Conexión Oscar 2019: 87 títulos pelearán por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa

Conexión Oscar 2019: 87 títulos pelearán por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Como todos los años en este post enumeramos las designaciones de cada país de cara al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, premio siempre incierto que el año pasado recayó por primera vez en Chile con “Una mujer fantástica” de Sebastián Lelio. Un año en en el que España lo intenta, con más inocencia que otra cosa, con “Campeones” de Javier Fesser frente a apuestas mucho más rotundas como “Roma” de Alfonso Cuarón (México), “Cold war” de Pawel Pawlikowski (Polonia), “Girl” de Lukas Dhont (Bélgica), “Dogman” de Matteo Garrone (Italia), “El ángel” de Luis Ortega (Argentina), “Burning” de Lee Chan-dong (Corea del Sur), “Shoplifters” de Kirokazu Kore-eda (Japón), “Capernaum” de Nadine Labaki (Líbano) o “Gräns (Border)” de Ali Abbasi, por sólo decir algunas. La cifra se queda en 87 películas, una cinfra ingerior al record de 92 títulos que el año pasado iniciaron el camino al Oscar en esta categoría. En el listado definitivo han quedado fuera, por razones desconocidas, las películas que eligieron Cuba (“Sergio & Serguéi” de Ernesto Daranas) y Kirguistán (“Night accident” de Temirbek Birnazarov).

Afganistán: “Rona, Azim´s mother” de Jamshid Mahmoudi
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Azim, un refugiado afgano, que trabaja en el municipio de noche, vive en Teherán con su familia pero se vería obligado a elegir entre su vida del día a día y su madre en el momento en el que ella más le necesita.

Alemania: “Obra sin autor” de Florian Henckel Von Donnersmarck
Este país cuenta con 19 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con con “El tambor de hojalata” en 1980, “En algún lugar de África” en 2003 y “La vida de los otros” en 2007. El artista alemán Kurt Barnert consigue escapar de la RDA a la RFA, pero sigue atormentado por su niñez bajo el régimen nazi, y la posguerra en la Alemania comunista.

Argelia: “Until the end of time” de Yasmine Chouikh
Este país cuenta con 5 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Z” en 1970. Al cementerio de Sidi Boulekbour llega la Ziara, la peregrinación que lleva a los vivos a visitar a sus difuntos. El viejo enterrador Ali se prepara para las jornadas, pero se encuentra con la sexagenaria Joher, que visita la tumba de su hermana por primera vez después de haber perdido a su marido. Con la idea de que sus restos sean enterrados junto a los de su hermana, la mujer decide organizar su propio funeral, pidiendo ayuda a Ali. La inesperada petición es recibida por el enterrador con escepticismo, pero no se niega por miedo a perder de vista a Joher. Comienzan así tres días de preparativos en los que ambos empezarán a conocerse.

Argentina: “El ángel” de Luis Ortega
Este país cuenta con 7 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “La historia oficial” en 1986 y “El secreto de sus ojos” en 2010. Carlitos es un joven de diecisiete años con fama de estrella de cine, rizos rubios y cara de bebé. Ya en su adolescencia manifestó su verdadera vocación: ser un ladrón. Cuando conoce a Ramón en su nueva escuela, Carlitos se siente inmediatamente atraído por él y quiere llamar su atención. Juntos se embarcarán en un viaje de descubrimientos, amor y crimen. Debido a su apariencia angelical, la prensa llama a Carlitos “El ángel de la muerte”. Llama la atención por su belleza, se convierte en una celebridad de la noche a la mañana. En total, se cree que cometió más de cuarenta robos y once homicidios. Hoy, después de más de cuarenta y cinco años en la cárcel, Carlos Robledo Puch es el preso que más tiempo lleva en prisión en la Historia de Argentina.

Armenia: “Spitak” de Alexander Kott
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Gor trata de volar a Armenia desde Moscú para buscar su familia afectados por el epicentro de un terrible terremoto. Una vez allí, Gor deambula por las calles entre cadáveres, tragedias e historias rotas en busca de la casa familiar a la que anhela volver y reencontrarse con los suyos.

Australia: “Jirga” de Benjamin Gilmour
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Tras encontrar a la familia de un civil que mató durante la guerra de Afganistán, un ex soldado australiano vuelve al país para hacer frente a sus demonios.

Austria: “The Waldheim waltz” de Ruth Beckermann
Este país cuenta con 4 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Los falsificadores” en 2008 y “Amor” en 2013. Ruth Beckermann documenta el proceso de descubrimiento del pasado de Kurt Waldheim, Ex-Secretario General de la ONU, que estuvo relacionado con el nazismo.

Bangladesh: “No bed of roses” de Mostofa Sarwar Farooki
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Una historia sobre alguien llamado Javed Hasan y sobre su familia, el amor, la caída y el reencuentro.

Bélgica: “Girl” de Lukas Dhont
Este país cuenta con 7 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Lara es una chica de 15 años, nacida en el cuerpo de un niño, que sueña con convertirse en bailarina.

Bielorrusia: “Crystal swan” de Darya Zhuk
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. La joven Evelina es Licenciada en Derecho, pero su sueño es viajar a los Estados Unidos y ganarse la vida como DJ profesional. Es 1996 y la chica vive en la Minsk postsoviética. El país está sufriendo una crisis económica con alto desempleo, y sus ciudadanos reciben pagos en especie. Para poder obtener una visa y cumplir su sueño, Evelina debe proporcionar una evidencia en la embajada de que tiene un trabajo permanente.

Bolivia: “Muralla” de Gory Patiño
Este país nunca ha sido nominada al Oscar. Coco “Muralla” Rivera fue un gran guardameta en los 90s. Hoy es un chofer de minibús alcohólico que vende una niña a una red de trata para pagar la operación de su hijo enfermo. El niño muere y su fantasma atormenta al Muralla quien en busca de redención decide recuperar a la niña, aunque esto implique su propia condena.

Bosnia: “Never leave me” de Aida Begic
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar y se llevó el premio con “En tierra de nadie” en 2002. La historia de tres refugiados sirios: Isa, Ahmad y Motaz, que han huído del orfanato y tratan de ganarse la vida en las calles de Sanliurfa (Turquía).

Brasil: “O grande circo místico” de Carlos Diegues
Este país cuenta con 4 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Cuenta la historia de cinco generaciones de la misma familia de circo. Desde la inauguración del gran circo místico en 1910 hasta hoy, el espectador será guiado por “CELAVI”, el maestro de ceremonias que nunca ha envejecido, a través de las aventuras y los amores de la familia, desde su inicio hasta su decadencia, y hasta el sorprendente final.

Bulgaria: “Omnipresent” de Ilian Djevelekov
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. La historia se centra en Emil, un escritor y propietario de una agencia de publicidad que se obsesiona con el espionaje de su familia, amigos y empleados a través de cámaras ocultas. Esta nueva “afición” es divertida al principio pero con ella también aprende muchos secretos que no deberían haber sido destapados.

Camboya: “Graves without a name” de Rithy Panh
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Una exploración a los últimos efectos del genocidio en Camboya. Un niño de 13 años que pierde a la mayoría de su familia comienza la búsqueda para encontrar sus tumbas.

Canadá: “Chien de garde” de Sophie Dupuis
Este país cuenta con 7 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Las invasiones bárbaras” en 2004. Se ambienta en una familia en Verdun, Montreal, Quebec, que incluye al protagonista JP, cuyo tío Dany dirige un cartel de la droga y al que considera como un padre.

Chile: “… Y de pronto el amanecer” de Silvio Caiozzi
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Una mujer fantástica” en 2018. Pancho Veloso, viejo escritor de artículos de farándula capitalina, vuelve a su pueblo natal de la Patagonia chilena después de más de 40 años de haber huido. Al intentar escribir cuentos “vendibles” sobre aquella zona de fin de mundo, enfrentará su pasado y dejará su impostura. Así podrá crear por primera vez en su vida una novela, en la que convertirá a sus amigos y su amada en personajes, y a sí mismo… en un artista de verdad.

China: “Hidden man” de Wen Jiang
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Un joven espadachín en la China de los años 30 regresa a casa para resolver un crimen.

Colombia: “Pájaros de verano” de Ciro Guerra y Cristina Gallego
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Narra la historia real de una familia indígena Wayuu, liderada por Rapayet Abuchaibe y su suegra Úrsula Pushaina, que manejaban el tráfico de marihuana en La Guajira y que los enfrentó, no solo con las autoridades, sino también con su propio clan, que los acusaba de perder muchos de sus valores ancestrales.

Corea del Sur: “Burning” de Lee Chang-dong
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Cuando hace una entrega, Jongsu, un joven mensajero, se encuentra por casualidad con Haemi, una chica que vivía en su vecindario. La joven le pide que cuide a su gato durante un viaje a África. A su regreso, Haemi le presenta a Ben, un joven misterioso y con dinero que conoció allí. Un día, Ben revela a Jongsu un pasatiempo muy extraño…

Costa Rica: “Medea” de Alexandra Latishev
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. María José, una chica de veinticinco años, juega al rugby y vive con sus padres. Sin prejuicios, explora su vida sexual con máxima libertad. Un día conoce a Javier, con quien intenta tener una relación. Pero un acontecimiento repentino genera un cambio radical en su comportamiento.

Croacia: “The eighth commissioner” de Ivan Salaj
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Un policia intentando hacer cumplir la ley en una pequeña y apartada isla croata.

Dinamarca: “The guilty” de Gustav Möller
Este país cuenta con 12 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “El festín de Babette” en 1988, “Pelle el conquistador” en 1989 y “En un mundo mejor” en 2011. Asger Holm, un exoficial de policía, ha sido suspendido de sus funciones y relegado a operador del servicio de emergencias. Durante su rutinario turno de noche, recibe la extraña llamada de una mujer aterrada. A pesar de su reacción de sorpresa, Asger se dará cuenta de que la mujer al otro lado del teléfono ha sido secuestrada, y es entonces cuando comenzará la búsqueda. Recluido en su mesa en la centralita de emergencias, Asgar tendrá que localizar y ayudar a la mujer en peligro con la ayuda de sus compañeros en todo el país. Conforme avanza el reloj y pasan los segundos, Asgar tendrá que enfrentarse no sólo a la precipitación de los acontecimientos relacionados con el crimen, sino también a sus propios demonios personales.

Ecuador: “A son of man (Un hijo de hombre)” de Jamaicanoproblem y Pablo Agüero
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Cuenta la historia de una dinastía de exploradores que fueron enviados al territorio inca por la corona española después del descubrimiento del Nuevo Mundo.

Egipto: “Yomeddine” de A.B. Shawky
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Un leproso copto y su aprendiz huérfano dejan los confines de la colonia de leprosos por primera vez y se embarcan en un viaje a través de Egipto para buscar lo que queda de sus familias.

Eslovaquia: “The interpreter” de Martin Sulík
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Ali Ungar, de 80 años, encuentra un libro de un exoficial de las SS que describe sus actividades en Eslovaquia durante la guerra y se da cuenta de que sus padres fueron ejecutados por él. Saldrá a buscar venganza, pero descubrirá que el oficial de 70 años, Georg, es un profesor retirado.

Eslovenia: “Ivan” de Janez Burger
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Atrapada en medio de una violenta y corrupta aventura, una joven se ve obligada a hacer una elección imposible entre el hombre que ama obsesivamente y su hijo recién nacido.

España: “Campeones” de Javier Fesser
Este país cuenta con 19 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Volver a empezar” en 1983, “Belle epoque” en 1994, “Todo sobre mi madre” en 2000 y “Mar adentro” en 2005. Marco, un entrenador profesional de baloncesto, se encuentra un día, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un problema se acaba convirtiendo en una lección de vida.

Estonia: “Take it or leave it” de Liina Triskina
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Después de averiguar de improviso que él es el padre de un niño recién nacido, Erik de 30 años es golpeado por otra sorpresa cuando la madre le plantea la diatriba de que si no se hace cargo él del niño tendrá que dejarlo en adopción.

Filipinas: “Signal rock” de Chito S. Roño
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Intoy vive y cuida de sus padres en Samar. Son mantenidos económicamente por su hermana, Victoria, que emigró para trabajar en Finlandia y dar a los suyos un mejor futuro desde la distancia. Cuando ella deje a su marido y pelee por la custodia de su hija, Intoy trata de ayudarla a pesar de las dificultades para dar con ella desde la remota isla en la que vive.

Finlandia: “Euthanizer” de Teemu Nikki
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Veijo es un verdadero amante de los animales. Vive en una región suburbana de Finlandia de practicar ilegalmente la eutanasia a mascotas. También es un encantador de animales y prefiere ejercer la justicia por su cuenta contra propietarios negligentes para con sus mascotas. Su vida, tan poco convencional como está tan meticulosamente organizada, se verá trastocada al conocer a Petri, un mecánico de coches y miembro de una banda de neonazis, y Lotta, una joven enfermera que entiende sus psicosis. El cambio de Veijo empezará antes de que la sed de venganza sea su único combustible.

Francia: “Marguerite Duras. París 1944” de Emmanuel Finkiel
Este país cuenta con 39 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Monsieur Vincent” (1949), “Demasiado tarde” (1951), “Juegos prohibidos” (1953), “Mi tío” (1959), “Orfeo negro” (1960), “Sibila” (1963), “Un hombre y una mujer” (1967), “El discreto encanto de la burguesía” (1973), “La noche americana” (1974), “Madame Rosa” (1978), “¿Quiere ser el amante de mi mujer?” (1979) e “Indochina” (1993). Al encontrar dos viejos cuadernos en una caja olvidada, Marguerite Duras recuerda su pasado y el insoportable dolor de la espera. En la Francia ocupada por los nazis de 1944, la joven y brillante escritora participa activamente en la Resistencia junto con su marido, Robert Antelme. Cuando Robert es deportado por la Gestapo, Marguerite se embarca en una lucha desesperada para conseguir que regrese. Entabla una inquietante relación con el colaboracionista Rabier y corre grandes riesgos para salvar a Robert, en un juego del ratón y el gato con impredecibles encuentros por todo París. ¿Rabier quiere realmente ayudarla? ¿O está tratando de obtener información sobre los grupos clandestinos anti nazis? Finalmente la guerra termina y las víctimas regresan de los campos, un periodo insoportable para ella, una larga y silenciosa agonía tras el caos de la liberación de París. Pero ella continúa esperando, encadenada al tormento de la ausencia, incluso más allá de la esperanza.

Georgia: “Namme” de Zaza Khalvashi
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Una historia sobre la tradición de un pueblo en el que conviven musulmanes y cristianos pero en el cual la calidad de agua es amenazada por la construcción de una central hidroeléctrica que puede destruir el ecosistema de un lugar que vive de sus recursos naturales y en el que las estaciones del año marcan el ritmo de vida y subsistencia de sus habitantes.

Grecia: “Polyxeni” de Dora Masklavanau
Este país cuenta con 5 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. En 1955 un par de griegos adopta a una muchacha huérfana griega de la ciudad de su origen. Ellos le ofrecen un apellido poderoso y aseguran su devoción. Polyxeni de doce años es separada de su hermano menor y comienza una nueva vida y un futuro que mira brillante. Conforme va creciendo cada vez más su herencia prominente le hace ser carne de cañón.

Hong Kong: “Operation Red Sea” de Dante Lam
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. La Marina del Ejército Popular de Liberación lanza una operación de rescate para salvar a un rehén en Ihwea y se desata una batalla feroz con rebeldes y terroristas.

Hungría: “Sunset” de László Nemes
Este país cuenta con 10 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Mephisto” en 1982 y “El hijo de Saúl” en 2016. 1913, Budapest. Después de pasar su infancia en un orfanato, Irisz Leiter llega a la capital húngara con 20 años y la esperanza de trabajar de sombrerera en la antigua tienda de sombreros de sus padres biológicos. Pero Oszkar, el nuevo propietario, la rechaza. A su vez, se tendrá que enfrentar a su pasado cuando descubre un hermano que nunca supo que tenía. Su misión de encontrarlo la lleva a descubrir oscuros secretos mientras el país se prepara para el caos de la guerra.

India: “Village rockstars” de Rima Das
Este país cuenta con 3 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Dhunu, una niña de 10 años, vive en una remota aldea en Assam, India, en medio de una feroz privación. Ella es un espíritu libre, mientras que su madre, viuda, lucha diariamente para traer comida a la mesa y criar a sus hijos. Sin embargo, eso no le impide tener sueños como poseer una guitarra para poder tocar en la pequeña banda que quiere formar con algunos chicos locales.

Indonesia: “Marlina, the murderer in four acts” de Mouly Surya
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. En las colinas desérticas de una isla indonesia, Marlina, una joven viuda, es atacada, violada y robada. Al defenderse mató a varios hombres de la banda. En busca de justicia, empezará un viaje de fortalecimiento y redención, pero el camino es largo, especialmente si el fantasma de una de sus víctimas empieza a acosarla.

Irak: “The journey” de Mohamed Al Daradji
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. El 30 de Diciembre de 2006, primer día del Eid al-Adha (la Celebración del Sacrificio, una de las más sagradas festividades musulmanas), Bagdad festeja la reapertura de su estación de tren. Sara entra en la estación con la intención de perpetrar un atentado suicida. Parece vacilar ante la perspectiva de detonar la bomba, pero está determinada a llegar hasta el final. Un encuentro incómodo con Salam, un vendedor extremadamente locuaz que trata de seducirla, frustrará sus planes. Tras una serie de acontecimientos, Salam acaba como rehén de Sara, e intenta disuadirla de que siga adelante. Pero ¿está Sara dispuesta a escucharle?

Irán: “No date, no signature” de Vahid Jalilvand
Este país cuenta con 3 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Nader y Simin, una separación” en 2012 y “El viajante” en 2017. Kaveh Nariman es médico forense. Un día en su trabajo encuentra un cadáver que le es muy familiar.

Islandia: “Woman at war” de Benedikt Erlingsson
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Halla declara la guerra a una industria local de aluminio. Está preparada para arriesgarlo todo con tal de proteger las impolutas tierras altas islandesas, hasta que un inesperado huérfano entra en su vida.

Israel: “El repostero de Berlín” de Ofir Raul Grazier
Este país cuenta con 10 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. En Berlín, Oren, un ingeniero constructor israelí se encapricha del pastelero Thomas. El romance ni siquiera parece haber empezado cuando Thomas descubre que Oren ha muerto en un accidente de coche en Jerusalén. Thomas viaja allí sin saber exactamente qué es lo que está buscando. Descubre que la mujer de Oren, Anat, es propietaria de un café, y le ofrecer Oren un empleo de lo más básico, consistente en limpiar y fregar cacharros. Thomas no revela su talento en la cocina hasta el cumpleaños del hijo de Anat, cuando decide preparar unas pastas. Esto no acaba de sentar bien al religioso Motti, el hermano de Oren. Además Thomas es alemán, la comida que prepara un goy no es de conformidad con la ley judaica, y un café en Jerusalem pierde clientes sin el certificado kosher. Anat, sin embargo, no es religiosa y elogia a Thomas como el trabajador dedicado que es y por el gusto que el creciente número de clientes le ha cogido a su pastelería.

Italia: “Dogman” de Matteo Garrone
Este país cuenta con 28 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “El limpiabotas” en 1948, “Ladrón de bicicletas” en 1950, “Demasiado tarde” en 1951, “La strada” en 1957, “Las noches de Cabiria” en 1958, “Fellini 8 1/2” en 1964, “Ayer, hoy y mañana” en 1965, “Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha” en 1971, “El jardín de los Finzi-Contini” en 1972, “Amarcord” en 1975, “Cinema Paradiso” en 1990, “Mediterráneo” en 1992, “La vida es bella” en 1999 y “La gran belleza” en 2014. 1988. Pietro De Negri regenta una peluquería canina a las afueras de Roma. Pero bajo esta tranquila profesión se esconde un oscuro pasado.

Japón: “Shoplifters” de Hirokazu Kore-eda
Este país cuenta con 15 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Rashomon” en 1952, “La puerta del infierno” en 1955, “Samurái” en 1956 y “Despedidas” en 2009. Osamu y su hijo se encuentran con una niña en mitad de un frío glacial. Al principio, y después de ser reacia a albergar a la niña, la esposa de Osamu aceptará cuidarla cuando se entere de las dificultades que afronta. Aunque la familia es pobre y apenas gana suficiente dinero para sobrevivir a través de pequeños delitos, parecen vivir felices juntos, hasta que un accidente imprevisto revela secretos ocultos, poniendo a prueba los lazos que les unen.

Kazajistán: “Ayka” de Sergei Dvortsevoy
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Ayka acaba de dar a luz, pero no puede permitirse tener un hijo. Es ilegal en Moscú, no tiene trabajo y tiene que pagar demasiadas deudas. No tiene ni siquiera un lugar donde dormir. Y sin embargo, la naturaleza pone todo en orden. Después de dar a luz a su hijo, lo deja en el hospital. Sin embargo, algún tiempo después, su instinto maternal le lleva a intentos desesperados de encontrar al niño abandonado.

Kenia: “Supa Modo” de Likarion Wainaina
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Jo, una niña de nueve años, está loca por las películas de acción y sueña con ser una superheroína. Su mayor deseo es rodar una película y protagonizarla. Gracias a su imaginación olvida que está en la fase terminal de una grave enfermedad. Su hermana ya no aguanta ver a la risueña Jo pasar el tiempo que le queda en una cama y la anima a usar sus poderes mágicos. De paso, convence a todo el pueblo para que haga realidad el sueño de la niña.

Kosovo: “The marriage” de Blerta Zeqiri
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. La pareja de treintañeros Bekim y Anita planean su boda. Bekim tiene un bar, y estando allí una noche con Anita, recibe una visita sorpresa: su viejo amigo Nol ha vuelto de Francia, donde estudia y trabaja como músico. Lo que Anita no sabe es que entre su futuro marido y Nol hay mucho más que amistad…

Letonia: “To be continued” de Ivars Seleckis
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Documental en el que se sigue la historia de siete niños a lo largo de dos años para comprender la realidad actual de su país, el legado del pasado y las oportunidades y esperanzas que les puede deparar el futuro si siguen en él.

Líbano: “Capernaum” de Nadine Labaki
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Una fábula política contemporánea que se centra en un niño que se intenta rebelar contra la vida que se le ha impuesto.

Lituania: “Wonderful losers: A different world” de Arüna Matelis
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Detrás de los equipos de élite del ciclismo mundial hay unos luchadores desconocidos, verdaderos héroes de las bicicletas que se estrellan, se levantan y vuelven a correr. Una odisea que revela una mirada poco habitual a los “maravillosos perdedores”, aquellos que sacrifican sus carreras profesionales por la gloria de sus compañeros de equipo. ¿Qué los motiva a continuar pedaleando en el anonimato absoluto en uno de los deportes más exigentes a nivel físico y psicológico?

Luxemburgo: “Gutland” de Govinda Van Maele
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. La temporada de cosecha está ya avanzada, pero Jens, un vagabundo alemán, está buscando trabajo. Allí es tomado por granjero y pronto seducido por Lucy, una madre soltera que le recoge en la cervecería del pueblo para llevarlo hasta su cama. Taciturno y solitario por naturaleza, Jens no se mezcla con los lugareños, y aún así ellos le toman por amigo al instante, llevándole a fiestas, regalándole una trompeta e invitándole a unirse a la banda del pueblo. Los primeros días de Jens en su nuevo hogar fluyen con una tranquilidad bucólica, pero con el tiempo comenzará a descubrir pistas sobre el lado oscuro de Schandelsmillen, justo cuando los aldeanos se van acercando poco a poco al también sombrío pasado de Jens.

Macedonia: “Secret ingredient” de Gjorce Stavreski
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Vale no puede pagar las medicinas caras que necesita su padre, enfermo de cáncer. Desesperado, le roba marihuana a unos criminales y se lo da a su padre, esperando que reduzca su dolor. Cuando su progenitor mejore milagrosamente, sus vecinos le pedirán la receta mientras los dueños de la droga querrán recuperarla.

Malawi: “The road to sunrise” de Charles Shemu Joyah
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Rubia trabaja de prostituta y asesina en defensa propia a un hombre de negocios que intenta violarla teniendo que enfrentarse después a la intolerancia y machismo de un país que carga más las tintas sobre ella por ser mujer y de clase humilde.

Marruecos: “Burnout” de Nour-Eddine Lakhmari
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Ayoub es un jóven con el ojo morado y zapatos raídos que sigue peleando por sus sueños. A Jad le gustan coches rápidos y el silencio continuo. Su esposa es infeliz. Aida estudia la medicina y trabaja como una prostituta, hasta que se enfrenta a un cliente poderoso. Diversas miradas y vidas desde la ciudad de Casablanca.

México: “Roma” de Alfonso Cuarón
Este país cuenta con 8 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Cleo es una joven sirvienta de una familia que vive en la Colonia Roma, barrio de clase media de Ciudad de México. En esta carta de amor a las mujeres que lo criaron, Cuarón se inspira en su propia infancia para pintar un retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política de la década de 1970.

Montenegro: “Iskra” de Gojko Berkuljan
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Petar es un detective jubilado y todo que él se ha marchado es su hija Iskra. Los días de su pensionista son interrumpidos cuando Iskra desaparece. La búsqueda para encontrar a Iskra comienza y la investigación toma Petar atrás a su pasado.

Nepal: “Panchayat” de Shivam Adhikari
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. La película gira alrededor de una muchacha que se enfrenta los tabús sociales de la tradición chhaupadi, que prohíbe a mujeres hindúes participar en los actos normales de la familia y de su cultura cuando están menstruando siendo considerado como algo “impuro”. Se ambienta en los años 70 del siglo pasado y el título hace referencia El juego en al sistema autonómico Panchayat que fue suprimido por el gobierno del país en 1990.

Noruega: “El viaje de Nisha” de Iram Haq
Este país cuenta con 5 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Nisha, una chica de 16 años, vive en Noruega una doble vida. En casa es la perfecta hija paquistaní, pero cuando sale con sus amigos se convierte en una chica más occidental. Cuando su padre le pilla con su novio en la cama, sus dos mundos chocan. Para darle una lección, sus padres deciden mandarla a Paquistán, donde tendrá que adaptarse a aquella cultura.

Nueva Zelanda: “Yellow is forbidden” de Pietra Brettkelly
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Una mirada documental al opulento mundo de la modista china Guo Pei y su preparación para dar el salto en París al mundo de la alta costura sorprendiendo con su arte y sus vestidos.

Níger: “The wedding ring” de Rahmatou Keïta
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Una joven vuelve a su país natal después de haber estudiado en el colegio en el extranjero encontrándose con los evidentes contrastes.

Países Bajos: “The resistance banker” de Diederik Van Rooijen
Este país cuenta con 7 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “El asalto” en 1987, “Antonia” en 1996 y “Carácter” en 1998. La vida del banquero Walraven Van Hall que tuvo que financiar la resistencia de Holanda frente a la amenaza nazi durante la II Guerra Mundial.

Pakistán: “Cake” de Asim Abbasi
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Cuando el patriarca de la familia Jamali se pone enfermo, la hija mayor que es la única que le cuida tendrá que reconectar con su hermana que vuelve de Londres. Ambas tendrán que afrontar el pasado para salir adelante.

Palestina: “Ghost hunting” de Raed Andoni
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. El director Raed Andoni reúne a un grupo ecléctico de ex presos palestinos para reconstruir el centro de investigación israelí en el que fueron todos encarcelados. Sin embargo, como siempre estaban con los ojos vendados, ninguno de ellos realmente sabe lo que el lugar realmente parecía.

Panamá: “Yo no me llamo Rubén Blades” de Abner Benaim
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Retrato de uno de los cantantes y compositores más reconocidos de América Latina: Rubén Blades. El documental explora su carrera, su legado y las complejidades que implica mantener su fama.

Paraguay: “Las herederas” de Marcelo Martinessi
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Narra la historia de dos mujeres de alta alcurnia de la sociedad paraguaya que heredaron suficiente patrimonio para vivir cómodamente. Pero a sus 60 años, el dinero ya no alcanza y la situación de ambas cambia.

Perú: “Wiñaypacha” de Óscar Catacora
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Willka y Phaxsi, una pareja de ancianos de más de 80 años viven abandonados en un lugar remoto de los Andes del Perú, a más de 5.000 metros de altura. Enfrentan la miseria y el inclemente paso del tiempo, rogando a sus dioses para que por fin llegue su único hijo a rescatarlos.

Polonia: “Cold war” de Pawel Pawlikowski
Este país cuenta con 10 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Ida” en 2015. Con la Guerra Fría como telón de fondo, “Cold war” presenta una apasionada historia de amor entre dos personas de diferente origen y temperamento que son totalmente incompatibles, pero cuyo destino les condena a estar juntos.

Portugal: “Peregrinação” de Joao Botelho
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. La historia de la presencia portuguesa en el extremo Oriente y los viajes y 20 años de aventuras en la zona del escritor Fernão Mendes Pinto, autor de la novela en la que se basa la película.

Reino Unido: “I am not a witch” de Rungano Nyon
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. Después de un pequeño incidente en su pueblo de Zambia, Shula, de 9 años de edad, es acusada de brujería y enviada a un “campo de brujas”, donde le dicen que si intenta escapar se convertirá en una cabra blanca. Tendrá que decidir si acepta su destino o si se arriesga en busca de la libertad.

República Checa: “Winter flies” de Olmo Omerzu
Este país cuenta con 3 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Kolya” en 1997. Invierno. La policía interroga a Mára, de 14 años, en la estación después de que lo pillen detrás del volante, muy lejos del país donde vive.

República Dominicana: “Cocote” de Nelson Carlo de los Santos Arias
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Alberto, un evangélico que trabaja como jardinero en una casa adinerada de Santo Domingo, interrumpe su trabajo para ir al velatorio de su padre. Allí se entera que éste en realidad ha sido asesinado, y su familia espera que él se haga cargo de su asesino. Entre rituales y crisis existenciales se inscribe un nuevo artículo en la Ley del Talión “diente por diente…”; ahora “Cocote por Cocote”.

Rumania: “I do not care if we go down in history as barbarians” de Radu Jude
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Un joven artista planea reconstruir un evento histórico de 1941, durante el cual el ejército rumano llevó a cabo la limpieza étnica en el frente oriental.

Rusia: “Sobibor” de Konstantin Khabenskiy
Este país cuenta con 16 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Guerra y paz” en 1969, “Dersu Uzala” en 1976, “Moscú no cree en las lágrimas” en 1981 y “Quemado bajo el sol” en 1995. El 14 de octubre de 1943, más de 400 prisioneros dirigidos por el oficial judío soviético Alexánder Pecherski llevaron a cabo un alzamiento en el campo de exterminio de Sobibor. Mataron a 11 guardias de las SS e intentaron capturar una armería. Habiendo fracasado, corrieron en grupo hacia los bosques a través de un campo minado.

Serbia: “Offenders” de Dejan Zecevic
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Tres estudiantes de Sociología hacen un experimento, liderado por el maquiavélico profesor Zurovac, sobre cómo el deterioro urbano produce el caos en la sociedad. Para comprobarlo, instalan cámaras de vigilancia en una zona de bloques de apartamentos de Nuevo Belgrado, conocida por su deterioro, sus pintadas en paredes y sus grupos criminales de ladrones violentos, traficantes de droga y ultras del fútbol. Las tres cámaras y las intervenciones de los héroes en sus respectivos espacios deben producir una reacción social.

Singapur: “Buffalo boys” de Mike Wiluan
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Dos hermanos, Jamar y Suwo, vuelven a la tierra de Java para vengar a su padre, que fue sultán tras sus años de exilio en Estados Unidos.

Sudáfrica: “Sew the winter to my skin” de Jahmil X.T. Qubeka
Este país cuenta con 2 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Tsotsi” en 2006. Durante décadas, John Kepe, el “Sansón de las montañas Boschberg”, vivió del robo de los granjeros colonialistas blancos sudafricanos de 1950. Dicho botín también era compartido para la población indígena de aquel entonces. Sus actos (evitando su captura durante 12 años) le llevaron a ganarse el título de héroe para unos, y bandido por otros.

Suecia: “Gräns (Border)” de Ali Abbasi
Este país cuenta con 16 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “El manantial de la doncella” en 1961, “Como en un espejo” en 1962 y “Fanny y Alexander” en 1984. Tina es una agente de aduanas reconocida por su eficiencia y por su extraordinario olfato. Da la impresión de poder oler la culpabilidad de un individuo. Pero cuando Vore, un hombre aparentemente sospechoso, pasa junto a ella, sus habilidades se ponen a prueba por primera vez. Tina sabe que Vore oculta algo, pero no logra identificar qué es.

Suiza: “Eldorado” de Markus Imhoof
Este país cuenta con 5 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “La diagonal del loco” en 1985 y “Viaje a la esperanza” en 1991. Un drama sobrecogedor que aborda la actual crisis humanitaria global y mantiene un vínculo con la historia personal de su director a través del drama de una joven italiana que vive refugiada en Suiza y que quiere volver a su país después de la II Guerra Mundial.

Tailandia: “Malila: The farewell flower” de Anucha Boonyawatana
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Shane y Pitch fueron una vez amantes, pero fueron se separaron hace años. Reunidos años más tarde, los dos hombres reviven su amor y se acostumbran al dolor de su vida actual a través de Bai Sri, un elegante ornamento tradicional que simboliza el amor y la virtud hecho de la delicada disposición de hojas y flores de plátano. Cuando ocurre una tragedia, uno de ellos recurre al mundo espiritual para ver a su amante por última vez.

Taiwán: “The great Buddha” de Huang Hsin-yao
Este país cuenta con 3 nominaciones al Oscar y se llevó el premio con “Tigre y dragón” en 2001. Pickle es un guardia de seguridad nocturno de una fábrica de estatuas. Su compañero, Belly Bottom, trabaja de reciclador por la mañana y el mayor placer de Pickle es ojear las revistas pornográficas que Belly Bottom recoge. Picotear y ver la televisión forma parte de sus aburridas vidas, hasta que un día se rompe la televisión y su vida cambia por completo.

Túnez: “Beauty and the dogs” de Kaouther Ben Hania
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Mariam sólo quería disfrutar de la noche hasta que se vio envuelta en un suceso trágico. A pesar del trauma, esta estudiante tunecina decide ir a la policía. Pero, ¿qué se puede hacer si los que te persiguen son tu única esperanza?

Turquía: “The wild pear tree” de Nuri Bilge Ceylan
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Un aspirante a escritor regresa a su pueblo natal en Turquía, pero se siente abrumado por las deudas y problemas que tiene su padre.

Ucrania: “Donbass” de Sergei Loznitsa
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Cuando se llama “paz” a la guerra, cuando la propaganda es presentada como la verdad, cuando se llama “amor” al odio, es ahí dónde la misma vida comienza a parecerse a la muerte.

Uruguay: “La noche de 12 años” de Álvaro Brechner
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Año 1973. Uruguay está bajo el poder de la dictadura militar. Una noche de otoño, nueve presos Tupamaros son sacados de sus celdas en una operación militar secreta. La orden es precisa: “como no pudimos matarles, vamos a volverles locos”. Los tres hombres permanecerán aislados durante 12 años. Durante más de una década, los presos permanecerán aislados en diminutas celdas en dónde pasarán la mayoría del tiempo encapuchados, atados, en silencio, privados de sus necesidades básicas, apenas alimentados, y viendo reducidos al mínimo sus sentidos. Entre ellos estaba Pepe Mújica, quien más tarde llegó a convertirse en presidente de Uruguay.

Venezuela: “La familia” de Gustavo Rondón Cordova
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Andrés y su hijo Pedro, de 12 años, viven en una vecindad marginal de Caracas y apenas se ven. Mientras Andrés utiliza su tiempo con sus trabajos, Pedro camina por las calles jugando con sus amigos y aprendiendo del lugar violento que le rodea.

Vietnam: “The tailor” de Tran Buu Loc y Kay Nguyen
Este país cuenta con 1 nominación al Oscar. Nunca se ha llevado la estatuilla. La nueva promulgación de una era de vestido larga en los años 1960, como se piensa, es el auge de trajes tradicionales vietnamitas. pasiones, familias y algún viaje en el tiempo nutren la relación de estos personajes entre costuras.

Yemen: “10 days before the wedding” de Amr Gamal
Este país nunca ha sido nominado al Oscar. Un número de obstáculos en el camino de una pareja jóven a la hora de casarse 10 días antes del enlace y sufriendo las consecuencias de la guerra de 2015.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

trastofer - 30.08.2018 a las 09:06

Habría que añadir que:
SHOPLIFTERS es la Palma de Oro en Cannes, gran favorita por tanto
GIRL se llevó en Cannes la Cámara de Oro y el premio FIPRESCI en la sección Un Certain Regard
DONBASS también se llevó el premio de mejor director en Un certain regard

Tanto GIRL como DONBASS como BORDER y THE WILD PEAR TREE están en la selección EFA de mejores películas del año

Pedro - 16.10.2018 a las 23:19

Gran artículo, aunque estaría aún mejor si hubierais especificado en qué idioma está cada película, más que nada porque el nombre de la categoría hace referencia precisamente al idioma. Tengo curiosidad sobre todo en los idiomas de las películas que representan a países de lengua inglesa (Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Sudáfrica, etc.)

También pienso que tendríais que haber elegido o bien el nombre inglés en todos los casos o bien el nombre en su idioma original, pero habéis hecho una mezcla un tanto extraña xD

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario