Comer de cine: El pan con huevo de “V de Vendetta”

Comer de cine: El pan con huevo de “V de Vendetta”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (19 votos, media: 4,32 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El mundo está cambiando. Supongo que no serás ajeno a ello, a pesar de tu encierro. En 2008 entramos en una de las peores crisis económicas mundiales que se recuerdan. Los poderosos jugaron con nuestras vidas, perdieron y nos están haciendo pagar la factura a nosotros. Millones de personas han perdido sus empleos (¿a que tú conoces a unas cuantas?), sus casas y sus esperanzas. Y lo peor de todo es que nadie parece tener la culpa de ello. ¿O sí?. Para más información sobre el tema, te remito al recién estrenado documental “Inside job”, donde se dan datos y nombres concretos sobre las causas y los culpables. No te recomiendo que lo veas si tienes un mal día, porque el ataque de rabia está asegurado.

Los países musulmanes se han levantado en contra de sus dictadores. Dictadores que, hasta hace poco eran tratados con toda la pompa por los líderes de países democráticos, por mucho que ahora renieguen de ellos. Y en Occidente, ¿qué ha sucedido?. Pues algunos países, como Islandia (autentico ejemplo de democracia y unidad popular) o Inglaterra se han alzado, pero en el resto, aparte de encendidos comentarios a través de la red, nada. Tal vez estamos demasiado acomodados, tal vez el miedo nos paraliza. A lo mejor nos hace falta una figura heroica que nos guíe. Algo en plan “V de Vendetta”.

Ambientada en Inglaterra, en un futuro ni tan lejano ni tan irreconocible como nos gustaría, en ella vemos la evolución de Evey (otro gran trabajo de Natalie Portman) una joven de padres reaccionarios que vive atenazada por el temor a un gobierno tiránico y trata de llevar una vida lo mas anodina posible para pasar desapercibida. Pero un desconocido, bajo la máscara de Guy Fawkes (símbolo bastante utilizado últimamente) le ayudara a perder el miedo, utilizando para ello métodos… digamos que poco ortodoxos. La revolución esta en lo más insignificante, incluso en el desayuno que le prepara, algo que los sajones llaman “Egg in a basket”. Empecemos pues nuestra pequeña revolución.

Ingredientes:

* Una rebanada de pan de molde, preferentemente de tamaño tostada.

* Un huevo por cada rebanada que vayamos a preparar.

* Mantequilla (como bien decía Evey, con mantequilla pura queda delicioso, pero también podemos usar margarina).

* Un poco de sal (opcional) y un poco de aceite.

Elaboración:

– Con ayuda de un vaso de tubo, perforamos un agujero en el centro de cada rebanada. También podemos usar moldes de troquelar galletas, y jugar con las distintas formas que estos tienen para hacerlas más divertidas.

– Untamos ligeramente de mantequilla el resto de la rebanada de pan.

– Calentamos una sartén o una plancha a fuego medio. Le echamos una gota de aceite para que no se pegue el huevo.

– Cuando esté caliente ponemos la rebanada y cascamos el huevo en el agujero del centro. Si queremos podemos salarlo ligeramente. La dejamos hacerse unos tres minutos.

– Le damos la vuelta rápidamente para que no se desparrame el huevo (siempre se desparrama, así que no sufras) y dejamos que se haga otros tres minutos por el otro lado.

La receta es sencilla pero deliciosa, ideal para un brunch (desayuno tardío que entronca con el almuerzo) o una cena. Cogemos fuerzas y ¡a las barricadas!. Vale, creo que yo también necesito un electro…

Tu prima.
Mohoja

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

kunboy - 06.04.2011 a las 19:49

Vaya pinta,tiene que estar de lujo…

Mario Sánchez - 24.07.2014 a las 01:23

He probado a hacerlo y me ha salido bien. Para que el huevo no se me desparramase usé lo que quite con el vaso de tubo para retenerlo. Muy rico jeje.

arantxa - 05.02.2015 a las 17:42

justo acabo de comerme uno, mi padre los hace siempre que estoy desesperadamente hambrienta.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario