In Memoriam: John Le Carré, el mejor material de espionaje

In Memoriam: John Le Carré, el mejor material de espionaje

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

John Le Carré ha sido todo un alimento para guionistas y escritores en general y para el cine de espionaje en particular. A los 89 años, y debido a una neumonía, ha fallecido el reputado escritor y ex espía gracias al cual a través de su escritura vivimos apasionantes historias de tensiones políticas o conspiraciones en la Guerra Fría, material que partía de sus propias experiencias formando parte durante la década de los 60 del Servicio de Seguridad Británico (MI5) y del Servicio de Inteligencia Secreta (MI6). Anteriormente fue profesor en la Universidad de Eaton pero en su obra no sólo habló de las misiones y disputas entre agentes secretos sino que también denunció el imperialismo, el terrorismo internacional, la corrupción de las farmacéuticas en "El jardinero fiel", que le valió un Oscar a Rachel Weisz por la adaptación de 2005, e incluso el Brexit en su última novela, “Un hombre decente” (2019).

Fue el creador del agente George Smiley, protagonista de seis de sus novelas, y que fue interpretado por Alec Guinness en las miniseries “Calderero, sastre, soldado, espía” (1979) y “Los hombres de Smiley” (1982) y por Gary Oldman en la película "El topo" (2011).

Sus dos primeras adaptaciones en cine fueron “El espía que surgió del frío” (1965) de Martin Ritt y “Llamada para un muerto” (1967) de Sidney Lumet. Después llegarían “El espejo de los espías” (1970) de Frank Pierson, “La chica del tambor” (1984) de George Roy Hill, “La casa Rusia” (1990) de Fred Schepisi, “El sastre de Panamá” (2001) de John Boorman y, más recientemente, "El hombre más buscado" (2014) de Anton Corbijn y "Un traidor como los nuestros" (2016) de Susanna White. Obras que iban más allá de las tramas de espía en las que demostraba que no se casaba con nadie, como esa frase en el "El jardinero fiel" (2005) en la que se decía que los periodistas se inventan las historias siendo incapaces de ver las que tienen delante.

La BBC ha continuado explotando sus historias para televisión, las cuáles reúnen ese halo tan adictivo de intriga, misterio y lujo, dejando a un lado al personaje de Smiley, más sobrio y característico de la neblina londinense, decantándose por esas tramas que favorecían una aventura internacional, ideal para enganchar al espectador en miniseries de calidad de 6 capítulos contando con una gran producción. Fue el caso de "El infiltrado" (2016), bajo la dirección de Susanne Bier, y una nueva adaptación de "La chica del tambor" (2018) con Park Chan-wook a los mandos.

A pesar de que John Le Carré no admitía ningún tipo de premio literario ni títulos ni distinciones, y los rechazó en numerosas ocasiones, por su trabajo para el audiovisual fue nominado por "El infiltrado" como uno de los productores de la serie en los Emmy 2017 y por la misma recibió el prestigioso USC Scripter destinado a las mejores adaptaciones llevadas a cabo para la pantalla.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario