Las cinco secuencias de… Harold Lloyd

Las cinco secuencias de… Harold Lloyd

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (18 votos, media: 3,22 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El 8 de marzo de 1971, un cáncer de próstata acababa con la vida de Harold Lloyd. Era uno de los grandes genios del cine mudo, junto a Charles Chaplin y Buster Keaton. Todo un mito de Hollywood que ha inspirado a multitud de artistas posteriores. Por ejemplo, el personaje de Clark Kent está inspirado en parte en Harold Lloyd. Y ahora que se cumplen 40 años desde su pérdida es un buen momento para rememorar su carrera cinematográfica a través de sus cinco secuencias más destacadas.

Harold Clayton Lloyd Sr. nació el 20 de abril de 1893 en Burchard, Nebraska. Tras desempeñar varios oficios recaló en el mundo de la interpretación cinematográfica de la mano de la Edison Film Company en San Diego, participando como extra en varias cintas. Buscando el éxito en el nuevo medio cinematográfico se marcha a Hollywood y en 1913 empieza a trabajar para los estudios Universal. Allí conocería a alguien muy importante en su carrera: Hal Roach, que trabajaba, al igual que Harold, de extra. Pero Hal tenía talento para los negocios y, cuando en 1914 recibió algo de dinero de una herencia familiar supo emplearla en crear una pequeña productora de cine, y contrató a su amigo para que protagonizara sus películas. Juntos crearon el personaje de Willie Work, que no tuvo demasiado éxito y, tras un breve paréntesis, crearon Lonesome Luke. Al igual que el anterior personaje, tenía varias similitudes con Charlot (el gran éxito del momento) y esta vez si triunfaron, con Harold de protagonista y Hal como director y productor. Además, en esta época contrataron a Bebe Daniels como actriz y juntos protagonizaron más de 50 cortos con mucho éxito. La actriz sería la pareja perfecta de Lloyd durante varios años, y no solo dentro sino también fuera de la pantalla. Pero el actor se empezaba a cansar de su personaje y quería innovar y crear un rol a su medida. Y un día vio pasar por el plató a un actor con gafas sin cristales para rodar una secuencia y le hizo mucha gracia. Y por supuesto, también le dio la idea para crear el ingenuo personaje de gafitas por el cual ha pasado a la historia. Aparece por primera vez en un corto de 1918 y resulta ser un éxito arrollador, que no tardará en convertir a Lloyd en el cómico más taquillero del cine. Al año siguiente, Bebe Daniels decide dar un giro a su carrera y rompe personal y profesionalmente con Harold así que este tiene que encontrar a una nueva actriz.

Los cortos junto a Mildred Davis (1919-1921)

La suerte le sonríe y pronto encuentra a la rubia angelical Mildred Davis, que tiene gran éxito tras la pantalla junto al actor, y cuya relación, que comenzó de manera estrictamente profesional, terminó convertida en un profundo amor. Ambos se casarían y vivirían juntos el resto de su vida, toda una excepción en un mundo tan inestable como el de Hollywood. El primer corto que rodaron juntos fue “Con apuros pero a tiempo” (From hand to mouth, 1919) donde Davis es una joven heredera a la que unos malvados intentan impedir que cobre su fortuna. Lloyd es un buen chico que se enamora de ella y la ayuda. Harold Lloyd era un estupendo acróbata y sus films incluyen muchas escenas impactantes que rodó en su mayoría el mismo sin necesidad de especialistas. El actor no tenía miedo del peligro, pero a punto estuvo de perder la vida en la preparación de su tercer corto junto a Davis, “Tribulaciones” (Haunted spooks, 1920). Por un error del departamento de efectos especiales le estalló encima una bomba que le amputó el índice y el pulgar de la mano derecha, le produjo severas quemaduras y a punto estuvo de dejarle ciego. Por suerte en unos meses logró recuperarse del todo y su única secuela fueron sus dedos perdidos. A partir de entonces tuvo que utilizar un guante protésico especial que disimulaba su condición. Y siguió rodando exitosos cortos junto a su pareja como por ejemplo “Harold, el nuevo doctor” (High and Dizzy, 1920) del cual está extraída la siguiente escena. La película cuenta las vivencias de Harold, un doctor de poco éxito que un día conoce a una atractiva sonámbula. Todo se complica por culpa de una borrachera que toma con un amigo y termina persiguiendo a la chica por las cornisas de los edificios, hasta que es consciente del peligro que corre su vida poniéndosele los pelos de punta en una de las imágenes más repetidas del actor. Es un claro antecedente de su más famosa obra, aunque no el único, pues un par de años antes ya escalara un edificio para pedir la mano de Bebe Daniels en “Ask father” y al año siguiente se le volvería a ver subido a unos andamios a muchos metros de altura en “La caza del zorro”.

Harold, el nuevo doctor (High and dizzy, 1920) from Las 5 secuencias on Vimeo.

El hombre mosca (1923)

Harold Lloyd empezaba a cansarse de rodar films que no fueran más que una sucesión de gags y empezó a pensar en rodar historias cómicas pero con un trasfondo dramático. Con esta idea rodó su primer largometraje, “El mimado de la abuelita” (Grandma’s boy, 1922) donde dejaba ya totalmente perfilado su personaje del muchacho tímido y aparentemente cobarde que termina demostrando más valor que nadie. La película fue un gran éxito así que no volvería a rodar ningún corto. Pero también empezaban las discusiones con el productor Hal Roach que no quería que Harold se apartara de su línea habitual. Tras su segundo y también exitoso largo, “El doctor Jack” (Dr. Jack, 1922) llegaría la película que elevaría a nuestro protagonista a la inmortalidad. “El hombre mosca” es una obra maestra de principio a fin. Con una gran solidez narrativa, un ritmo maravilloso y multitud de gags memorables, es una de las obras más famosas de la historia del cine. Toda la película se encamina a la espectacular secuencia final de la escalada del edificio (de la que puedes ver los primeros minutos a continuación), y dentro de ella se encuentra la escena de Harold Lloyd colgando peligrosamente de la aguja de un reloj, un momento mítico que se ha convertido en todo un icono de la cultura popular moderna. La idea se le ocurrió a Lloyd cuando vio a una muchedumbre que contemplaba a un hombre, Bill Strothers, escalando un edificio. Rápidamente se dispuso a contratar a este hombre para su siguiente película. Aunque no era actor apareció en el film como amigo de Harold. Y la creación de toda la secuencia, la primera en rodarse aunque fuera la final de la película, fue muy meritoria, teniendo en cuenta que en los años veinte no había los medios de hoy en día, ni tampoco emplearon maquetas ni espejos. El propio Harold escaló parte del edificio, pues era un gran atleta, y en las tomas más arriesgadas para los planos largos tomaba su lugar Strothers. Y cuando vemos a Harold de cerca y a muchos metros de altura realmente no está tan alto. El estudio construyó un decorado con el reloj encima del edificio real pero a menos altura y, buscando el adecuado ángulo de cámara, parece que está a gran altura sobre la calle y no a pocos metros sobre unos colchones de seguridad. Pero aún así, tiene gran mérito todo el esfuerzo que hizo Harold para rodar la escena, y más teniendo en cuenta que le faltaban dos dedos. Poco después de terminar el rodaje y poco antes del estreno de la película, Mildred y Harold se casaron. Lloyd no quiere que su mujer trabaje una vez casada, por lo que esta sería su última película juntos.

el hombre mosca (Safety Last!, 1922) from Las 5 secuencias on Vimeo.

El tenorio tímido (1924)

Lloyd había alcanzado la cima con “El hombre mosca” y pensaba que para poder planificar con mayor libertad sus siguientes películas debía trabajar solo. Así que se independizó de Hal Roach tras una última película “¡Venga alegría!” (Why Worry?, 1923) en la que también debutaba tras la pantalla la nueva compañera de Harold, Jobyna Ralston, con la que compartió cartel en 6 exitosos largometrajes. Después llegó “El tenorio tímido”, la historia de un joven tímido y totalmente inexperto con las mujeres que intenta esconder dicha ignorancia escribiendo un libro sobre el amor y la seducción. Era la primera película que rodaba de manera totalmente independiente por Lloyd, así que pudo dar rienda suelta a su ingenio creativo. La historia de amor tiene una mayor presencia y preparó todo el argumento para poder llegar a la larga y memorable secuencia de la carrera donde utiliza todos los medios a su alcance para llegar a tiempo de anular la boda de su amada con un hombre que ya está casado. Toda la secuencia está planificada de manera magistral por las calles de Los Ángeles, con coches, carros, caballos, tranvías y continuos saltos y piruetas típicos del actor. A continuación podemos ver la parte del tranvía, que el actor rodó sin ser doblado, tampoco en el salto que hizo con el vehículo en marcha.

el tenorio tímido (Girl Shy, 1924) from Las 5 secuencias on Vimeo.

El estudiante novato (1925)

Tras las quejas de una parte del público por un exceso de trama y menos gags cómicos en “El tenorio tímido”, Lloyd volvió a incluir multitud de gags en su siguiente película, “Casado y con suegra” (Hot water, 1924). Sin embargo, muchos no funcionaron en los pases previos y terminaron cortados del montaje final. El equilibrio lo logró con su siguiente película, “El estudiante novato”. En los años veinte las comedias juveniles universitarias estaban de moda. Normalmente el protagonista era un exitoso deportista universitario que ganaba grandes partidos y el amor de la chica, pero Harold pensó en hacer una película que parodiara estas historias. En este caso, el protagonista era un pobre infeliz que ansiaba la popularidad pero se veía ridiculizado, aunque al final lograse un inesperado éxito. En la secuencia que podemos ver a continuación, Harold da una fiesta y encarga un smoking para vestir elegante. Por desgracia el sastre, con problemas por el alcohol, no logra rematarlo a tiempo y se lo entrega solo hilvanado, así que se va descosiendo poco a poco. Harold no quería parecer anticuado y quedarse al final de la secuencia sin pantalones, pero tras un par de pases previos se dio cuenta de que no funcionaba, pues muchos espectadores estaban esperando que ocurriese precisamente eso y quedaban decepcionados. Lloyd volvió a rodar la secuencia perdiendo los pantalones y al público le encantó. Esta película fue la más taquillera de la carrera de Harold.

el estudiante novato (The freshman, 1926) from Las 5 secuencias on Vimeo.

El hermanito (1927)

La siguiente película fue “¡Ay, mi madre!” (For Heaven’s Sake, 1926). La obra dejó poco satisfecho a Harold, que repitió muchas tomas, cambió muchos gags y terminó estrenándola por obligación del contrato de su nueva distribuidora Paramount. Para quitarse el mal trago, se puso a trabajar en un proyecto del que llevaba mucho tiempo pensando, y que terminaría por ser su película favorita: “El hermanito”. La historia parece una versión de la Cenicienta en el Oeste, pues el protagonista es débil y con gafas, hijo del sheriff que no confía en el y es el pequeño que sufre frente a sus dos fuertes y arrogantes hermanos mayores. La secuencia cumbre de la película (que se puede ver en gran parte a continuación), se desarrolla en la cubierta de un barco (rodada en un barco de verdad) con una violenta pelea muy bien planificada y con muchos gags, junto a la presencia del mono Chicago que aportaba mucho en el plano cómico.

El hermanito (The kid brother, 1927) from Las 5 secuencias on Vimeo.

Tras “El hermanito”, Lloyd rodaría una última película muda, “Relámpago” (Speedy, 1928) en la que se muestra el alegre y desenfadado New York de los años veinte. Pero todo esto iba a cambiar rápidamente, al llegar el crack de 1929, haciendo cambiar para siempre el mundo donde tan bien se había desenvuelto el personaje de Harold Lloyd. Además se producía otro cambio con la llegada del cine sonoro y, aunque Harold no tenía los problemas de dicción de otros actores temía el fracaso que otros muchos actores estaban sufriendo. De todas formas, su primera película sonora, que rodó como muda y luego tuvo que repetirla casi toda, titulada “¡Qué fenómeno!” (Welcome danger, 1929) fue un éxito. Sin embargo, su siguiente película, “¡Ay, que me caigo!” (Feet first, 1930), donde intentaba repetir el éxito de “El hombre mosca” pero con sonido, fue un fracaso. El realismo del sonido ambiente restaba humor a la secuencia y lo que debía ser una situación divertida se volvía demasiado angustiosa. Lloyd abandonó para siempre las secuencias de riesgo. Aún rodó una comedia bastante interesante, “Cinemanía” (Movie crazy, 1932) pero el público tampoco acompañó. Mientras tanto, la estructura del cine cómico estaba cambiando definitivamente con películas como “Sucedió una noche”, y Harold nunca terminaría de adaptarse. Rodaría aún algunas películas más: “La garra del gato” (The cat’s paw, 1934), “La vía láctea” (The milky way, 1936), “¡Cuidado profesor!” (Professor beware, 1938) y “El pecado de Harold Diddlebock” (The sin of Harold Diddlebock, 1947). Esta última, tras casi 10 años de retiro, fue un homenaje que, junto al director Preston Sturges, Harold se brindaba a si mismo, incluyendo en el metraje algunas escenas del partido de rugby de “El estudiante novato”. Después se retiró definitivamente del cine. Recibió varios homenajes, como el Oscar honorífico en 1953 o dejar la marca de sus gafas junto a otras míticas huellas en el Teatro Chino de Hollywood.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

jorge urbina - 08.05.2015 a las 17:27

muy buenas peliculas las de este personaje uno de mis favoritos tanto el como chaplin. espero sigan poniendo de estos personajes y realmente tienen un 10 por las biografias tambien.

Luis Ortiz - 23.05.2015 a las 00:05

la Escencia Del CINE ESPECTACULAR.

maria mercedes - 10.01.2016 a las 02:19

Es uno de mis favoritos actores del cine mudo, también he visto algunas con sonido muy buenas, además de ser tan guapo.

Karen - 08.09.2016 a las 08:31

Soy fanática de éste actor, hermosa recopilación, es un personaje adorable, mi película favorita es For Heaven´s Sake.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario