Las cinco secuencias de… Frank Sinatra

Las cinco secuencias de… Frank Sinatra

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Se cumplen 100 años del nacimiento del inolvidable cantante y actor Frank Sinatra. Y no podemos dejar pasar una efeméride tan señalada sin aprovechar para repasar la carrera en el cine de “La voz” a través de sus cinco secuencias más destacadas.

Francis Albert Sinatra nació el 12 de Diciembre de 1915 en Hoboken, Nueva Jersey, en una familia de origen italiano. El parto fue muy complicado y, tras él, su madre no pudo tener más hijos y a Frank le quedaron unas cicatrices de por vida. Desde muy niño empezó a interesarse por la música y a cantar. Lo que no le gustaba eran los estudios y a los 16 años abandonó el instituto. Su gran aspiración era entrar en el mundo del espectáculo, pero sus padres querían que tuviera un trabajo “de verdad” y se lo encontraron como repartidor de periódicos. A los 19 años tuvo éxito cantando en un concurso radiofónico lo que le ayudó a lanzar su carrera artística conociendo a Nancy Barbato, que se convertiría en su mujer en 1939. El matrimonio duraría 12 años y tendrían 3 hijos, aunque Sinatra le fue infiel muchas veces. A comienzos de los 40 ya era un cantante de éxito y fue entonces cuando empezó a crearse su carrera interpretativa en Hollywood, que es la que más nos interesa. Su primera aparición en la gran pantalla sería en un cameo en 1943 y pronto alcanzaría el éxito actuando en musicales.

Un día en Nueva York (1949)

Esta película supuso la tercera colaboración entre Frank Sinatra y Gene Kelly, encargándose el actor de “Cantando bajo la lluvia” y “Un americano en París” también de la dirección de la película a medias con el gran Stanley Donen. Supondría el debut como directores de ambos, que habían empezado a trabajar juntos en las coreografías de “Levando anclas” en 1945. En esta película también actuaba Sinatra y supondría su primer gran éxito, tanto de taquilla como a nivel de premios, pues una canción cantada por el fue nominada al Oscar. “Levando anclas” logró 3 nominaciones más como mejor película, mejor actor para Kelly y mejor fotografía en color, ganando en la categoría de mejor banda sonora. Kelly y Sinatra volverían a coincidir en “Llévame a ver un partido”, película a cuya dirección aspiraban Kelly y Donen, pero finalmente tuvieron que conformarse con encargarse de los números de baile. Eso sí, este nuevo éxito les llevó a ganarse el derecho a dirigir la siguiente película, “Un día en Nueva York”. La película adapta un musical de Broadway sobre unos marineros con un permiso de un día en la ciudad de Nueva York, y fue el primer musical rodado en exteriores por un Estudio importante. La idea de Donen y Kelly era grabar toda la película en exteriores, pero el productor solo les permitió una semana de rodaje fuera del Estudio. En esta semana crearon la famosa secuencia de la canción del comienzo de la película New York, New York, que puedes ver a continuación. Donen y el director de fotografía utilizaron en la creación de la misma varias técnicas innovadoras que no se volverían a ver en la gran pantalla hasta que las popularizase años después la Nouvelle Vague francesa. La película funcionó bien en taquilla y recibió buenas críticas, logrando además el Oscar a la mejor banda sonora para Roger Edens y Lennie Hayton. Leonard Bernstein se quedó sin el reconocimiento porque, aunque él era el creador de la música del original de Broadway, el film hizo bastantes modificaciones que potenciaban las nuevas canciones de Edens frente a las originales suyas y éste, descontento con los cambios, decidió boicotear la película.

Vídeo

Ver en Versión Original

De aquí a la eternidad (1953)

A comienzos de los 50, la carrera de Sinatra se encontraba en declive. Tras la muerte de su asesor de prensa, sus escarceos amorosos empezaron a salir a la luz pública dañando su imagen y su popularidad. En 1951 obtuvo el divorcio de Nancy, casándose con Ava Gardner ese mismo año, con la que mantuvo una relación complicada con numerosas separaciones y reconciliaciones que serían aireadas por la prensa. Su reputación iba en declive y las ofertas cinematográficas escaseaban. Además, la tensión nerviosa había debilitado su voz y su casa de discos canceló su contrato. Nadie le quería, pero entonces Frankie leyó el bestseller de James Jones “De aquí a la eternidad”, que estaba a punto de ser adaptado por Columbia bajo la dirección de Fred Zinnemann. Sinatra sintió que el personaje de Maggio era ideal para él, y empezó una campaña para hacerse con el papel. Pero las ideas de los jefes del Estudio eran otras y sólo accedieron a realizarle una prueba por petición personal de Ava Gardner. El actor, que estaba en Kenia acompañando a su mujer en el rodaje de “Mogambo”, no dudó en pagarse el viaje hasta Hollywood y logró convencer al director, pero no a los productores a los que les gustó más Eli Wallach para el último personaje que faltaba para completar el casting. Mientras tanto, Sinatra volvió junto a su mujer que había sufrido un aborto y parece ser que la clave que salvó la carrera de Sinatra fueron las palabras de la mujer del productor que hizo ver que Wallach, aunque brillante no era ni delgado ni italiano y no encajaba por tanto con el personaje. Hay otra versión de la historia que cuenta que el agente de Wallach empezó a pedir demasiado dinero mientras que Frank aceptó trabajar casi gratis, corriendo incluso el rumor de que había sido la mafia la que presionó para que el actor italoamericano fuera el intérprete elegido. Esta versión, aunque falsa, sirvió para inspirar a Mario Puzo la historia del artista en declive Johnny Fontane al que el hampa consigue un salvador contrato cinematográfico con una impactante cabeza de caballo. Durante el rodaje, Montgomery Clift y Frank Sinatra se hicieron inseparables y todas las noches, tras terminar de rodar, se emborrachaban de tal manera que varias veces tuvo que ser Burt Lancaster el que los llevara a rastras hasta su habitación. El cantante siempre estaba recuperado a la mañana siguiente, pero Monty empezaba a tener problemas serios para interpretar aunque finalmente en la gran pantalla luce una impecable actuación. La noche anterior a marchar de Honolulu, debían rodar la secuencia de la muerte de Maggio, que puedes ver a continuación, pero Clift apareció tan borracho al set que se desmayó. Tras una hora, Frank logró que Monty empezase a volver en sí y pudieron rodar la escena, aunque el actor no logró decir correctamente la frase que marcaba el guion tras morir en sus brazos su amigo. Pero la película salió adelante y fue un gran éxito, tanto de taquilla como para la crítica. La Academia reconoció el mérito del film con 13 nominaciones de las cuales 8 se convirtieron en premio para una de esas películas que hay que ver antes de morir, incluyendo mejor película, mejor director y mejor actor secundario para Frank Sinatra. Su instinto había salvado su carrera y, tras aceptar trabajar por un sueldo 20 veces inferior al habitual, demostró su capacidad para interpretar registros dramáticos y relanzó su carrera.

Vídeo

Ver en Versión Original

El hombre del brazo de oro (1955)

Sinatra no sólo había recuperado su fama, además empezó a ser considerado para películas distintas de los musicales de su primera época. Y otra gran demostración de su talento en registros dramáticos llegaría con “El hombre del brazo de oro”. Los derechos de adaptación de la novela en la que se basa habían sido adquiridos varios años atrás, pero el proyecto estaba estancado por culpa de la censura, que prohibía la aparición en pantalla del consumo de drogas. Tras la muerte del propietaro originario de los derechos de adaptación del libro, Otto Preminger, decidió hacerse con los mismos. El director de “Laura” fue uno de los primeros que se atrevieron a romper con los tabúes impuestos en la producción de filmes en Hollywood y así, por aquel entonces, se había atrevido a estrenar “La luna es azul” (dirigida y producida por el) sin el correspondiente sello de aprobación por su contenido sexual. Así que esta vez decidió que podría hacerlo de nuevo. Después de todo el uso de drogas estaba más que justificado y mostraba las terribles consecuencias que podrían sufrirse a causa de su consumo. Esto no impidió que la película se estrenara en medio de una fuerte controversia. Frankie aceptó el papel protagonista sin haber terminado de leer el guion. Tal vez porque supo que Marlon Brando también aspiraba al mismo y tenía cierto resentimiento hacia el actor de “Un tranvía llamado deseo”. Y es que éste le había quitado el papel de “La ley del silencio” cuando Sinatra ya tenía un acuerdo verbal para interpretar a Terry Malloy, pero sin nada firmado. Además, justo antes del rodaje de la película de Preminger, Brando y Sinatra coincidieron en el musical “Ellos y ellas”, en la que el actor de “El padrino” se hizo con el papel protagonista al que también aspiraba Frankie. Lo cierto es que el protagonista de este artículo se preparó a conciencia para este papel, pasando tiempo en clínicas de desintoxicación y observando las reacciones de adictos con síndrome de abstinencia. Además, también aprendió a tocar la batería para no descuidar ningún detalle de cara a las 6 semanas de rodaje en las que se creó la película. La taquilla respondió bien y las críticas fueron muy positivas, especialmente para Sinatra que fue reconocido con una nominación al Oscar al mejor actor.

Vídeo

Ver en Versión Original

Como un torrente (1958)

A mediados de la década de los 50, el éxito volvía a sonreir a Sinatra y no importó que sus crisis con Ava Gardner fueran cada vez más frecuentes hasta que terminaron por divorciarse en 1957. Además de las películas mencionadas, Frank ganó un Globo de Oro al mejor actor de musical por “Pal Joey” y en otro musical, “La máscara del dolor”, el Oscar a la mejor canción fue para una de las que “La voz” interpretaba en la película. Empezó a entablar una gran amistad con Bogart, y a compartir juergas con él y otros amigos. En una de estas juergas, en la que todos terminaron con un aspecto deplorable, Lauren Bacall les soltó al verlos que parecían una maldita panda de ratas. Sería el germen de lo que luego se llamaría el “Rat Pack” el cual, tras la muerte de Bogie en 1957, tendría a Sinatra como su líder. Otro de los imprescindibles del grupo sería Dean Martin. Frank y Dean habían coincidido en alguna fiesta y los dos eran muy aficionados a la bebida y las mujeres, pero casi no se conocían hasta el rodaje de “Como un torrente”. Basada en otra novela del autor de “De aquí a la eternidad”, la MGM compró lo derechos de adaptación pensando en replicar el éxito y contrató al reputado Vincente Minnelli como director y a Frank Sinatra como protagonista. Todo esto llegó a los oídos de Martin, que además sabía que uno de los personajes parecía escrito para él, así que no dudó en acercarse a Frankie en medio de una fiesta en la que coincidieron y ofrecerse para el papel. A Sinatra le pareció bien la idea y pronto se hicieron inseparables. Muchos recuerdan las juergas de ambos mientras rodaban la película, repetida después en las siete películas que rodaron juntos, especialmente en “La cuadrilla de los once” (la primera versión de “Ocean’s eleven”) donde se reuniría todo el grupo del “Rat Pack”: Sammy Davis, Jr., Peter Lawford, Joey Bishop, Angie Dickinson, etc…. Otra que se incorporó al grupo tras la misma película de Minnelli fue Shirley MacLaine. La actriz de “El apartamento” realiza una gran interpretación que logró una merecida nominación al Oscar, tal vez ayudada por el cambio en el guion del final con respecto a la novela, sugerido por Sinatra, de que fuera ella la que recibiera la bala mortal. Aunque la película terminó siendo un éxito, el rodaje no fue sencillo para Minnelli. Frank había alcanzado tal status que pudo permitirse exigir las cosas a su manera. Así, se negaba a aparecer en el plató cuando los técnicos de sonido o de iluminación debían hacer pruebas previas al rodaje definitivo y rara vez permitía más de dos o tres tomas. Durante el rodaje de la secuencia final en la feria, que puedes ver a continuación, el perfeccionista Minnelli decidió mover la noria para mejorar el encuadre. Al actor le pareció demasiado y se marchó del plató con su amigo Dean hasta el aeropuerto donde se fueron de vuelta a Los Ángeles. El rodaje no se reanudó hasta una semana después, pero terminó siendo un éxito de taquilla y de crítica, recibiendo además de la de MacLaine otras 4 nominaciones al Oscar.

Vídeo

Ver en Versión Original

El mensajero del miedo (1962)

Tal vez el último gran papel de Sinatra llegaba en “El mensajero del miedo”. Dirigida por John Frankenheimer, cuenta la historia de un soldado que es capturado por los soviéticos durante la guerra de Corea junto a su grupo y sometido a un lavado de cerebro para ser programado como asesino. Frank Sinatra interpreta al Mayor al mando de dicho grupo, que en la misma operación también es engañado para hacer pasar al soldado como un héroe de guerra hasta que empieza a sospechar al tener pesadillas sobre lo que pasó realmente. La película resulta muy interesante por sus diversos tonos, puede pasar por thriller, película bélica, de ciencia ficción, melodrama político o comedia negra. En su momento fue un fracaso de taquilla, aunque supo anticipar la obsesión americana por las teorías de la conspiración. Lo cierto es que con el paso de los años la película ha ido ganando en valoración, desde el personaje del demagogo político John Iselin, claramente inspirado en Joseph McCarthy y convertido en marioneta de su intrigante esposa brillantemente interpretada por Angela Lansbury, nominada al Oscar por ello, hasta la actuación de Sinatra en lo que el mismo consideraba su mejor interpretación. Incluso se creó sus propios mitos, como el que establecía que Sinatra compró los derechos y la puso fuera de circulación como una muestra de respeto por el asesinato de John F. Kennedy, o por las sospechas que tenía el actor de que la United Artists estaba ocultando las ganancias que estaba obteniendo y que debía compartir por contrato con la estrella. Lo que si parece cierto es que el propio Kennedy, como un favor a su amigo Sinatra, llamó al presidente de la United Artists para convencerle de realizar la película, al estar éste preocupado por el controvertido tema que se trataba. Otra curiosidad es la primera vez, al menos en una película importante y con cierta significación en la trama, que aparecían Artes Marciales en una película de Hollywood, que tan populares se harían años después. Puedes ver a continuación la secuencia de la pelea, que según el sufrido protagonista que recibe los golpes de Sinatra, se hizo sin recurir a ningún doble.

Vídeo

Ver en Versión Original

Uno de los momentos más difíciles en la vida de Frank Sinatra ocurrió en 1963 cuando secuestraron a su hijo, que sería liberado a los 2 días tras pagar un gran rescate. Eso si, finalmente los secuestradores serían detenidos y condenados. Rodaría varias películas más, especialmente con algunos de los miembros del “Rat Pack”, y se volvería a casar un par de veces, primero con Mia Farrow en 1966, divorciándose en 1968, y luego con Barbara Marx (ex mujer de Zeppo Marx) en 1976. Falleció el 14 de Mayo de 1998 de un ataque al corazón.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario