“Intocable”

“Intocable”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El libro que inspiró la película francesa más vista en los últimos años. “La escafandra y la mariposa” nos dio ya una visión interior de la vida desde la tetraplejia. Exceptuando los aspectos físicos comunes, esta es una vida completamente distinta, desde las facilidades y el poder que ofrece la riqueza familiar del protagonista, convertido en tetrapléjico de lujo a raíz de un accidente de parapente. A su lado el joven delincuente del que la película extrae su tono de comedia, y que en el libro resulta más inquietante y antisocial.

Título: “Intocable”

Autor: Philippe Pozzo di Borgo

Editorial: Anagrama

Nota de la Redacción: Pozzo di Borgo fue un privilegiado por la fortuna desde su nacimiento, en una de las familias más ricas desde hace siglos en Europa. Todo el poder que da el dinero y los contactos se pusieron a su disposición tras el accidente… “Estoy tendido contra la montaña, sólo un poco abotagado. He debido de perder el conocimiento. Max e Yves, mis compañeros de parapente, han dejado la vela al lado de la mía. El doctor Max toma el mando de la situación: hace un agujero delante de mi cara para que pueda respirar y alerta a la estación por radio. No comprendo por qué no me tocan. Les hablo, respiro tranquilo, y entonces ¿por qué me preguntan continuamente si puedo respirar?. Una brizna de hierba me cosquillea la nariz, estornudo, me río. Max se encoleriza hablando por radio. Exige un helicóptero de Grenoble, no de Chambéry; sin embargo, Chambéry está más cerca. Yves me habla como a un niño; da la impresión de que tiembla. ¡Me parece que ya no puedo moverme!“.

A partir de ese momento Pozzo empleó sus recursos para alcanzar la máxima independencia en su estado y tropezó con el personaje que lo cuidaría y del que cuidaría, saltándose a menudo las convenciones y hasta la ley. Su relato se publicó en 2001 y tuvo éxito. El prólogo del propio Pozzo a esta edición, ampliada con más detalles sobre la relación entre cuidado y cuidador que da pie a la película, se explica por sí mismo. Abdel Sellou, publicó por su parte hace poco “Una amistad improbable”, con lo que se completan los dos puntos de vista de la historia.

Prólogo.txt

El libro combina las reflexiones vitales, los valores esenciales, con actitudes pragmáticas, sentido del humor y un cambio esencial del protagonista que, gracias al accidente, descubre que forma parte de un patriciado dedicado a la explotación de los menos afortunados. Pozzo no parecía haber reflexionado antes sobre que, más que contribuir al bien común, los ricos se alimentan de él. El sistema de financiar el déficit, tomando dinero prestado de los ricos y devolviéndoselo con los impuestos de los pobres, supone una redistribución de la renta muy antigua. El autor expresa así su cambio de opinión en una de sus páginas: “No pueden apoderarse de las riquezas continuamente. Cada vez más ganancias no repartidas matan la demanda: la están hundiendo. El acuerdo sólo es válido si las dos partes salen beneficiadas; los frutos de la empresa se reparten, las riquezas del país se redistribuyen entre los necesitados. Frente a los poderes del dinero, no aceptéis la atomización; seguid afiliados a partidos, sindicatos, asociaciones… Respetad el rigor de las cifras. Obtened justicia contra los poderes opacos y sin fe ni ley para proclamar la realidad y restablecer el derecho. Utilizad para protestar las nuevas tecnologías de la información. La globalización no es la del capital, sino la de las instancias ciudadanas. ¡En pie los inválidos!”.

Del Pozzo vive hoy en Marruecos, casado de nuevo tras enviudar, y dedicado a su fundación y a seguir sobreviviendo. Libro de superación, breve e interesante, cuyo contenido concreto apenas coincide con el de la película más que en lo básico.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario