico. Las cocinillas aficionadas Chelsea Monroe-Cassel y Sariann Lehrer han creado un blog gastronómico, The inn at the crossroads, basado exclusivamente en las recetas que con tanta pasión son explicadas en las novelas, y han tenido tanto éxito que pronto publicarán un libro de recetas. Las autoras ya han prometido que obviarán algunas “delicias” como las ratas asadas en un palo o las aceitunas rellenas de gusanos. Pero hay muchas más que merecen la pena, como la receta que te traigo hoy, los pastelillos de limón.

Ingredientes:

* 75 g de mantequilla en punto pomada.

* 50 g de azúcar.

* 3 yemas de huevo.

* Ralladura de un limón.

* ½ cucharadita de cuerno de ciervo disuelto en una cucharada de agua caliente… pero como te va a costar encontrarlo mejor usa la misma cantidad de bicarbonato sódico.

* ¼ de cucharadita de sal.

* ¼ de cucharadita de clavo de olor.

* ¼ de cucharadita de nuez moscada.

* 1 pizca de azafrán.

* 125 g de harina.

* El zumo de un limón.

* 1 cucharada de miel.

Elaboración:

– Precalentamos el horno a 150º. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede suave, añadir las yemas de huevo y seguimos batiendo hasta que estén bien incorporadas.

– Mezcle el cuerno de ciervo o bicarbonato sódico disuelto, la ralladura, la sal y las especias. Tamizamos la harina y trabajamos la masa hasta que se forme una bola. La amasaremos con las manos hasta ya no esté pegajosa, añadiendo más harina si fuera necesario.

– Estiramos la masa sobre una superficie enharinada hasta que tenga medio centímetro de espesor. Con un cuchillo enharinado cortamos la masa en pequeños cuadrados o rectángulos (recuerda que en la Edad Media no había cortapastas, aunque si tú los tienes puedes usarlos).

– Hacemos agujeros decorativos de ventilación en las porciones pinchando con un tenedor o un palillo, a continuación, las colocamos en una bandeja para hornear forrada con papel vegetal y horneamos durante unos 15 minutos. Debemos asegurarnos de que no se doran demasiado, sobre todo por abajo.

– Mientras se enfrían, mezclamos el zumo de limón y la miel en un cazo a fuego lento hasta que espese. Cuando la mezcla se enfríe pintaremos con ella los pastelillos. Recuerda que si quieres que estos pastelillos se conserven durante un tiempo has de meterlos en un recipiente hermético.

Y aquí los tienes, directamente sacados de una época remota y mágica, listos para ser saboreados. Las autoras del blog han tenido algunos problemillas con esta receta en concreto, y han colgado diversas versiones, pero esta es sencilla y muy sabrosa, por eso la he escogido. Incluso estoy pensando que sería una buena idea aprovechar las tres claras sobrantes para hacer un merengue para acompañarlos (la mente de un cocinillas siempre está en movimiento, primo).

Por último te recomiendo que no dejes de visitar el blog de este par de cocinillas épicas. Sé que tus gustos culinarios se alejan de sus propuestas, pero en este mundo de fantasía todo tiene cabida, puede que incluso también tus preferencias.

Tu prima.
Mohoja

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Daniel Martínez - 13.04.2012 a las 10:53

Hay que informarse un poco antes de escribir.
Canción de Hielo y Fuego ya era un best-seller antes de la salida de la serie, en EEUU cada libro nuevo que salia vendía más que el anterior, de hecho la razón por la que HBO arriesgó semejante cantidad de dinero en una serie de TV fué que los libros tienen mucho éxito.
En España han llegado ahora al “gran publico” gracias a la serie, pero ya antes eran de los más vendidos dentro del genero de ficción.

Respecto a la calidad de la serie, estoy en total desacuerdo al decir que único personaje interesante es Tyrion Lannister, hay muchos más, como Cersey, Arya o el mismo Jaime Lannister que tienen mil facetas diferentes y geniales.

Un saludo

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario