Conexión Oscar 2017: Damien Chazelle, la fina línea de lo que pudo ser y no fue

Conexión Oscar 2017: Damien Chazelle, la fina línea de lo que pudo ser y no fue

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Lo que ha hecho Damien Chazelle con 32 años recién cumplidos no era fácil aunque el escepticismo crítico que invade a todos en la sociedad de hoy lo ponga todo en cuestionamiento. No sólo se ha convertido en el más joven en conseguir la estatuilla como mejor director (superando a Norman Taurog que tenía algunos meses más cuando ganó el Oscar por “Skippy” en 1931) sino también en conseguir dos records con “La la land” (la cinta más premiada en los Globos de Oro con 7 premios y la más nominada al Oscar con las 14 nominaciones que le igualaron con “Eva al desnudo” y “Titanic”) pero, sin duda, lo que quedará para la Historia es lo que ha logrado refrescando el género musical acercándolo a la generación “millennial” y protagonizando una de las anécdotas que se recordarán la Historia de los Oscar. Ser el ganador del Oscar a la mejor película durante dos minutos, todo hasta que el sueño se desvaneció y que bien nos ha mostrado en una película con una alta capacidad de ensoñación pero también de toparse de bruces con la triste realidad.

Si no nos queremos ir a los tiempos de “Titanic” o “El señor de los anillos: El retorno del rey”, se puede decir que las únicas películas ganadoras del Oscar en lo que llevamos de década que han tenido cierta conexión con el público han sido “Slumdog Millionaire”, “El discurso del rey”, “The artist” y “Argo” aunque, ninguna de ellas, al nivel de popularidad que ha conseguido una película como “La la land” desde hace semanas provocando que tanto la cinta como la banda sonora se hayan convertido en fenómenos de los que todo el mundo habla; desde el cinéfilo más entendido hasta los “cuñadistas” que van al cine tres o cuatro veces al año y sólo ante el cebo de las películas más promocionadas.

Aún así eso no ha sido suficiente y en el año que parecía encaminado para que los gustos del público de la Academia y del público volvieran a ir de la mano, la intensidad plástica y emocional de “Moonlight” ha dinamitado cualquier opción de que “La la land” arrasara con el número de Oscar que todos pronosticaban; desde los artísticos hasta los puramente técnicos así como los puntales emocionales necesarios para provocar un fervor que provoque unanimidad a la hora de premiar con muchas estatuillas a una misma cinta. Algo que la Academia, más críptica, cerebral y sesuda en sus últimas ganadoras, había abandonado desde el año 2011 en el que en este periodo las máximas ganadoras en número de premios fueron “The artist” con 5 seguida de “El discurso del rey” y “Birdman” con 4. “Argo” y “12 años de esclavitud” sólo sumaron 3 premios mientras que “Spotlight” se hacía con 2 Oscar, una rareza que no se veía desde 1953. La tendencia sigue con los 3 recibido por “Moonlight” en vez de los 7 que por unos instantes pareció atesorar “La la land”.

Oscar2017DamienChazelle04

Al menos Damien Chazelle devuelve el Oscar a mejor director a un usamericano ya que desde Kathryn Bigelow en 2010 ganaron la estatuilla un británico (Tom Hooper), un francés (Michel Hazanavicius), un taiwanés (Ang Lee) y dos mexicanos (Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñarritu en dos ocasiones) habiendo divergido el Oscar de mejor director con el de mejor película, curiosamente, en 4 de los últimos 5 años. Su pasión por la música se nota en su (todavía breve) filmografía intentando formarse como batería en los años de instituto aunque, tras conocer a un profesor que terminaría inspirando el personaje de J.K. Simmons en “Whiplash”, y darse cuenta de que no tenía aptitudes para la música, se contentó con disfrutarla como melómano volviendo a abrazar el cine como modo de vida y pasión y graduándose en la Universidad de Harvard donde tendría como compañero de cuarto a Justin Hurwitz, fiel compañero de Chazelle en el aspecto musical de sus películas y por lo que transmite con ellas atribuyéndose casi con el título de su coguionista de cabecera.

Oscar2017DamienChazelle02

El debut de Chazelle en la dirección fue con “Guy and Madeline on a park bench” sobre una pareja que intenta superar su ruptura a ritmo de la música de jazz. Una cinta con encanto y rodada en blanco y negro con la que tiene muchos puntos en común la película por la que ha ganado el Oscar; demostrando además lo que es patente en su filmografía y que es el hecho de demostrar que ha sido un cinéfilo de pro que ha bebido en su cine desde los clásicos de Stanley Donen, Jacques Demy o Charles Chaplin hasta la corriente de la Nouvelle Vague representada, entre otros, por Godard. Después vendría “Whiplash”, primero como corto para obtener financiación, y después como largometraje lleno de intensidad y nervio que fue aupado por el Festival de Sundance 2013 llegando hasta los Oscar sumando 3 Oscar de 5 nominaciones (actor de reparto, montaje y sonido) y dejando al espectador exhausto y en éxtasis hacia esa oda al perfeccionismo técnico con esa secuencia final jazzisticamente trepidante y sin ningún tipo de corte.

Oscar2017DamienChazelle03

“La la land” ha certificado su llegada al olimpo en la cultura cinematográfica contemporánea con el homenaje a un género y a una ciudad de los que él mismo fue años atrás escéptico como hijo de un cultivado catedrático de ciencias en la Universidad de Princeton y una escritora canadiense. Hollywood ha querido reconocer en parte el esfuerzo de un tipo que terminó enamorándose del musical y que, carpeta en mano y con mochila en la espalda, buscó financiación entre los Estudios durante seis años hasta levantar el proyecto que ha servido para impulsar a un talento que a buen seguro va a seguir dando alegrías en el cine. El público se ha rendido ante el chazellismo, la corriente de un cinéfilo hecho director de cine que respira talento en cada fotograma y que sabe, además, ser un gran ilustrador y sociólogo de nuestro tiempo narrando historias de frustraciones artísticas, amores desdibujados, o permitiéndose mostrar la cara amarga del éxito alejándose de toda superficialidad con ojos frescos y novedosos, a la vez que sabios, ante un bagaje de experiencias acumuladas nutridas por el acervo cultural y por las vivencias de una vida. El cine necesita miradas libres y artísticas como la de este joven director y los Oscar no han estado ciegos y así se lo han hecho saber aunque eso haya sido a costa de dejarle con ese sabor amargo que seguro que (teniendo en cuenta ya la imagen que tenía del amor en el cine) terminará marcando una filmografía a la que invade cierta sensación de soledad y melancolía perenne a pesar de que la música se erija como el mejor antídoto. De momento, su cine para nosotros es música para los oidos y para el sentimiento.

Oscar2017DamienChazelle01

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario