Conexión Oscar 2016: Película de habla no inglesa

Conexión Oscar 2016: Película de habla no inglesa

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Si la categoría siempre suele arrojar una favorita, este año esa condición llega a un grado máximo teniendo en cuenta que no se contempla otro escenario posible que no sea un Oscar para Hungría por uno de los títulos más rutilantes e impactantes del año cinematográfico. Aun así, la competencia no es manca y nos encontramos ante unos candidatos de nivel aunque ninguno con la magnitud que ha alcanzado una película que lleva cautivando desde el Festival de Cannes y que sobre todo sorprende por dar un giro formal a un subgénero tantas veces tratado en el cine, más teniendo en cuenta que nos encontramos ante una ópera prima.

Las candidatas

“El abrazo de la serpiente” (Colombia)

Este país consigue su primera nominación al Oscar. Karamakate fue en su día un poderoso chamán del Amazonas, es el último superviviente de su pueblo, y ahora vive en aislamiento voluntario en lo más profundo de la selva. Lleva años de total soledad que lo han convertido en chullachaqui, una cáscara vacía de hombre, privado de emociones y recuerdos. Pero su vida vacía da un vuelco el día en que a su remota guarida llega Evan, un etnobotánico americano en busca de la yakruna, una poderosa planta oculta, capaz de enseñar a soñar.

La única representante latinoamericana de todas las contendientes de este año basa su fuerza en el misticismo y en la denuncia del dominio colonial en un territorio vírgen y asalvajado que es mucho más que una tierra destinada a ser ocupada por alguien. Una cintada comparada con el “Apocalypse Now” de Coppola y que navega entre el mito y la realidad histórica. Toda una experiencia, aquejada de un ritmo demasiado lento pero también de un encanto fascinante, que se ha convertido en toda una revelación festivalera poniendo en el mapa a Ciro Guerra.

Oscar2016Elabrazodelaserpiente

“A war” (Dinamarca)

Este país consigue su 11º nominación al Oscar y se llevó el premio con “El festín de Babette” en 1988, “Pelle el conquistador” en 1989 y “En un mundo mejor” en 2011. La historia de un militar danés que es capturado por los talibanes y culpabilizado de crímenes de guerra cuando regresa a su país. El comandante Pedersen se debate entre el cumplimiento de los reglamentos militares, su responsabilidad ante sus hombres y los civiles afganos y su deseo de volver a casa con su esposa y sus tres hijos.

Se antojaba muy difícil en apostar en contra de esta película, no sólo por el buen tino del país danés en los Oscar en los últimos años al conseguir una estatuilla (“En un mundo mejor” en 2011) y tres nominaciones (“Superclásico” en 2012, “Un asunto real” en 2013 y “La caza” en 2014) sino también por una temática que la acerca mucho a los inicios de “Homeland” (con el síndrome del estrés postraumático a causa de la guerra) y por ser una apuesta perfectamente accesible y reconocible para un público internacional al ser una cinta que bien podría haber rodado Kathryn Bigelow o Clint Eastwood. Las más “americanazada” de todas las apuestas (como lo fue hace dos años “Alabama Monroe” de Bélgica aunque no terminó de fructificar) y que tira de verismo y austeridad a la hora de presentar un drama familiar y personal tan sencillo como efectivo. Además tiene como protagonista a Pilou Asbaek, actor en la rampa de lanzamiento al estrellato participando en series como “Borgen”, “1864” y “Juego de tronos” y en películas como “Corazón solitario” o la próxima “Ghost in the shell” acompañando a Scarlett Johansson.

Oscar2016PeliculadehablanoinglesaDinamarca

“Mustang” (Francia)

Este país consigue su 40º nominación al Oscar y se llevó el premio con “Monsieur Vincent” (1949), “Demasiado tarde” (1951), “Juegos prohibidos” (1953), “Mi tío” (1959), “Orfeo negro” (1960), “Sibila” (1963), “Un hombre y una mujer” (1967), “El discreto encanto de la burgquesía” (1973), “La noche americana” (1974), “Madame Rosa” (1978), “¿Quiere ser el amante de mi mujer?” (1979) e “Indochina” (1993). Ellas son cinco hermanas huérfanas de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años y su vida es un jardín paradisíaco de risas y juegos sobre las olas del Mar Negro con los chicos de la escuela de su pequeño pueblo, situado al norte de Turquía. Sin embargo, la condición de la mujer en el país no tardará en cernirse hacia ellas teniendo que ser preparadas como futuras esposas.

No es la primera vez que Francia se aprovecha de una coproducción para competir en los Oscar y es que esta alianza francoturcoalemana se convierte en una de las más serias aspirantes en esta categoría si echamos un vistazo a un amplio expediente consiguiendo curiosamente un amplio reconocimiento en España con 6 premios en la Seminci de Valladolid, el Premio del Público en Sevilla y el Goya a la mejor película europea. Una especie de “Las vírgenes suicidas” con la que Francia intenta romper una maldición de 23 años sin Oscar (“Indochina”) y seis desde la última nominación (“Un profeta”). Una historia que comienza fresca y juguetona, con la misma lozanía que sus protagonistas, que termina derivando en algo más turbio marcado por el prejuicio, las convenciones sociales y el papel de la mujer en una sociedad machista en el que la figura de la misma queda lejos de quedar liberada. Todo un golpe a la conciencia y a la coartación de la estricta moral y educación impuesta por un país marcado por el patriarcado.

Oscar2016PeliculadehablanoinglesaFrancia

“El hijo de Saúl” (Hungría)

Este país consigue su 9º nominación al Oscar y se llevó el premio con “Mephisto” en 1982. En el año 1944, durante el horror del campo de concentración de Auschwitz, un prisionero encargado de quemar los cadáveres de su propia gente encuentra cierta supervivencia moral tratando de salvar de los hornos crematorios a un niño que toma como su hijo.

“El hijo de Saúl” es una cinta más sobre el genocidio de Auschwitz pero innova en su presentación formal. Eliminando los amplios espacios y dejando las escenas más cruentas fuera de campo, la cámara se sitúa en el cogote del protagonista para seguir desde ahí su deambular con el fin de honrar como se merece al cadáver gaseado del que toma como su hijo. Cine con mayúsculas que apuesta por el intimismo para retratar el horror, con austeridad pero de manera muy natural y auténtica sin ningún grado de impostura o épica. Es el discurrir elegiaco de un hombre en su última misión en esa especie de pasillo hacia el ajusticiamiento y la purga. László Nemes ha logrado con su imponente ópera prima plantear una temática de la que ya parece que se ha contado todo pero a la que da una dimensión cercana al documental que desgarra, conmueve y golpea. La cámara con afán analítico y voyeurista, pero también como el compañero fiel que no abandona en el momento de peor ánimo, el hecho de que cada sonido alertado, grito angustioso o disparo ajusticiador cuente, y una querencia por el primer plano, pone el foco del horror más genérico fusionándolo con el dolor y el empeño quijotesco de un hombre que sabe que lo tiene todo perdido y al que ya sólo le queda la honrosa dignidad de buscar a un rabino para cumplir su código moral y llenar su alma de satisfacción ante la crueldad deshumanizada más absoluta. La película tampoco pierde el tiempo en justificaciones o en estereotipar buenos y malos, se remite a los hechos, difuminando a los que al Saúl del título alejan de cumplir su misión. Siendo más Béla Tarr, Claude Lanzmann o Jean-Luc Godard que Spielberg o Benigni, no necesita aferrarse a una historia real para con la triste mirada de un gran Géza Röhrig (poeta y actor no profesional) asistir al mayor episodio de horror vivido por la humanidad en todo el siglo XX con suma sobriedad, solidez y precisión. Una impecable y rotunda ganadora de la que incluso se esperaba más presencia teniendo en cuenta que Sony Pictures Classics la estrenó en USA en Diciembre con el fin de hacer una intensa campaña a su favor pudiendo optar a más categorías.

Oscar2016PeliculadehablanoinglesaSonofSaul

“Theeb” (Jordania)

Este país consigue su primera nominación al Oscar. La vida a través de la mirada de un niño que forma parte de un clan de beduinos nómadas en el desierto jordano. Los hábitos, costumbres y modos de actuar de la hermandad son sus referencias en su despertar al mundo.

“Theeb” es una candidata que nos recuerda a la noruega “Kon-Tiki” por todo lo que tiene de rescatar el espíritu de aventuras clásico al que se abonó Hollywood en los 50 y 60. Una aventura fascinante, oriental y que toca los palos del cine negro, el thriller y el drama de supervivencia centrándose en un niño y en su día a día formando parte del universo que es el desierto. Una cinta que basa en su sencillez su principal virtud haciendo que todo funcione manteniendo el interés continuo del espectador a pesar de ser una historia que se ha contado más de una vez en el cine. Es la principal beneficiada de estas nominaciones ya que gracias a la candidatura ha salido del anonimato y hay más oportunidades de rescatar y dar a conocer una propuesta cercana al western en el que tradición y progreso se dan la mano sobre un apreciable campo técnico que tiene en la fotografía su principal virtud.

Oscar2016PeliculadehablanoinglesaJordaniaTheeb

El dictamen

Ganará: El hijo de Saúl (Hungría)
Alternativa: Mustang (Francia)
Quiero que gane: El hijo de Saúl (Hungría)
Echo de menos: The fencer (Finlandia)

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicola07 - 20.02.2016 a las 21:51

Ganará: El hijo de Saúl (Hungría)
Alternativa: Mustang (Francia)
Quiero que gane: El hijo de Saúl (Hungría)
Gran Sorpresa a Ganar: El abrazo de la serpiente (Colombia)
Echo de menos: Viva (Irlanda)

Pedro - 20.02.2016 a las 23:39

El hijo de Saúl a mí me gustó mucho, pero no creo que sea tan infinitamente superior a las demás como para explicar que haya ganado todos los premios y tenga el Oscar en el bolsillo. Para mí Mustang es al menos igual de buena.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario